¿Puede una embarazada hacer zumba?

¿Puede una embarazada hacer zumba?
comparte

Está de moda y nos encanta. “Zumba” es el deporte del momento, tanto para hombres como para mujeres. Es ideal para perder algo de peso, pero sobre todo para pasar un rato muy divertido. Sin embargo, si estás embarazada deberás tomar una serie de medidas al respecto para protegerte a ti, pero sobre todo a tu bebé.

Esta disciplina fitness creada en 1990 por el colombiano Alberto “Beto” Pérez está enfocada por una parte a mantener un cuerpo saludable y, por otra, a desarrollar, fortalecer y también dar flexibilidad al cuerpo mediante movimientos de baile combinados con una serie de rutinas aérobicas. Zumba utiliza dentro de sus rutinas los principales ritmos latinoamericanos como son la salsa, la cumbia, el merengue, el reggaetón y la samba. En estas clases, además de echarte alguna que otra risa, puedes llegar a quemar entre 50 y 300 calorías.


La zumba se puede practicar a cualquier edad y en cualquier momento, pues hay diferentes tipos: Zumba Kids, Zumba Gold, Zumba Basic, Zumba Step, Zumba Toning, Aqua Zumba y Zumba Sentao. Y sí, una mujer embarazada puede practicarlo. Lo cierto es que ninguna mujer embarazada (salvo prescripción médica) debería dejar el deporte a un lado sino todo lo contrario ya que realizar actividades físicas es esencial para no engordar más de la cuenta y es muy saludable tanto para ti como para tu bebé.

No te puedes perder ...


Es importante tener en cuenta que, antes de realizar cualquier ejercicio físico durante el embarazo, debéis de cercioraros de que vuestro cuerpo está preparado para ello. Hacer deporte durante el periodo de gestación es ideal, aunque sin poner en riesgo vuestra salud o la de vuestro pequeño. Por eso es importante hablar con el médico antes de comenzar a practicar cualquier deporte, incluyendo algunos como el yoga o el pilates, aunque parezcan más relajados. ¡Mejor prevenir que curar!


La zumba es un ejercicio cardiovascular que requiere una buena resistencia. Durante el embarazo, tu ritmo cardiaco aumenta ya que precisáis nutriros tanto tú como tu bebé y por este motivo es normal que te sientas mucho más cansada que antes de estar embarazada. Es importante saber escuchar al cuerpo y no pedirle más de lo que pueda darle. Si notas que tu ritmo cardiaco ha aumentado demasiado, deberás parar y realizar respiraciones para volver a un estado normal.


Pero ¿con qué frecuencia debe una embarazada practicar zumba? Lo ideal es practicar zumba durante el embarazo no más de tres o cuatro veces a la semana y nunca superar los treinta minutos. Si estabas acostumbrada a hacer mucho ejercicio durante el embarazo lo mejor es que lo combines con natación y caminatas. No obstante, toda mujer embarazada además de tener en cuenta estas dos recomendaciones debería:


- Evitar realizar movimientos bruscos para evitar mareos y caídas

- Evitar los saltos y tener siempre un pie en el suelo como mínimo

- Realizar el ejercicio físico en un suelo liso sin ningún tipo de irregularidad que pueda hacerte tropezar

- Beber agua constantemente, aunque no se tenga sed


Finalmente, recuerda que a medida que el embarazo avanza, la barriga aumenta y tu agilidad va siendo cada vez menor, por eso durante el tercer trimestre te costará mucho más, pero si aun así decides seguir practicándolo con seis o siete meses de embarazo porque te sientes con la energía suficiente para ello no estaría de más que lo hicieras en clases específicas para mujeres embarazadas o si, por ejemplo, en vez de hacerlo en el gimnasio, prefieres practicar zumba en casa, optes por escoger vídeos para principiantes.


Beneficios de hacer zumba


¿Todavía no habías oído hablar de todos los beneficios que hacer zumba aporta a nuestro cuerpo y a nuestra salud?


1. Quemarás calorías. La gran mayoría de las clases de zumba están diseñadas para trabajar la quema de calorías a través del ejercicio aérobico del tipo de entrenamiento por intervalos. Como las clases son coreografiadas, dan intervalos de música y pasos más lentos, pero después comienzan a hacer movimientos mucho más rápidos en el que el gasto de energía es máximo llegando a quemar incluso seiscientas o setecientas calorías.


2. Mejorarás la coordinación. Si eres constante y acudes al gimnasio a hacer zumba de manera regular estás de suerte porque con esta clase mejorarás tu coordinación, que además es fundamental a medida que nos vamos haciendo mayores.


3. Entrenarás todo tu cuerpo. En realidad, hacer zumba es como estar en una clase de baile y practicar a la vez algunos ejercicios en el gym y sí, el entrenamiento es completo porque además de todos los beneficios cardiovasculares que la zumba aporta, se trabaja todo el cuerpo desde los hombros y el cuello hasta los tobillos y las pantorrillas.


4. Incrementarás la confianza en ti misma. Como veíamos antes, gracias a todos los movimientos de baile que en zumba se hacen, además de mejorar tu postura y también tu coordinación, perderás la vergüenza por completo y comenzarás a confiar mucho más en ti.


5. Te sentirás más feliz. Suele ser muy habitual que algunas personas salgan a menudo algo estresadas cuando salen del trabajo. Si solamente ir al gimnasio a hacer algo de ejercicio en las máquinas te hace desconectar un poco, imagina lo que conseguirás con una clase de zumba. El estrés desaparece: la música y el ejercicio generan endorfinas por lo que acabarás mejorando tu estado de ánimo. Además, al tratarse de una actividad social en las clases de zumba acabarás haciendo nuevas amistades con las que tendrás algo en común: ambas perdisteis la vergüenza en zumba, disfrutáis como niñas, al menos, dos días a la semana y podéis practicarlo cuando pongan reggaetón en la discoteca.


6. Y, por supuesto, ¡te acabarás enganchando! Lo cierto es que las clases de zumba pueden llegar a ser muy pero que muy divertidas. Además, cambiará tu manera de ver el ejercicio y al hacerse tan amena será muy difícil no querer incorporarla a tu rutina diaria.


Si te has dado cuenta de que tu cuerpo cada vez se hace más pesado, que incluso te sientes fatigada por muy poco tiempo que le dediques a la clase o tu médico te ha recomendado no hacer zumba durante el embarazo ¡no te preocupes! Recuerda que lo más importante es la salud de ambos y que, una vez hayas dado a luz y pasado el puerperio “o cuarentena” y estés como loca por perder ese peso cogido tras haber dado a luz, no olvides apuntarte en el gimnasio del barrio y empezar a dar zumba.


¡A bailaaaaar!


Te puede interesar:
Una de las primeras preguntas que se realiza una embarazada al conocer su estado es "¿cuánto debo aumentar en el embarazo?" ya que más allá de las razones estéticas, engordar más kilos de los debidos puede ocasionar problemas de salud tanto a la madre como al feto.


Fuente:

Blott, Maggie (2015), Tu embarazo día a día, Barcelona, Ed. Planeta.

Fecha de actualización: 14-12-2018

Redacción: Ana Ruiz

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×
*/?>