¿En qué semana se gira el bebé?

¿En qué semana se gira el bebé?
comparte

En la mayoría de los embarazos, el bebé se gira y se coloca boca abajo para nacer en torno a la semana 32, aunque puede ocurrir un poco después en mamás secundíparas. Si pasa el tiempo y no se coloca correctamente se puede recurrir a una versión cefálica externa y, si no funciona, practicar una cesárea si el parto vaginal es imposible.

Durante las primeras semanas de embarazo el bebé, que apenas mide unos cuantos centímetros, se mueve a sus anchas por todo el útero. A partir de la semana 20, sus dimensiones y su peso van aumentando considerablemente, aunque todavía puede moverse sin problemas. Pero hacia la semana 32 se encuentra más encajado y ya no puede moverse igual, por lo que suele girarse y colocarse hacia abajo ya que se encuentra más cómodo así porque el útero tiene forma de pera, con la parte estrecha abajo, por lo que el niño está más cómodo con la cabeza en esa zona ya que ocupa menos que el culete y las piernas. Además, la naturaleza es sabia y sabe que el niño tienes que estar boca abajo, y preferiblemente con su cabeza mirando hacia la columna, para poder facilitar el parto vaginal.


Por eso, en la mayoría de las mamás primerizas el bebé se gira en torno a la semana 32, aunque puede hacerlo un poco después en las mamás que ya han tenido otros hijos puesto que su útero se expande más. Pero si llega la semana 35 y tu bebé sigue sentado con la cabeza hacia arriba o en posición transversal, se puede intentar realizar la versión cefálica externa para colocarlo adecuadamente.

No te puedes perder ...

¿En qué semana gestacional se forma el corazón?

¿En qué semana gestacional se forma el corazón?

El corazón es uno de los primeros órganos del bebé que comienzan a formarse y funcionar. En la semana quinta surge una protuberancia en el centro del embrión que se transformará en el corazón; en la semana octava ya tiene formadas las cuatro cámaras y los grandes vasos; y en la duodécima semana está prácticamente desarrollado del todo.


La versión cefálica externa (VCE)


La VCE es una maniobra que realiza el tocólogo, con la ayuda de la matrona, y que consiste en realizar una especia de masaje externo para intentar guiar al bebé hacia la posición correcta. El médico apretará la parte inferior de la barriga de la mujer para elevar el trasero del bebé y sacarlo de la pelvis. Después, seguirá empujando para girar al bebé y que se coloque boca abajo.


Esta maniobra tiene una tasa de éxito del 70%, aunque puede ser incluso más si el bebé está de nalgas puras, es decir, con el dorso en la cara anterior.


Suele realizarse en torno a la semana 37 para que, si la maniobra adelanta al parto, no haya problemas. Se realiza con monitorización para vigilar el bienestar del bebé y con la guía de una ecografía para ver si va funcionando o no.


No es una maniobra peligrosa, pero sí dolorosa para la mamá ya que se realiza sin anestesia.


Métodos naturales para favorecer la colocación del bebé


Si te dice tu ginecólogo en la semana 32 que tu bebé aún no se ha girado y quieres favorecer este movimiento, puedes seguir estos consejos que se han demostrado bastante eficaces:


1- Caminar a cuatro patas. Ponte en esta postura y camina así por casa, moviendo bien las caderas, para dejar espacio en el útero y ayudar a tu bebé desencajarse y girarse. Puedes hacerlo varias veces al día.


2- La natación es uno de los mejores ejercicios para favorecer la colocación del bebé.


3- Otro ejercicio eficaz es tumbarse en suelo boca arriba y apoyar las piernas en el sofá manteniendo la pelvis elevada con un cojín. Mantente así unos 20 minutos y luego anda.


4- Bailar o hacer ejercicios con la pelota de pilates de balanceo también puede ayudar a que el bebé se gire y se coloque boca abajo.


5- El yoga también ayuda a que el bebé se encaje en su sitio, además de relajarte para que tus músculos no estén tensos.


6- Al sentarte, procura siempre que tu pelvis esté inclinada hacia delante y las rodillas más bajas que las caderas.


¿Por qué no se gira?


La mayoría de los bebés se coloca en su posición para nacer, pero algunos (entre el 2 y el 4%), continúa hacia arriba pasada la semana 37. Los principales motivos por los que este ocurre es un cordón umbilical muy corto, carencia o exceso de líquido amniótico, placenta baja, malformaciones o miomas uterinos o malformaciones fetales, aunque hay muchas veces que no se encuentra una causa concreta que indiqué por qué el bebé no se ha girado hacia abajo.


Te puede interesar:
En algunas ocasiones se confunden los sofocos como síntoma del embarazo o de la regla. Si existe la sospecha de estar embarazada siempre es recomendable hacer un test de embarazo para salir de dudas.


Fuente:

Departamento de Obstetricia y Ginecología del Hospital General Universitario Gregorio Marañón. SEGO.

Fecha de actualización: 17-10-2018

Redacción: Irene García

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×


×
×
×
*/?>