×
  • Buscar
Publicidad

¿En qué semana ocurre la gastrulación?

¿En qué semana ocurre la gastrulación?

La gastrulación es un proceso vital que se produce en el desarrollo embrionario, en la tercera semana de embarazo, cuando aún ni sabes que estás embarazada. Durante este proceso se forman las tres capas embrionarias que darán lugar a todos los órganos y sistemas del bebé: ectodermo, mesodermo y endodermo.

Publicidad

Indice

 

¿Qué es la gastrulación?

A los 5 días de la concepción, el embrión se denomina blastocisto y tiene estructura de blástula bilaminar o con dos tipos celulares: el trofoblasto y la masa interna. Pero la masa celular interna sufre una invaginación (replegamiento interno) mediante la gastrulación, la parte más importante del desarrollo embrionario en la que se forman las tres capas embrionarias: ectodermo, mesodermo y endodermo, a partir de las cuales se producirán todos los tejidos del futuro bebé. Este proceso está basado en un proceso de división, migración y diferenciación celular.

La gastrulación se produce en la tercera semana de vida del embrión y gracias a ella se producen las tres capas u hojas embrionarias:

No te puedes perder ...

Y tambien:

1- Ectodermo: es la capa más externa y la primera que se forma, rodeando al embrión, por lo que formará parte de las paredes que constituyen el espacio que rodea al embrión: el saco amniótico. A partir de ella se crearán también tejidos como: piel, boca, córnea, glándulas mamarias y sistema nervioso.

2- Mesodermo: es la capa intermedia, aunque se forma en último lugar. El mesodermo da lugar al aparato circulatorio, el aparato excretor, los músculos, el esqueleto y el sistema reproductor.

3- Endodermo: es la capa más interna del embrión, que se forma en segundo lugar. A partir de él se crean la mayoría de los órganos internos del cuerpo, el aparato digestivo, las glándulas y el sistema respiratorio.


¿Qué siente la madre?

Todos estos cambios se producen sin que la mujer sepa ni siquiera que está embarazada ya que esto no suele saberse hasta la cuarta o quinta semana de embarazo. La gastrulación no suele provocar síntomas, aunque sí hay mujeres que afirman empezar a sentir en esta semana sensaciones raras, que más adelante relacionarán con el inicio del embarazo, como náuseas, aversión a ciertos olores, mareos, etc.

Además, en esta semana se produce la implantación del embrión en el útero, lo que puede dar lugar a alguna molestia en la zona y sangrado unos 6-7 días después de producirse esta. Este sangrado es leve y suele ser de color rosado o marrón, nunca igual que el de una regla.

No obstante, como decíamos, muchas mujeres no sienten nada y no se imaginan que dentro de ellas ese diminuto embrión está llevando a cabo una actividad tan importante a un ritmo frenético.


¿Qué ocurre si algo falla durante la gastrulación?

Si existe una alteración grave durante la gastrulación, lo más habitual es que se detenga la evolución del embrión y se produzca un aborto espontáneo que puede provocar síntomas como hemorragia vaginal y dolor abdominal, aunque muchas veces no son muy fuertes y coinciden en el tiempo con la fecha de la regla, por lo que es posible que la mujer no llegue a saber que había estado embarazada. Normalmente solo se entera en casos de tratamientos de fertilidad, en los que la mujer ya sabía que le habían implantado un embrión.

En este tipo de casos los médicos decidirán cuándo volver a intentar la implantación. En mujeres que no están usando ningún método de fertilidad y que ni siquiera llegan a enterarse del embarazo, podrán seguir intentando concebir de manera normal, por lo que es posible incluso que se queden de nuevo embarazadas con la siguiente ovulación.

Que el proceso de gastrulación se interrumpa no implica que tenga que volver a pasar. Es un proceso muy complicado que, a veces, puede fallar.


Fecha de actualización: 11-11-2020

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.