×
  • Buscar
Publicidad

¿Por qué el feto ingiere líquido amniótico?

¿Por qué el feto ingiere líquido amniótico?

El desarrollo del feto en el vientre materno es muy complejo. El bebé suele venir al mundo con una serie de conocimientos, como succionar, tragar, etc. Para que llegue al mundo con estos conocimientos, el bebé tiene que practicar mientras está en el vientre materno.

 

Publicidad

Índice

 

¿Qué es el líquido amniótico?


El líquido amniótico es la sustancia que rodea al feto durante el embarazo. Este líquido aparece alrededor de la quinta semana del embarazo y aumenta mucho en el tercer mes, cuando se forma el saco amniótico. En la semana 12 del embarazo supera los 50 ml, en la 20 los 400 ml y en la semana 38 ronda los 1.000 ml. Si el embarazo dura más de lo previsto, el volumen del líquido amniótico disminuye un poco.

Este líquido proporciona un entorno acogedor para el bebé. Si este no existiese el vientre materno sería más inestable.

La composición va cambiando según el embarazo avanza, aunque está formado sobre todo por agua. Estas modificaciones surgen con el fin de adaptarse a las necesidades del bebé, nutre al feto y evacua sus secreciones. Además, este se renueva cada pocas horas a través del cordón o de las membranas que forman la bolsa y la placenta.
 

¿Cuáles son las funciones del líquido amniótico?

No te puedes perder ...

¿A partir de qué edad se puede dar el chupete al bebé?

¿A partir de qué edad se puede dar el chupete al bebé?

Normalmente en los hospitales, cuando una madre acaba de dar a luz a su bebé, si quiere darle lactancia materna lo primero que le dicen es que no debe dar el chupete al bebé porque la lactancia se puede ver perjudicada. Esto es cierto ya que si se le ofrece el chupete antes de tiempo el bebé no sabrá cómo deberá colocarse para mamar y cuál es la fuerza que necesitará para la succión puesto que la fuerza necesaria para amantar y para el chupete es diferente.

Y tambien:


- Ayuda al feto a moverse en el útero, lo que permite un crecimiento óseo apropiado

- Ayuda al correcto desarrollo de los pulmones

- Evita la presión en el cordón umbilical

- Ayuda a mantener una temperatura estable en el bebé, protegiéndolo así de la pérdida del calor

- Protege al bebé de lesiones externas al amortiguarlo de golpes o de movimientos repentinos
 

¿Cuándo aprenden a tragar los bebés?


La aptitud de deglución se desarrolla cuando el bebé aún se encuentra en el vientre materno, durante el segundo trimestre de la gestación. Esto ha sido demostrado a través de ecografías fetales.

La deglución de líquido amniótico es una parte importante a la hora de que haya una cantidad apropiada. Si el feto no deglute aparece el polihidramnios.

En menor medida, esta deglución contribuye a la obtención de elementos nutritivos, especialmente de proteínas.

La capacidad enzimática intestinal progresa funcionalmente, pero se mantiene inmadura en el recién nacido a término. Hay un mecanismo regulador del intestino, en la depuración del líquido amniótico y en la reabsorción del líquido amniótico y en la reabsorción de sodio y agua. Esta depuración aumenta a medida que lo hace la edad gestacional del feto. Un estudio ha demostrado que un feto deglute seis veces más frecuentemente que un adulto.

No se conocen los mecanismos que regulan la deglución feral, sin embargo, con el desarrollo de la tecnología no invasiva se pueden ver desde momentos muy tempranos que la deglución ocurre.
 

¿Cómo el feto no respira este líquido?


Debes tener en cuenta que los pulmones del feto no tienen función respiratoria. El feto respira gracias a la placenta. Toma el oxígeno y los nutrientes que necesita para desarrollarse de la sangre materna que llega hasta la placenta.

Sin embargo, como hemos dicho, el feto sí inspira líquido amniótico por la traquea y los bronquios y lo expulsa mediante movimientos muy similares a los que hacen respirar, aunque, dentro del útero, el feto no realiza una verdadera función respiratoria con los pulmones. Esta entrada y salida del líquido ayuda a que los pulmones y el aparato respiratorio se desarrollen bien y puedan  realizar la función de respirar una vez que el bebé ya haya nacido.
 

¿Qué es el meconio y por qué es peligroso?


El meconio es la primera materia fecal (heces) eliminadas por un recién nacido poco después del nacimiento, antes de que el bebé empiece a diferir leche materna o leche en fórmula.

En raros casos, el bebé elimina este meconio cuando aún se encuentra dentro del útero dando lugar al síndrome de aspiración del meconio, que puede ser muy grave y causar infecciones y otros problemas al neonato. Esto puede ocurrir si los bebés están “estresados” y padecen sufrimiento fetal agudo, dado que el suministro de sangre y oxígeno disminuye. Esto con frecuencia es debido a problemas con la placenta o con el cordón umbilical.

Hay tres posibles escenarios en los que un feto puede aspirar el líquido amniótico con meconio:

- El bebé aún se encuentra dentro del útero

- Durante el parto

- Inmediatamente después del nacimiento

El meconio puede bloquear las vías respiratorias del bebé inmediatamente después del nacimiento. Esto puede causar problemas respiratorios al neonato debido a la hinchazón en los pulmones después del nacimiento.

Para evitar los problemas que conducen a que el meconio se presente, debes mantenerte saludable durante el embarazo y seguir los consejos de tu proveedor de medicina. Tu obstetra y tu matrona deberán estar preparados para la presencia de meconio en el nacimiento si:

- Has roto la fuente en casa y el líquido estaba teñido con una sustancia verdosa o marrón

- Cualquier examen que te han realizado durante el embarazo indica que se pueden presentar problemas

- El monitoreo fetal muestra cualquier signo de sufrimiento fetal


Fuentes:

Standford Children´s Health: https://www.stanfordchildrens.org/es/topic/default?id=meconium-aspiration-90-P05493

Gilbert WM. Amniotic fluid disorders. In: Gabbe SG, Niebyl JR, Simpson JL, et al, eds. Obstetrics: Normal and Problem Pregnancies. 7th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2017:chap 35.

Fecha de actualización: 08-01-2021

Redacción: Sara Tizón

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.