×
  • Buscar
Publicidad

Estoy embarazada y duermo mucho

Estoy embarazada y duermo mucho

El embarazo es una etapa llena de emociones y muchos cambios, por lo que puedes pensar que va a ser difícil dormir, pero realmente es normal tener mucho sueño durante el primer trimestre de esta etapa.

Publicidad

Índice

Cuando se viven muchas emociones durante el día es difícil poderse acostar, cerrar los ojos y quedarse dormida en un par de minutos, puesto que esta emoción va a llevar muchos pensamientos a tu cabeza.

Al enterarte de que estás embarazada es normal sentir muchas emociones que te van a mantener pensando en toda tu nueva vida como mamá, además de tener en mente todo lo que debes preparar para esta etapa.

Debes ser consciente de que van a ocurrir muchos cambios desde que comienza el embarazo, incluso algunos que no esperabas ya que pueden no ser tan conocidos dentro de los síntomas del embarazo.

¿Es normal tener mucho sueño en el embarazo?

A lo largo de toda esta etapa vas a notar que tienes cambios de humor, gusto por comida que antes no tenías, náuseas, tus pechos aumentan de tamaño, tu barriga crece y hasta la piel se oscurece.

Dentro de todos los síntomas y pensamientos que están presentes durante esta etapa es normal pensar que va a ser difícil irse a dormir, pero realmente no lo es durante cierta etapa del embarazo.

Durante el primer trimestre del embarazo ocurren cambios menores en comparación con el último, pero son cambios que vas a poder notar de manera personal, como tener mucho sueño a cualquier hora aunque hayas descansado adecuadamente durante tus horas de dormir.

Muchas mujeres embarazadas suelen experimentar este síntoma durante el primer trimestre debido a que su cuerpo comienza a trabajar de una forma que usualmente no lo hacía a causa del incremento de los niveles hormonales o del flujo sanguíneo.

Al no experimentar cambios físicos como los últimos meses del embarazo puedes pensar que debería ser al contrario, que sea normal tener mucho sueño cerca del final de esta etapa, en lugar de al principio.

Lo que debes tener en mente es que no es malo dormir de más durante el primer trimestre si experimentas este síntoma, al final del día el cuerpo pide lo que necesita, así que simplemente debes buscar una forma de descansar un rato extra.

Si estás embarazada y además trabajas es bueno que busques momentos para descansar, puesto que tu cuerpo no está acostumbrado a gastar esta cantidad de energía y ahora es cuando más la necesitas.

Algunos consejos para controlar tu sueño son los siguientes:

- Toma una siesta de 20 minutos al día, ya sea en tu hora de comida del trabajo o después del mismo.

- Evita alargar la siesta o no vas a poder dormir en tus horas normales de sueño.

- Come balanceadamente para mantenerte con la energía necesaria.

- Haz ejercicio moderado para no cansarte.

¿Por qué en el embarazo estoy más cansada de lo normal?

Tanto la emoción y las ganas de tener al bebé como los temores por la inminente maternidad pueden hacer que te estreses y te sientas más fatigada de lo normal. Todo esto afecta a la calidad del sueño y por esto es muy normal dormir mucho durante el embarazo.

Cuando te quedas embarazada uno de los primeros síntomas que se pueden notar es el cansancio. Por eso es normal que las embarazadas puedan dormir más. Esta necesidad de dormir más o menos puede variar según la etapa del embarazo:

- En el primer trimestre: en la primera etapa del embarazo puedes sentir la necesidad de dormir más de lo normal debido a los niveles de progesterona. La progesterona favorece el crecimiento de la placenta y la mayor demanda de nutrientes que el bebé necesita para su desarrollo. Poco después de pasar el primer trimestre deberías recuperar algo de energía.

- En el segundo trimestre: normalmente el sueño mejora en la gran mayoría de los embarazos. Las mujeres pueden mantener un sueño adecuado al dormir en la posición del lado izquierdo y practicar ejercicio moderado (lo que ayuda a conciliar el sueño). Este ejercicio moderado no se debe practicar cerca de la hora de acostarse, ya que puede causar el efecto contrario.

En el tercer trimestre: a medida que el embarazo progresa las futuras madres comienzan a sentirse cansadas de nuevo. Esto puede deberse al agotamiento físico que produce el crecimiento del bebé y al estrés que ejerce el hecho de ser madre sobre el cuerpo.

¿Qué puede afectar mi sueño en el embarazo?

Cuando llega el bebé se aprecian más que nunca las horas de sueño porque el cuidado del bebé realmente implica un trabajo de 24 horas, en el que realmente va a ser muy difícil que puedas cerrar un ojo.

Muchos papás se turnan durante la noche para atender las necesidades del bebé, para que así uno descanse mientras el otro está despierto, lo que puede ayudar de cierta forma a que los dos descanses lo suficiente para el siguiente día.

Durante el embarazo es distinto, ya que el bebé todavía ha nacido pero igualmente es posible que a veces te cueste trabajo dormir. Algunas de las razones pueden ser las siguientes:

- Encontrar una postura cómoda para dormir, ya que el cambio en tu cuerpo puede ser algo incómodo

- Las ganas de ir al baño a la mitad de la noche

- Malestar estomacal

- Dolor de espalda o cintura

Si tienes problemas para dormir debes intentar buscar soluciones, como usar almohadas para encontrar una postura más cómoda, y así descansar lo mejor posible estos meses.

¿Cómo puedo mejorar la calidad de mi descanso?

Sigue estas recomendaciones para dormir mejor durante el embarazo:

- Establece horarios y oblígate a cumplirlos

No te puedes perder ...

Y tambien:

- Haz ejercicio, esto potenciará tanto tu salud física como tu salud mental

- No bebés café, té o bebidas que contengan cafeína después de las 14 horas

- Realiza ejercicios de relajación

- Date una ducha de agua caliente, esto ayuda a relajarte

- Cuando te metas en la cama, encuentra una postura cómoda (se recomienda sobre el costado izquierdo)

- Cena por lo menos 2 o 3 horas antes de irte a dormir


Fuente:

Huggins-Cooper, Lynn (2005), Maravillosamente embarazada, Madrid, Ed, Nowtilus.

Fecha de actualización: 20-03-2020

Redacción: Genaro Aguilar

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.