Todo sobre el proceso de embarazo

Todo sobre el proceso de embarazo
comparte

El embarazo comienza en el momento en el que un óvulo es fecundado por un espermatozoide y se desplaza hasta el útero, donde se implanta en sus paredes, comenzando a multiplicarse y desarrollarse a un ritmo vertiginoso para pasar de una pequeña célula apenas visible, a un bebé de unos 3,5 kilos en 9 meses. 

Una vez que el óvulo es fecundado, comienza a dividirse a medida que baja por las trompas de Falopio. En las primeras 24 horas se divide en dos y así continúa hasta que, cuatro días después, es una masa formada por más de 100 células denominada cigoto.


Una vez llega al útero se llama blastocisto, y tiene estructura de blástula bilaminar o con dos tipos celulares: el trofoblasto y la masa interna. La masa celular interna sufre una invaginación (replegamiento interno) mediante la gastrulación, la parte más importante del desarrollo embrionario en la que se forman las tres capas embrionarias: ectodermo, mesodermo y endodermo, a partir de las cuales se producirán todos los tejidos del futuro bebé. La gastrulación se produce en la tercera semana de vida del embrión y gracias a ella se producen tres capas: ectodermo, la capa más externa que formará el saco amniótico y tejidos como la piel, la boca, la córnea, las glándulas mamarias y el sistema nervioso; mesodermo, la capa intermedia que da lugar al aparato circulatorio, el aparato excretor, los músculos, el esqueleto y el sistema reproductor; y el endodermo, la capa más interna a partir de la cual crean la mayoría de los órganos internos del cuerpo, el aparato digestivo, las glándulas y el sistema respiratorio.

¿Cuándo es mejor hacerse el test de embarazo casero?

¿Cuándo es mejor hacerse el test de embarazo casero?

Existen test de embarazo caseros que detectan una gestación hasta 6 días antes de la primera falta. Sin embargo, como estas pruebas se basan en la detección de hormona gonadotropina coriónica humana (GCH) en la orina, es necesaria una concentración suficiente de ésta para que la reacción sea posible. Si no, el test podría dar un resultado falsamente negativo.


En este momento comienza a formarse también la placenta y a producirse la hormona del embarazo hCG (gonadotropina coriónica) cuya función es detener la ovulación y favorecer la implantación del bastocisto en el útero.


En la cuarta semana pasa a ser un embrión y el embarazo ya puede detectarse en sangre y orina, por lo que empiezan también los primeros síntomas de embarazo: náuseas, cansancio, mareos, etc.


Dentro de la mujer, el embrión crece a un ritmo frenético y comienzan a formarse los riñones, el hígado y el sistema nervioso. También la espina dorsal, la cabeza, el tronco y el corazón.


En la 6ª semana el embrión mide unos 6 milímetros y ya cuenta con ojos, nariz, orejas, una apertura que se convertirá en la boca…


Su cerebro aumenta de tamaño y su corazón ya late, por lo que puede oírse en una ecografía. Comienza a nacerle las extremidades y a circular su sangre.


En la séptima semana se forma el interior de la boca y los oídos siguen en desarrollo. También se desarrolla el cordón umbilical para alimentar al bebé, proporcionarle oxígeno y eliminar sus desechos. Sus órganos siguen formándose y empiezan a funcionar.


Al final de la octava semana mide unos 2,5 cm y todos sus órganos principales están formados.


En las siguientes cuatro semanas cada órgano continúa madurando y adopta la forma de un humano. En la ecografía de la semana 12 ya es posible ver a un diminuto bebé de unos 6 cm completamente formado.


En el segundo trimestre de embarazo el feto se vuelve más proporcionado y aparecen nuevos detalles como el pelo de la cabeza y las cejas. Además, se desarrolla su aparato reproductor, el hígado comienza a secretar bilis y, hacia la semana 16, es posible saber si es niño o niña.


En torno a la semana 18 podrás empezar a notar sus movimientos, aunque el feto s emueve desde la octava semana de embarazo.


Hacia la mitad del embarazo, la semana 20, el feto comienza escuchar sonidos del exterior, por lo que es buen momento para empezar a hablarle y cantarle o ponerle música para estimular su desarrollo y fortalecer vuestro vínculo. En este momento mide aproximadamente 20 cm largo y pesa cerca de 255 gramos.


En la semana 20 también te realizarán la ecografía morfológica, una prueba fundamental para saber si el desarrollo del feto es normal o existe alguna anomalía.


Desde la semana 21 empieza a engordar y sus órganos maduran preparándose para el nacimiento. Desde la semana 24 es viable, aunque es importante que permanezca en el útero hasta la semana 37 al menos.


Sus sistemas digestivo, circulatorio y respiratorio están madurando y preparándose para la vida fuera del útero. Su cerebro crece rápidamente y aparecen las papilas gustativas. Sus pulmones desarrollan los alvéolos y sus células producen una sustancia que ayuda a los sacos de aire a inflarse fácilmente.


Hacia la semana 28 se coloca hacia abajo, preparándose para adoptar la postura cefálica necesaria para nacer vaginalmente, aunque algunos bebés lo hacen más tarde. En este momento mide 36 cm y pesa un kilo.


En la semana 28 empieza el tercer y último trimestre de embarazo, en el que el bebé engorda hasta llegar a los 3,2 kilos en la semana 40.


Hacia el final del embarazo sus movimientos se notan menos porque tiene menos espacio. Tú te notarás cada vez más cansada y pesada y las contracciones de Braxton Hicks se harán más frecuentes para preparar al útero para el parto.


En la semana 37 el bebé está listo para nacer, aunque puede no hacerlo hasta la semana 42. No obstante, debes preparar la bolsa para el hospital y estar atenta ya que, en cualquier momento, el proceso de embarazo terminará con el parto. 


0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×