×
  • Buscar
Publicidad

¿Es normal tener mareos en el embarazo?

¿Es normal tener mareos en el embarazo?

Es posible que durante tu embarazo comiences a experimentar mareos o sentirte confundida, incluso como si fueras a desmayarte. Es un síntoma común en el embarazo, además de ser algo molesto.

Publicidad

Índice

Como todos sabemos, el cuerpo de una mujer experimenta muchos cambios en una brecha de tiempo algo corta, pues solamente 9 meses para terminar pesando varios kilos extra, tener una forma distinta de su cuerpo y sentir muchos síntomas es realmente poco tiempo.

¿Qué es un mareo?

Fuera de los dolores, las náuseas y los cambios de humor existen más síntomas que presenta una mujer durante la gestación. Uno de ellos son los mareos y también, como los demás ya mencionados, suelen ser comunes.

El mareo es un término utilizado para describir dos distintas sensaciones, sensación de desmayo y vértigo. El mareo puede sentirse como si fueras a caer desmayado en cualquier momento, mientras que la sensación de vértigo es sentir como si estuvieras dando vueltas o que el piso se te mueve.

Mareo en el embarazo

En efecto, los mareos durante la gestación son un síntoma más común de lo que crees. Estos suceden porque dentro de los muchos cambios corporales que presentas, también tus pulsaciones varían porque el corazón bombeará más sangre por minuto, por lo que la cantidad de sangre en tu cuerpo aumenta en un 30 a 50 por ciento.

Durante la gestación los vasos sanguíneos se ven dilatados, mientras que la presión arterial disminuye gradualmente. El punto más bajo de la presión sanguínea es justo a la mitad del embarazo. Después regresará a la normalidad cuando el embarazo termine.

También debes entender que tu útero está en constante crecimiento y cuando este crece ejerce presión sobre tus venas, disminuye la circulación de tu sangre por la parte inferior de tu cuerpo.

Afortunadamente, el cuerpo de una mujer embarazada se puede adaptar a los cambios que presenten los vasos sanguíneos y la circulación de la sangre, pero en ocasiones estas adaptaciones ocurren tan rápido que puedes llegar a experimentar mareos.

Hay otros motivos de que te puedas sentir mareada en el embarazo:

- Anemia

- No comer nutritivamente

- Estar deshidratada

- Hacer demasiada actividad física

- No descansar o dormir lo suficiente

¿Qué hacer ante los mareos del embarazo?

En cuanto comiences a sentir esa sensación de confusión, vértigo o que te vas a desmayar, lo primero que debes hacer es recostarte en una superficie acolchonada como un sillón. Intenta recostarte de lado, para que así la sangre de tu cuerpo fluya en aumento y llegue al cerebro. Así podrás evitar un desmayo, además de reducir esa sensación de desmayo.

Cuando te encuentres en algún lugar donde no haya dónde recostarse, deberás buscar un lugar donde sentarte. Inmediatamente debes colocar la cabeza entre tus rodillas, aunque si tu tripa ya se encuentra crecida te costará trabajo y no podrás hacer esto.

Además, si te sientes débil y con sensación de que puedes llegar a desmayarte, evita levantarte rápidamente cuando estás sentada o acostada. Esta es una razón común de los mareos, de la debilidad y de los desmayos. Si te sientes así puedes probar a:

- Respirar profundamente hasta que se calme un poco la situación

No te puedes perder ...

¿Es normal tener ansiedad en el embarazo?

¿Es normal tener ansiedad en el embarazo?

La ansiedad puede lograr que sientas que te encuentras en peligro o que pienses que algo va a salir mal. Recuerda que en el embarazo tendrás muchos cambios físicos y fisiológicos, por lo que el nivel de tus hormonas, unido a los cambios en tu cuerpo, los síntomas del embarazo y planear todo para la llegada de tu pequeño pueden estar ocasionando este problema.

Y tambien:

- Pedir que abran la ventana que se encuentre más próxima a ti para que te llegue la circulación del aire.

¿Cómo puedo evitar marearme?

Hay algunas técnicas que te ayudarán a evitar los mareos y te harán sentir mejor durante esta etapa:

1.- Evitar estar de pie por mucho tiempo. Cuando estamos mucho de pie la sangre se acumula en los pies y las piernas, por ello debemos estar en constante movimiento para favorecer la circulación en las venas.

2.- Evitar cambios bruscos. Cuando nos movemos o nos levantamos rápido nuestro sistema cardiovascular tarda en adaptarse y por ello nos mareamos, esto suele ser más probable en embarazadas, por lo que se recomienda hacerlo lento y progresivamente.

3.- No hacer ejercicio en exceso. El ejercicio ayuda en el embarazo y es muy saludable, sin embargo, debe hacerse con moderación porque tu cuerpo no asimila rápido los cambios. Además el aumento de tu frecuencia cardiaca podría generar mareos y desmayos. El exceso de ejercicio o la ansiedad pueden provocar un aumento de la frecuencia cardíaca e hiperventilación que facilitan los desmayos. Aunque el ejercicio es beneficioso ya que ayuda a la circulación, debe realizarse de forma moderada, empezarlo despacio y de forma progresiva. Además se debe interrumpir siempre que se comience a notar un mareo.

4.- Acostarse de lado. Te recomendamos acostarse de lado, puesto que si lo haces boca arriba el peso puede comprimir la vena cava inferior, impidiendo la circulación de sangre y causando mareos.

5.- Evita los sitios donde haga mucho calor. Permanecer en una habitación donde haga demasiado calor o darte un baño o ducha con el agua caliente de forma prolongada, hace que los vasos sanguíneos se dilaten, baje la tensión arterial y aparezcan los mareos.

6.- Comer y beber con frecuencia. Si no ingieres la cantidad de comida adecuada, puedes hacer que el nivel de azúcar en sangre baje (hipoglucemia) y que esto provoque mareos y desmayos. Además, si no se ingiere la cantidad adecuada de líquidos, puede llegar a aparecer deshidratación (sobre todo si la temperatura ambiental es alta o se está realizando ejercicio), que también favorece los mareos. Por este motivo, se recomienda comer y beber en pocas cantidades, pero con mayor frecuencia que antes. También puede ayudarte llevar alguna pieza de fruta, zumos o agua para poder tomarlo en el caso de notar que comienza un mareo.

7.- Ten una alimentación rica en hierro. La anemia es una dolencia habitual en muchas mujeres embarazadas. Es normal que una embarazada con anemia sufra de mareos o desmayos. Para prevenir la aparición de anemia, se recomienda una alimentación rica en hierro, y si el médico lo considera necesario, deberás incorporar un suplemento de hierro a tu dieta.

8.- Usa ropa suelta y cómoda. La ropa más apretada puede producir la restricción de la circulación y acabar provocándote mareos. Lo mejor que puedes hacer es optar por ropa más suelta, con la que te sientas cómoda.


Te puede interesar:

TodoPapás ha desarrollado una calculadora para combinar nombres en función de cinco criterios para facilitar al máximo la dificil tarea de encontrar el nombre perfecto para cada bebé.

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

Publicidad