×
  • Buscar
Publicidad

¿Cuál es la diferencia entre blastocisto y mórula?

¿Cuál es la diferencia entre blastocisto y mórula?

Cuando un espermatozoide fecunda a un óvulo, se forma un cigoto, la primera célula del ser humano. Este cigoto desciende por las trompas de Falopio en su camino al útero, donde tiene que implantarse. Durante el recorrido, se convierte primero en mórula y luego en blastocisto, que será el encargado de implantarse en el endometrio para continuar su desarrollo y dar lugar al embrión. ¿Sabes cuál es la diferencia entre mórula y blastocisto?

Publicidad

El cigoto es la célula en la que se convierte el óvulo fecundado en el primer día de concepción. Esta célula es la que inicia el recorrido por las trompas de Falopio para llegar al útero, pero, en su camino, se divide y multiplica sus células pasando de 2 a 32 y adoptando el aspecto de una mora, de ahí su nombre: mórula. 


La mórula es una masa de células que se produce a partir de la división del cigoto en blastómeros que forman esta especie de mora envuelta por dos membranas: una más interna llamada membrana pelúcida y otra más externa llamada corona radiada. Estas divisiones del cigoto en células más pequeñas, pero todas de tamaño uniforme, convierte esa célula inicial en 32 células que comienzan la diferenciación para, en el cuarto día de fecundación, dar lugar al blastocisto libre.


Los blastómeros internos se convertirán en el embrioblasto mediante un proceso llamado cavitación en el que se acumula agua y sodio hasta formar una cavidad denominada blastocele y un pequeño grupo de células acumuladas en un extremo que forman la masa celular interna o embrioblasto. Por su parte, los blastómeros externos, mediante un proceso que se llama compactación, se comprimen entre sí dando lugar al trofoblasto y pasando a convertirse la mórula en blastocisto. A partir de este momento, por tanto, las células, además de dividirse, comienzan a cumplir diferentes funciones.

No te puedes perder ...

¿Cuál es la mejor leche de fórmula?

¿Cuál es la mejor leche de fórmula?

La lactancia materna exclusiva por lo menos hasta los 6 meses es la mejor alimentación posible para cualquier bebé. Sin embargo, hay ocasiones en que la lactancia no se puede llevar a cabo por diferentes motivos y es necesario recurrir a las leches de fórmula. ¿Sabes cuál es la mejor para tu bebé?

Y tambien:


El blastocisto, por tanto, se encuentra dividido en dos grupos de células; uno, más externo, y otro más interno. El grupo interno, se convertirá en el embrión, y el exterior, en la membrana que lo protegerá y nutrirá durante el embarazo. Las células en la parte interior del blastocisto se llaman masa celular interna y dan origen a la cabeza, el cuerpo y otras estructuras vitales para el desarrollo del ser humano.


La blástula precede a la gástrula en la secuencia de desarrollo normal de cualquier animal y está formada por 64 células. Este estado (blastocisto) es el último de esta primera fase del desarrollo que se llama segmentación.


Después, el blastocisto alcanza el útero y se fija a la pared del mismo, en torno al sexto o séptimo día, para continuar su desarrollo ya como embrión. Para que este proceso tenga éxito, el blastocisto se coloca sobre la mucosa uterina y rompe la membrana superficial hasta alcanzar las capas más profundas y crear una especie de nido donde se alojará. Allí el tejido del endometrio le envuelve por completo. Alrededor del noveno día desde la fecundación proyecta una serie de filamentos que le conectan a los vasos sanguíneos para empezar a alimentarse de la sangre materna y poder así continuar su desarrollo.


En cuanto se fija al útero, el trofoblasto comienza rápidamente a proliferar formando, gradualmente, dos capas: el citotrofoblasto hacia adentro y el sincitiotrofoblasto del lado externo.


A partir de estas capas del blastocisto, en torno a la tercera semana de gestación, se produce la gastrulación, la parte más importante del desarrollo embrionario, en la que, mediante una invaginación o replegamiento interno de la masa celular interna, se forman las tres capas embrionarias: ectodermo, mesodermo y endodermo, a partir de las cuales se producirán todos los tejidos del futuro bebé.


El ectodermo es la capa más externa y la que se forma en primer lugar, formando, por tanto, el saco amniótico. A partir de ella se formarán también otras estructuras como la piel, las glándulas mamarias, el sistema nervioso o la boca.


El mesodermo es la capa intermedia y se forma en último lugar. Esta capa da lugar a sistemas tan importantes como el circulatorio, el excretor, el músculo esquelético o el sistema reproductor.


Por último, el endodermo, la capa más interna, se forma en segundo lugar y, a partir de ella, se crean el resto de los órganos del cuerpo, es decir, los que forman el sistema digestivo (incluidas las glándulas anejas) y el sistema respiratorio.


Este proceso se da en los primeros días de la fecundación y, una vez implantando el blastocisto, comienza el desarrollo embrionario y la organogénesis. Además, el cuerpo comienza a segregar la hormona del embarazo (hCG) y, por lo tanto, hacia el final de esa semana, unos 14 días después de la fecundación, la mujer ya podrá realizarse una prueba de embarazo para confirmar si ha logrado quedarse embarazada o no. 


Fuente:

Goetzl, Laura (2006), Concepción y embarazo a partir de los 35, Pearson Educación.

Foto: Freepik.com

Fecha de actualización: 12-04-2019

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.