A partir de cuándo escucha el feto

A partir de cuándo escucha el feto
comparte

El oído es un sentido complejo y muy significativo porque nos permite escuchar y regular nuestro equilibrio corporal. Igualmente, es uno de los sentidos que más se desarrolla dentro del útero, lo que le permite al feto percibir y reconocer sonidos y voces.

La formación de sus oídos comienza a partir del tercer mes y se desarrolla en su totalidad en la semana 24. Pero es en la semana 18 cuando el feto empieza a escuchar el latido de la madre, lo que le influenciará positivamente en su nacimiento porque le transmitirá paz y tranquilidad.


Hay que tener en cuenta que los ruidos le llegan de forma atenuada debido al líquido amniótico que le rodea dentro del vientre de su mamá.


¿Qué es lo que oye el feto dentro de la barriga?


Como se ha mencionado, sus primeros ruidos son a partir de la semana 18. Principalmente escuchan el latido de sus mamás, los ruidos de las tripas, la palpitación de las arterias y poco a poco la voz de la madre y lo que ocurre en el exterior.


Aunque los sonidos le llegan de forma atenuada y escucha 20 decibelios menos que los de una persona normal, sabe reaccionar ante ellos. Por ejemplo, al percibir ruidos fuertes del exterior cambia su frecuencia cardiaca o se mueve mostrando que el ruido le desagrada.


¿Se les debe poner música?

No te puedes perder ...


La música ayuda a que el bebé reaccione ante los estímulos de forma eficaz. Lo más aconsejable es que la escuche por la tarde-noche porque es cuando el cerebro del bebé está más activo y receptivo.


En cuanto al tipo de música, la más adecuada es la que le guste a la mamá, ya sea clásica, pop o rock. Lo importante es que consiga la relajación de ambos para que el suministro sanguíneo fluya correctamente a la placenta.


Igualmente, si al bebé después del parto le pones la misma canción que cuando estabas embarazada, la recordará y le servirá para tranquilizarse.


Importancia de hablar con el bebé


Hablar con tu bebé durante el embarazo es primordial por las siguientes razones:


- Favorece su desarrollo neuronal y emocional


- Estrecha los lazos afectivos entre madre e hijo


- Elimina el estrés y la ansiedad del feto

 

Por último, como recomendación, te puedes comunicar con tu bebé contándole cómo te ha ido el día y a la vez darte unas palmaditas en el vientre para que sepa que se lo estás diciendo a él.


0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×
*/?>