×
  • Buscar
Publicidad

Visita al dentista durante el embarazo

Visita al dentista durante el embarazo

El embarazo, aún hoy, puede poner en riesgo la salud bucodental. Según el Consejo General de Colegios de Dentistas de España, tres de cuatro mujeres sufren gingivitis durante la gestación, razón por la que se recomienda la visita al odontólogo para combatir la aparición de caries y enfermedades en las encías.

Publicidad

Indice

 

Principales problemas bucodentales durante el embarazo y por qué se producen

Contrariamente a lo que se cree, el bebé no obtiene el calcio de los dientes de la madre, sino de sus huesos o a través de la dieta, por lo que el embarazo no tendría por qué provocar daños en la boca de la madre.

Los problemas aparecen cuando se siguen malos hábitos y se descuida la higiene bucodental. Durante el embarazo pueden aparecer caries debido, principalmente, a:

- Los vómitos asociados a la gestación y al reflujo del ácido del estómago.

No te puedes perder ...

Visión borrosa en el embarazo

Visión borrosa en el embarazo

Los cambios en el embarazo son muy frecuentes. Tanto los físicos como los emocionales. El cuerpo cambia a una velocidad vertiginosa y miles de elementos actúan simultáneamente para poner en marcha la maquinaria y gestar un ser humano en tan solo 40 semanas. Es normal, por ello, que las mujeres en estado experimenten sensaciones nuevas, extrañas e incluso, muchas de ellas, realmente molestas.

Y tambien:

- Los cambios en los hábitos dietéticos: a medida que el estómago aumenta, la madre incrementa también las cantidades ingeridas y la frecuencia con la que las ingiere.

- Los cambios hormonales también provocan gingivitis, una infección de las encías que puede provocar dolor y tendencia al sangrado que, si no se trata correctamente, puede derivar en una periodontitis.

- Además, pueden producirse granulomas, lesiones abultadas que sangran con facilidad. El granuloma está constituido morfológicamente de fibroblastos, macrófagos, capilares, fibras colágenas y sustancia fundamental. Los síntomas más frecuentes son dolor severo y casi siempre pulsátil en un diente, malestar al masticar, sensibilidad del diente al calor o frío, sabor amargo en la boca, mal aliento (halitosis).

- Dientes flojos. Los niveles elevados de las hormonas producidas durante el embarazo, progesterona y estrógeno, pueden afectar a los tejidos y huesos que mantienen los dientes en su lugar.

- Tumores en las encías. Estos tumores son pequeños bultos que se forman en las encías inflamadas, por lo general entre los dientes. Son benignos, pero pueden causar sangrado. Pueden surgir por tener demasiada placa y suelen desaparecer solos.

A medida que avanza el embarazo, estos problemas se agravan, hasta reducirse y desaparecer tras el parto.
 

¿Cuándo acudir al dentista en el embarazo?

Debes ir si notas los siguientes síntomas:

- Mal aliento.

- Encías que duelen al tocarlas o sangran al cepillar los dientes.

- Dientes flojos.

- Llagas o bultos en la boca.

- Encías rojas o de color violáceo.

- Encías inflamadas.

- Dolor en las encías o en la boca en general.

 

La visita al dentista en el embarazo

Los expertos aconsejan llevar a cabo una serie de medidas para evitar que el desarrollo del bebé afecte a la salud bucodental de la madre e incluso al embarazo, ya que está comprobado que algunos problemas bucodentales pueden causar efectos en la gestación como parto prematuro. 

El primer paso es acudir al odontólogo, para que este le indique si tiene alguna patología y, de ser así, realizará el tratamiento preventivo más adecuado.

El mejor momento para acudir al dentista es durante el segundo trimestre de gestación, ya que no existe ningún problema en utilizar anestesia local para asegurar la analgesia durante el tratamiento. De todos modos, el odontólogo usará fármacos anestésicos que no afectarán al bebé.

Durante el último trimestre del embarazo no se recomienda la visita debido a la incomodidad de estar sentada en el sillón dental. Tampoco se recomienda que la embaraza acuda durante el final de la gestación si tiene antecedentes de partos prematuros.

Por ello, se recomienda visitar al odontólogo en el segundo trimestre de gestación para una revisión. Además, es importante señalar que la embarazada debe mantener una correcta higiene oral, eliminando la placa dental y el sarro; y, seguir una dieta equilibrada, evitando los alimentos dulces y de consistencia pegajosa.

En cuanto a los tratamientos dentales, durante el embarazo se puede realizar sin problema un empaste, aunque debes advertir al profesional de la odotología que estés embarazada para que ajuste la dosis de anestesia y de otros fármacos de medicina para evitar daños al feto. Se pueden usar todos los anestésicos a dosis bajas, aunque se recomienda no usar la epinefrina si tienes hipertensión arterial, ya que contrae los vasos sanguíneos y dilata los conductos de aire. Las radiografías bucales tampoco son peligrosas ya que apenas emiten radiación que pueda afectar al desarrollo del feto, aunque hay que avisar al radiólogo para cubrir el abdomen con un delantal de plomo y protegerlo de las radiaciones.

Otros tratamientos, como los blanqueamientos, los implantes o las cirugías completas es mejor dejarlos para después del embarazo, sobre todo si no son urgentes. En el caso de tener que hacer una endodoncia, se puede aplicar el tratamiento de urgencia, pero no se sellarán los conductos hasta después de dar a luz. Tampoco se aconseja realizar una ortopantomografía.
 

Consejos para una buena higiene bucal


- Cepíllate los dientes al menos dos veces al día con un dentífrico con flúor y usa hilo dental todos los días para eliminar las bacterias que se acumulan entre los dientes y a las que el cepillo no llega bien. El cepillado debe durar al menos dos minutos y hacerse correctamente sobre todos los dientes para eliminar la placa.

- En ocasiones, las náuseas pueden provocar que nos sintamos mal al cepillarnos los dientes. Como alternativa, enjuágate la boca con agua o enjuague bucal.

- Limita el consumo de dulces. En lugar de dulces, bebe agua y escoge alimentos sanos como las frutas, los vegetales y los productos lácteos.

- Ante cualquier molestia o dolor, acude de inmediato al médico y no lo dejes pasar, o podría ser peor y agravar la enfermedad de base. 


Fuentes:

Consejo General de Dentistas de España

Fundación Dental Española (FDE)

Fecha de actualización: 01-09-2020

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.