• Buscar
Publicidad

Qué hacer ante el desprendimiento prematuro de placenta

Qué hacer ante el desprendimiento prematuro de placenta

En embarazos que cursan con normalidad, la placenta no se desprende hasta después del nacimiento del bebé, en el alumbramiento. Sin embargo en aproximadamente 1 de cada 120 embarazos, parte o la totalidad de la placenta se desgarra antes de este momento, con el consiguiente peligro para el feto y para la madre.

Publicidad

Indice

 

¿Qué es la placenta?

La placenta es el órgano que se crea ex profeso en el embarazo para proveer al feto de nutrientes y oxígeno. Se forma a partir del saco amniótico y sirve, además, para proteger al feto del paso de ciertas sustancias perjudiciales que no pueden atravesar la barrera que supone la placenta y para fabricar ciertas hormonas fundamentales para el embarazo.

No te puedes perder ...

Estimulación temprana de bebés

Estimulación temprana de bebés

Los primeros años de la vida del niño representan el momento fascinante en el que se fijan los cimientos en que basará su futuro desarrollo.  Desde que nace, el pequeño manifiesta deseos de aprender y una curiosidad inagotable. Su cerebro es como una esponja que absorbe todo lo que ve, escucha y experimenta. La estimulación temprana consiste en aprovechar esta capacidad de aprendizaje de los primeros años del bebé, ¿quieres saber cómo?

Y tambien:

Por lo tanto, si esta no funciona correctamente la vida del futuro bebé estará en riesgo, ya que no tendrá el oxígeno necesario para vivir ni los nutrientes para crecer.

¿Por qué se desprende la placenta?

Se desconocen las causas concretas que están detrás de esta complicación gestacional, posiblemente se deba a un defecto de la vascularización de la placenta, pero no está del todo confirmado. Lo que sí se sabe es que la hipertensión, la edad avanzada de la embarazada o la placenta de inserción baja (placenta previa) son factores que aumentan la probabilidad de abrupción placentaria.

Igualmente aquellas mujeres que fuman, abusan del alcohol o las drogas o las que ya han tenido más hijos, son más proclives a padecer este trastorno. También las que han tenido desprendimiento de placenta anteriormente.

Por el contrario, rara vez la abrupción de placenta se debe a traumatismos o golpes.

Otros factores de riesgo son:

- Pérdida súbita del líquido amniótico.

- Trastornos de la coagulación de la sangre,

- Diabetes no controlada.

- Ruptura prematura de las membranas.

- Miomas uterinos.

- Edad avanzada de la madre.

- Embarazo múltiple.
 

¿Qué significa tener un desprendimiento de placenta?


La placenta está unida al útero mediante numerosos vasos sanguíneos. Si se desprende, significa que se separa de la pared uterina antes del parto, lo que puede ser muy peligroso. Es un fenómeno que sucede en 1 de cada 120 embarazos.

Existen tres grados según la gravedad del desprendimiento:

- Grado 1: el más leve, el sangrado es escaso, así como las contracciones uterinas, y no hay signos de sufrimiento fetal.

- Grado 2: la hemorragia es más abundante, también las contracciones y la frecuencia cardiaca del feto puede disminuir.

- Grado 3: el caso más grave. La placenta se desprende total o casi totalmente, por lo que las contracciones, el dolor y el sangrando son más intensos. La madre puede llegar a sufrir un shock y el feto puede morir, por lo que es necesario llevar a cabo una cesárea.

 

Síntomas del desprendimiento de la placenta

El síntoma más frecuente del desprendimiento prematuro de la placenta es la hemorragia vaginal. El volumen de sangrado varía de cuantioso a ligero manchado, aunque la cantidad de sangre no se corresponde necesariamente con la extensión del desprendimiento de la placenta o con su gravedad.

La hemorragia por abrupción placentaria es más frecuente en el tercer trimestre y puede aparecer conjuntamente con otras manifestaciones tales como cólicos o dolores abdominales, contracciones, rigidez o dureza uterina, dolor de espalda, disminución del movimiento fetal

 

¿Qué hacer si se sospecha de un desprendimiento de placenta?

Si experimentas una hemorragia vaginal, y más si se acompaña de alguno de los síntomas mencionados, debes acudir al hospital de inmediato.

El tratamiento dependerá del momento del proceso en el que se encuentre el embarazo y de la gravedad de la enfermedad.

Habitualmente se cura sin tratamiento alguno, solo bajo la indicación de reposo y el abandono de las actividades rutinarias hasta que la placenta se recupere.

Si el desprendimiento es leve, el médico hará un examen para comprobar el latido fetal. En ocasiones puede ser necesario, además, reposo hospitalario para monitorizar al feto.

Una separación de placenta más grave, o si se percibe sufrimiento en el bebé, puede implicar una inducción del parto o una cesárea de emergencia. En este caso, la supervivencia y las complicaciones futuras del feto dependerá de la semana de gestación en la que se encuentre, ya que no es lo mismo nacer en la semana 25 que en la 35.

Si el desprendimiento se produce después de la semana 37 se provocará el parto ya que el feto ya está totalmente formado y no es necesario alargar una situación que puede llegar a ser peligrosa.
 

¿Se puede prevenir el desprendimiento de placenta?

No, un desprendimiento de placenta como tal no se puede prevenir, pero sí se pueden disminuir algunos factores de riesgo evitando el tabaco, el alcohol y las drogas, controlando afecciones previas, acudiendo al médico a todas las revisiones, etc.
 

Consecuencias de un desprendimiento de placenta


En el bebé, el desprendimiento de la placenta puede provocar:

- crecimiento deficiente y bajo peso por no recibir suficientes nutrientes

- insuficiencia de oxígeno

- parto prematuro

- muerte fetal


Fuentes:

Francois KE, Foley MR. Antepartum and postpartum hemorrhage. In: Gabbe SG, Niebyl JR, Simpson JL, et al, eds. Obstetrics: Normal and Problem Pregnancies. 7th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2017:chap 18.

Actuación en un desprendimiento prematuro de placenta normalmente inserta. Estudio de un caso, María del Socorro Arnedillo Sánchez, Almudena Barroso Casamitjan , María Cecilia Ruiz Ferrón. Hospital de la Mujer. Sevilla. Federación de matronas. https://www.federacion-matronas.org/revista/wp-content/uploads/2018/01/vol9n2pag24-26.pdf

Fecha de actualización: 18-09-2020

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×