Viajar en avión durante el embarazo. 3,2,1 ¡despegamos!

Viajar en avión durante el embarazo. 3,2,1 ¡despegamos!
comparte

Cualquier mujer que se haya encontrado en la situación de tener que viajar en avión durante su embarazo, sabe que no es precisamente la mejor experiencia a la que te puedes enfrentar. Pero si se tienen en cuenta algunos sencillos consejos, el embarazo no tiene que suponer ningún problema para volar… a no ser que te encuentres en las últimas semanas.

En mi caso, viajé estando de 21 semanas con un embarazo de mellizas, una locura según muchos, pero la verdad es que yo no podía estar más entusiasmada.


Por mi historial viajero (que no como madre) sabía que en los aviones de hoy en día no hay posibilidad de que el oxígeno que respiramos se reduzca, por lo que no supone ningún riesgo ni para la madre ni para el bebé. Sí debemos tener cuidado si lo hacemos en avioneta donde la disminución de oxígeno puede conllevar a problemas serios según hemos podido ver en algunos de los plays de MiMoai.


Antes de nada fui al médico para averiguar si en mi estado y con esta barrigota podía montar en el avión. Me comentó que a estas alturas y con un embarazo sin complicaciones como el mío, lo único que me podía frenar para viajar eran mis ganas, y de esas, me sobraban muchísimas. Me hizo un justificante porque dependiendo de la compañía aérea te permiten más o menos tiempo.


Así que... ¡ nos vamos de viaje !


¿Hasta qué semana está permitido viajar?


Hay compañías más permisivas que otras con este tema por lo que es importante informarse bien de las reglas concretas de la aerolínea con la que vas a volar.

No te puedes perder ...

Las dietas vegetarianas durante el embarazo

Las dietas vegetarianas durante el embarazo

Desde el momento en que te enteras de que estás embarazada,  debes poner especial cuidado y atención a la alimentación. Para permitir un desarrollo normal del bebé es fundamental aumentar tanto la calidad como la cantidad de calorías que ingieres. Esta atención en tu alimentación durante el embarazo, y también durante la lactancia, es especialmente importante para las mujeres vegetarianas.


Air Berlin y Air France, permiten viajar sin autorización hasta la semana 32. Más allá de la 36 no está permitido.


EasyJet lo permite hasta la semana 35 si se trata de un embarazo único (32 con uno múltiple) y con autorización médica.


Ryanair hasta la semana 36 si se trata de un embarazo único (32 con uno múltiple)


Alitalia y British Airways permiten viajar sin autorización médica hasta la semana 28 y a partir de ésta sólo con autorización. Si bien, queda terminantemente prohibido hacerlo a partir de la semana 36 si se trata de un embarazo único (32 con uno múltiple)


Lufthansa permite volar con ellos hasta la semana 36 si se trata de un embarazo único (28 con uno múltiple) en ambos casos se recomienda llevar autorización aunque no es obligatoria.


Iberia permite volar con autorización más allá de la semana 36 aunque no lo aconseja.


Información conveniente de indicar en la autorización


- Autorización expresa del médico para poder volar al destino (uno para la ida y otro para la vuelta)

- Semana actual de gestación

- Fecha probable de parto

- Embarazo único o múltiple

- Mención a posibles complicaciones previas en el actual embarazo.


Si bien toda esta información no es necesaria, es conveniente tenerla por si las moscas.


Posibles restricciones médicas


En mi caso y con la barriga que tenía (que parecía que iba a dar a luz allí mismo), el personal tanto a la ida como a la vuelta me paró para preguntarme si llevaba justificante médico y de cuántas semanas de embarazo estaba. Finalmente, con decir que estaba embarazada de mellizas fue suficiente y no tuve que presentar el justificante.


Dicho esto, debemos tener en cuenta que, aunque se puede volar en los meses previos a los indicados, algunos síntomas propios del embarazo pueden acusarse durante el vuelo: Vómitos, mareos, náuseas y congestión a metros de altura se manifiestan de manera exponencial.


Todo esto se ve alterado si tienes un embarazo considerado de alto riesgo o alguna complicación severa en el embarazo. Será tu propio médico quien pueda valorar si eres apta para viajar.


Aun así mi recomendación es que lleves el justificante médico (¡ojo! algunos países te pueden requerir que éste esté en inglés).


