Causas y síntomas de la Gingivitis úlcero necrotizante aguda (GUNA)

Causas y síntomas de la Gingivitis úlcero necrotizante aguda (GUNA)
comparte

La GUNA es una infección gingival que causa necrosis de la papila interdental, sangrado espontáneo, dolor y halitosis. Si no se trata rápidamente, puede extenderse y transformarse en una periodontitis úlcero-necrotizante aguda (PUNA) con destrucción del soporte óseo dental.

La GUNA es una enfermedad más habitual en personas con un sistema inmunológico debilitado, lo que facilita la invasión bacteriana que causa la infección gingival (de las encías).


Los síntomas principales de esta infección son:


- Dolor

- Inflamación de las encías

- Sangrado gingival

- Halitosis

- Ulceración y necrosis de las papilas interdentales (la parte de la encía que se encuentra entre dos dientes contiguos y que se extiende de la mitad a un tercio hacia el borde del diente) con la aparición de cráteres gingivales

- Sensación de mal sabor de boca o sabor metálico

- Excesiva salivación

- Sensaciones anormales en los dientes afectados

- Fiebre

- Pérdida de apetito

- Fatiga general


Estas lesiones aparecen sobre todo en la zona anterior mandibular aunque también pueden encontrarse sobre dientes parcialmente erupcionados, zonas de extracciones, dientes malposicionados o dientes con bandas de ortodoncia.

Síntomas de la torsión ovárica

Síntomas de la torsión ovárica

La torsión ovárica es la rotación del ovario de tal manera que llega a ocluir la arteria ovárica y/o de la vena. Provoca un fuerte dolor abdominal, además de fiebre, náuseas, etc. El tratamiento requiere cirugía.


¿Cómo se trata la GUNA?


Existen diversos tratamientos según la extensión de la enfermedad y su gravedad, aunque muchas veces se combinan varios de ellos:


1- Raspado y alisado radicular. Permite la eliminación de los restos de tejido necrótico.


2- Control de placa bacteriana. Es importante establecer una higiene bucal adecuada para evitar recidivas en el futuro y evitar la acumulación de bacterias en la boca. Lavarse los dientes después de cada comida, cambiar el cepillo de dientes cada dos meses o usar hilo dental son algunas medidas a seguir.


3- Clorhexidina. Algunos expertos emplean este antiséptico para controlar la placa en las zonas más localizadas o agua oxigenada, ambas en concentraciones bajas para no dañar la boca.


4- Eliminación de los factores retenedores de placa. Todos aquellos factores que puedan hacer que se acumule la placa deben ser eliminados para evitar infecciones futuras y mejorar la higiene bucal.


5- Antibióticos. Generalmente es necesario administrar antibióticos para acabar con las bacterias causantes de la infección.


6- Cirugía. En algunas ocasiones es necesario recurrir a la cirugía para corregir los cráteres interdentales que deja la GUNA o defectos más severos que pueden aparecer si desemboca en PUNA. Pero hay que tener mucho cuidado para no eliminar demasiado tejido sano.


0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×