×
  • Buscar
Publicidad

Progesterona en el embarazo: ¿para qué sirve?

Progesterona en el embarazo: ¿para qué sirve?

La progesterona es una de las hormonas más importantes para la concepción y la gestación, de hecho, si los niveles de progesterona en una mujer están muy bajos, lograr un embarazo es casi imposible.

Publicidad

Indice

 

Progesterona y fertilidad

La progesterona es una hormona femenina que se crea durante el ciclo menstrual, en la fase lútea, la etapa en la que el óvulo es expulsado. Esta hormona es liberada para preparar el endometrio por si hubiera fecundación.

Cuando los niveles de esta hormona están muy bajos, el endometrio no es capaz de ayudar al óvulo fecundado a implantarse en él, con lo que el embarazo no llega a producirse. Es una de las principales causas de infertilidad femenina.

No obstante, el tratamiento para este problema es bastante sencillo y exitoso. Consiste básicamente en proporcionar a la mujer progesterona (mediante fármacos o inyecciones) para que alcance los niveles normales y así el endometrio pueda ayudar al óvulo a implantarse.

No te puedes perder ...

Psoriasis en el embarazo

Psoriasis en el embarazo

Si padeces psoriasis debes saber que si piensas quedarte embarazada no va a afectar ni influir en tu estado de fertilidad, pero tu condición sí que puede aumentar las posibilidades de riesgo en el embarazo y el parto, especialmente si no la has tratado adecuadamente. 

Y tambien:

 

Progesterona y embarazo

Una vez se produce el embarazo, la progesterona también es importante porque contribuye a evitar un aborto espontáneo. Durante las primeras semanas de gestación, la placenta debe producir suficiente progesterona como para mantener el embrión adherido y así permitirle crecer y desarrollarse.

Por eso, a mujeres con antecedentes de aborto, síntomas de interrupción (sangrado, dolores fuertes…) o niveles bajos de progesterona se les administra esta hormona durante el embarazo, normalmente hasta que pasa el peligro (alrededor de la semana 20).

También se receta para prevenir partos prematuros y es recomendable cuando la mujer posee un cuello uterino más corto.

Por último, la progesterona tiene un papel importante durante el periodo de lactancia, ya que ayuda a preparar las glándulas mamarias aumentando el tamaño de los senos para la segregación de leche. También incrementa la excreción de sodio y cloro, ejerce un efecto relajante en el útero, aumenta las secreciones del cuello uterino y mantiene la vascularización de la mucosa uterina.
 

¿Cuándo se administra la progesterona de forma artificial?

En ginecología y medicina, existen diversas situaciones en las que es necesario administrar progesterona de forma artificial para aumentar los niveles de esta hormona en el organismo de la mujer:

- Fecundación in vitro: los medicamentos que se administran durante el tratamiento de FIV pueden reducir la capacidad del organismo de producir progesterona, por lo que es necesario administrarla para evitar un aborto espontáneo y asegurar la implantación.

- Riesgo de aborto: un bajo nivel de progesterona puede causar un aborto espontáneo. Por eso, si existe riesgo de pérdida del embarazo se administra progesterona. También se receta para prevenir partos prematuros o si la mujer posee un cuello uterino más corto.

- Cambios en la menstruación: si el sangrado del ciclo menstrual es abundante, se puede aumentar la dosis de progesterona para normalizar el sangrado.
 

¿Cómo se administra la progesterona?

Existen varios medios para introducir progesterona de forma artificial:

Inyecciones diarias que se aplican en los glúteos. 

Gel vaginal.

Supositorios vaginales.

Tabletas orales.

¿Tiene efectos secundarios?

La progesterona administrada es totalmente inofensiva ya que es una hormona que libera el propio organismo durante la gestación, por lo que no causa daños al bebé ni afecta a su desarrollo. No obstante, como cualquier medicamento, puede provocar ciertos efectos secundarios que son menores si se administra por vía vaginal (lo más usual en el embarazo). Algunos de estos efectos son:

- Dolor de cabeza

- Mayor sensibilidad en los senos

- Aumento de la secreción vaginal

- Rinorrea

- Malestar estomacal (solo por vía oral)

- Irritabilidad

- Problemas al orinar

- Somnolencia

- Retención de líquidos

- Náuseas o mareos

Si presentas estos síntomas consulta a tu médico por si es necesario reducir o cambiar la medicación. Sin embargo, lo normal es que no cause grandes problemas y sus beneficios son mayores que sus posibles efectos.

 

 


Fuente:

Huggins-Cooper, Lynn (2005), Maravillosamente embarazada, Madrid, Ed, Nowtilus.

Fecha de actualización: 04-08-2020

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.