Recomendaciones durante el vuelo


- Dar paseos. Si el viaje es corto como era nuestro caso (apenas una hora y media) con levantarse un par de veces sería suficiente. Sin embargo, para viajes más largos es conveniente hacer paseos por el pasillo del avión para evitar que se te hinchen las piernas y se formen coágulos. Si ves que tu problema de circulación podría ser serio, unas medias de compresión (las hay de verano y de invierno) pueden ayudarte.


- Sentirte cómoda. Usa ropa holgada y con la que te sientas agusto. Presta igual atención a tu calzado. En mi opinión, y teniendo en cuenta que los asientos no son lo más cómodo del mundo, siempre he considerado que en un viaje, independientemente de si se está o no embarazada, se debe viajar lo más cómoda posible.


- Beber agua. Ya lo hemos dicho muchas veces y esta no iba a ser una excepción. Mantenerse hidratada es fundamental en el embarazo. Si estás en el avión es posible que sufras calores por lo que un poco de agua (fría mejor) te refrescará y te ayudará a llevar mejor el viaje.


- Comida. Ten en cuenta el horario en el que viajes y la probabilidad de tener hambre en el trayecto. La mayoría de compañías te dan servicio de comida y/o snack en su vuelo, pero sabemos que en aquellas consideradas low-cost estos servicios son de pago y en ocasiones tienen un precio elevado. Si no quieres pagar un precio abusivo, échate algo antes de embarcar.


- En el improbable caso de que sientas contracciones anómalas y señales cercanas a un parto, hazlo saber de manera inmediata al personal de abordo. Ellos han recibido entrenamiento para estos casos y sabrán cómo sobrellevar esta situación.


- Vacunas antes de viajar debemos tener en cuenta nuestro destino por si éste requiere vacunación. Muchas de ellas (fiebre amarilla por ejemplo) son recomendables ponérselas antes del embarazo.


Otras cuestiones a tener en cuenta


Prioridad de embarque


Por mi experiencia os puedo decir que la mayoría de compañías no están obligadas a tener una prioridad de embarque a las embarazadas (salvo que hayas pagado una tarifa que así lo considere), ya quedará a juicio de la tripulación si te saltas o no la cola.


Si bien es cierto que a la hora de pasar el control policial en muchos países sí que tienes ese derecho. Te abren una puerta de acceso directamente al control evitando hacer la cola. ¡Ah! Por si te lo estabas preguntando, es completamente seguro pasar por el detector de metales.


Cinturón de seguridad


La mayoría de las aerolíneas (por no decir todas) disponen de cinturones de seguridad aptos para embarazadas. Estos cinturones no son más que una prolongación del estándar que se adecua a los diferentes tamaños de barrigas.


El personal te recomendará que aunque la señal luminosa de cinturón de seguridad se haya apagado, lo tengas puesto siempre que te sea posible. Nunca se está a salvo de turbulencias y no cuesta nada evitar sustos innecesarios.


Colócate el cinturón por debajo de la barriga para evitar que éste te apriete y te haga daño.


Ojo con la salida de emergencia. Sin duda este espacio es uno de los más amplios en el avión. Podríamos decir que este es el lugar ideal para estirar las piernas y sentirnos un poco más cómodas. Sin duda estamos en lo cierto, si bien, hay que tener en cuenta que en este espacio no se puede utilizar el cinturón especial para embarazadas, (asi que ojo al tamaño de tu barriga) y que debemos prestar especial atención a las instrucciones del personal de cabina.


Vuelos gratis


Aclaremos mitos. Se dice, se oye y se comenta por ahí que si das a luz en el avión, tu bebé tendrá billetes de avión gratis para toda la vida. Aunque es cierto que se han dado casos de nacimientos a miles de pies de altura, la verdad es que no existe ninguna regulación internacional al respecto y ninguna compañía tiene en su normativa contemplado este caso.


Mi conclusión


Viajar mola. Y viajar embarazada también. Hasta este momento de mi embarazo mis niñas llevan ya cuatro viajes en avión. Parece que les está gustando este rollo. Si bien, ya entrado en el último trimestre y con posibilidad de adelanto, nos quedaremos en casa por una temporada hasta que nazcan las mellizas. Eso sí, una vez que estén “en tierra” pensaremos cuál será su “próximo primer destino”.


¡Palabra de madre!


Redacción: Jazmín Díaz.


Te puede interesar:
La aventura del embarazo, para algunas mujeres, empieza cuando se preguntan "¿cómo saber si estoy embarazada si no tengo sintomas?" porque en muchas ocasiones, y es totalmente normal, no se tiene ningún síntoma hasta que se produce la primera falta.


0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×
*/?>