×
  • Buscar
Publicidad

¿Cuándo un bebé empieza a formarse?

¿Cuándo un bebé empieza a formarse?

En el momento en el que un óvulo es fecundado por un espermatozoide, comienza el proceso de división celular que va dando lugar a lo que, en torno al séptimo día, se llamará ya embrión que, una vez anidado en el útero, seguirá con su desarrollo para formar todos los órganos del bebé durante las siguientes 38 semanas de embarazo.

Publicidad

Primeros estadios del embrión

La primera célula que se produce tras la fecundación del óvulo es el cigoto, encargado de bajar por la trompa de Falopio para llegar al útero, recorrido que le lleva varios días. Durante este tiempo, se divide y multiplica sus células pasando de 2 a 32 y dando lugar a la mórula. Estas células ya comienzan la diferenciación para, en el cuarto día de fecundación, dar lugar al blastocisto libre.

Este blastocisto se encuentra dividido en dos grupos de células; uno, más externo, y otro más interno. El grupo interno, se convertirá en el embrión, y el externo, en la membrana que lo protegerá y nutrirá durante el embarazo. El blastocisto es el último estado de esta primera fase del desarrollo que se llama segmentación.

Una vez llega al útero, se produce la implantación en torno al sexto o séptimo día desde la concepción. En ese momento, el trofoblasto comienza rápidamente a proliferar formando, gradualmente, dos capas: el citotrofoblasto hacia adentro y el sincitiotrofoblasto del lado externo. A partir de estas capas, en torno a la tercera semana de gestación, se produce la gastrulación, en la que, mediante una invaginación o replegamiento interno de la masa celular interna, se forman las tres capas embrionarias: ectodermo, mesodermo y endodermo, a partir de las cuales se producirán todos los tejidos del futuro bebé.

El ectodermo es la capa más externa y la que da lugar al saco amniótico y otras estructuras como la piel, las glándulas mamarias, el sistema nervioso o la boca. El mesodermo es la capa intermedia y da lugar a sistemas tan importantes como el circulatorio, el excretor, el músculo esquelético o el sistema reproductor. Y el endodermo es la capa más interna a partir de la cual se crean el resto de los órganos del cuerpo (el sistema digestivo y el respiratorio).

Desarrollo del embrión y el feto

En la 5ª semana se empiezan a formar los riñones, el hígado y el sistema nervioso. También la espina dorsal, la cabeza y el tronco.  En el centro del embrión surge una protuberancia que se convertirá en el corazón. El tejido embrionario forma un tubo cardiaco mediante la fusión de dos vasos sanguíneos que es la estructura primitiva del corazón.

Durante esta semana solo es posible ver el saco gestacional, aún no se ve el embrión del interior.

En la 6ª semana el embrión mide unos 6 milímetros y ya puede verse en una ecografía vaginal. Empieza a adquirir forma humana y cuenta con una cabeza enorme con manchas oscuras a los lados donde están sus ojos y las ventanas de la nariz que comienzan a tomar forma. Comienzan a formarse la lengua y las cuerdas vocales y, muy importante, su corazón comienza a latir a un ritmo de 100 a 130 pulsaciones por minuto. A las 8 semanas ya cuenta con las 4 cavidades (las dos aurículas y los dos ventrículos) y los grandes vasos sanguíneos.

En la 7ª semana comienzan a brotarle las extremidades y comienza a circular la sangre. En este periodo se diferencian los órganos genitales y se desarrollan los intestinos. También se desarrolla el cordón umbilical y continúan formándose el tracto digestivo y sus pulmones. El hígado inicia la producción de glóbulos rojos.

Su cerebro también comienza su desarrollo. La primera actividad cerebral se registra en esta semana con los primeros movimientos fetales. Las ondas cerebrales se vuelven más regulares a partir de la semana 10 y comienzan a distinguirse en la semana 20.

Al final de la 8ª semana todos sus órganos mayores se han formado y su cola embrionaria desaparece. Su forma es cada vez más humana y continúa el desarrollo de todos sus sistemas.

En la 9ª semana el crecimiento del cerebro da un gran salto y se producen unas 250.000 nuevas neuronas cada minuto. Sus rasgos faciales están casi formados y sus párpados se cierran hasta la semana 27. Acaba el periodo embrionario y comienza el periodo fetal.

Al final del primer trimestre, mide en torno a 6,3 cm de largo y pesa unos 14 gramos. Su cabeza es más proporcionada y ya es como un bebé, solo que muy pequeñito. Empiezan a aparecer pelos en la cabeza y en las cejas.

En las siguientes semanas se desarrolla el aparato reproductor. En los hombres, la próstata, y en las niñas, los ovarios. Comienza a producir hormonas y su hígado empieza a secretar la bilis.

En el cuarto mes de gestación sus ojos y orejas ya han alcanzado su ubicación definitiva y puede empezar a escuchar sonidos internos como sus latidos cardíacos o los tuyos.

Hacia la 20ª semana, el bebé mide aproximadamente 20 cm largo y pesa cerca de 255 gramos. A partir de esta semana va ganando peso a un ritmo mucho mayor y comienza a desarrollar sus sentidos, especialmente los del tacto y del gusto. Sus sistemas digestivo, circulatorio y respiratorio están madurando y preparándose para la vida fuera del útero, por lo que, desde la semana 24, es viable y podría sobrevivir si el parto se adelantara.

Cada semana que pasa dentro del útero aumenta su supervivencia si naciera y gana más peso. Hacia la semana 28, sus posibilidades de sobrevivir están en torno al 90% y pesa ya cerca del kilo. Solo falta que sus pulmones maduren completamente y que engorde más.

A medida que avanza el tercer trimestre ocupa cada vez más espacio y sus movimientos se vuelven más complicados. Permanece más o menos en una posición, generalmente con la cabeza hacia abajo, preparándose para nacer.

En la semana 37 se considera que el bebé está a término, listo para nacer. En este momento pesa cerca de los 3 kilos y mide unos 50 cm. En cualquier momento, empezará el parto y tu bebé pronto estará en tus brazos. 

 

No te puedes perder ...

¿En qué semana un bebé ya no es prematuro?

¿En qué semana un bebé ya no es prematuro?

Aunque un embarazo dura oficialmente 40 semanas o 280 días, se considera que un bebé está a término, y por lo tanto ya no es prematuro, a partir de la semana 37. Es decir, si tu bebé nace 3 semanas antes de la fecha de parto ya no será considerado prematuro.

Y tambien:

 


Fuente:

Blott, Maggie (2015), Tu embarazo día a día, Barcelona, Ed. Planeta.

Huggins-Cooper, Lynn (2005), Maravillosamente embarazada, Madrid, Ed, Nowtilus.

Fecha de actualización: 20-12-2019

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.