×
  • Buscar
Publicidad

¿Cómo enseñar al bebé a succionar?

¿Cómo enseñar al bebé a succionar?

Todos los bebés nacen con una serie de reflejos primitivos que les permiten sobrevivir fuera del útero materno, como el reflejo de succión, que les ayuda a comer. No obstante, hay bebés a los que les cuesta más comenzar a succionar del pecho materno.

Publicidad

Índice

 

Reflejo de succión

Cuando nace el bebé, una de las primeras pruebas que le hace el pediatra es comprobar sus reflejos primitivos, entre ellos el de succión. Este reflejo es muy fácil de comprobar, no hay más que meter un dedo en su boca y enseguida empezará a hacer movimientos complejos con la boca y la lengua para succionar.

Este reflejo se adquiere entre las semanas 32 y 34 de embarazo, por eso los bebés prematuros suelen tener más problemas para alimentarse en las primeras semanas de vida. Este instinto, al ser un reflejo primitivo involuntario, desaparece en unos meses y a los 6 meses el bebé ya es consciente de que está comiendo y abre la boca para alimentarse.

Por lo tanto, todos los bebés saben succionar de manera instintiva a no ser que sean prematuros o tengan algún problema de salud. Uno de los problemas más habituales para succionar es el frenillo lingual corto. Cuando el tejido que une la lengua con la parte inferior de la boca (el frenillo lingual) es demasiado corto, al niño le puede resultar más complicado la succión, a veces incluso imposible y hay que recurrir a una frenotomía, es decir, una operación que consiste en eliminar ese frenillo para que el bebé pueda sacar la lengua correctamente.

No obstante, hay muchas veces que el bebé puede succionar sin problemas y no hace falta ningún tipo de tratamiento ni intervención.

Para saber si tu bebé tiene el frenillo corto o no, además de consultar a tu pediatra, fíjate en cómo está cuando mama ya que los bebés con este problema suelen cansarse mucho al comer, les tiembla la mandíbula del esfuerzo e interrumpen la toma muy a menudo. además, el pezón suele quedar deformado al sacarlo de la boca por la incorrecta presión del niño al succionar.

Otras veces al recién nacido le cuesta succionar pero no tiene frenillo lingual corto ni ningún otro problema, simplemente no encuentra la postura adecuada, lo que además puede causar grietas y dolor en el pecho. Para saber si tu bebé está succionando adecuadamente, fíjate en su cara mientras mama: tiene que tener la boca bien abierta, tapando toda la areola del pezón, y sus mejillas deben estar redondeadas y no hundidas.

Para comprobar si succiona bien o no, puedes colocar tu dedo índice en la boca del bebé con la yema hacia debajo de modo que lo invite a succionar. Si su lengua rodea todo el dedo y se visualiza la punta de la misma sobresaliendo por la encía inferior, está succionando perfectamente.

Otros consejos para favorecer la succión

- Es esencial aprovechar ese reflejo de succión de las primeras horas de vida para que el bebé empiece a mamar. Nada más nacer, debes colocártelo en el pecho y dejar que él mismo repte hasta tu pecho y empiece a mamar.

- Elige una postura en la que estés cómoda para dejar que el pequeño pueda mamar. Lo mejor es que estés semirrecostada en la cama y su tripita esté pegada a tu pecho y tu tripa.

- Ten paciencia ya que puede tardar. Como acabas de dar a luz y no puedes moverte, estate tranquila hasta que el pequeño empiece a mamar por sí solo. Si ves que pasa mucho tiempo, se pone nervioso y no puede, ayúdale.

- La mejor manera de potenciar la succión es el contacto piel con piel continuo en las primeras horas.

- Ponle un poco de calostro alrededor de la boca para potenciar sus reflejos de búsqueda y succión.

- Masajea su paladar introduciendo tu dedo meñique (bien limpio) en su boca y haciéndole un masaje en el paladar con él.

- No se debe ofrecer chupete ni biberón al bebé en las primeras semanas de vida, hasta que la lactancia materna esté bien establecida, ya que es más sencillo succionar de ambos objetos y eso puede confundirle y hacer que no quiera mamar del pecho.

¿Qué tipos de succión existen durante la lactancia materna?

La succión del bebé mientras mama se clasifica en distintas formas :

- Nutritiva y no nutritiva:

No te puedes perder ...

¿A qué edad los bebés empiezan a dormir toda la noche sin despertarse?

¿A qué edad los bebés empiezan a dormir toda la noche sin despertarse?

Una de las grandes preguntas que se hacen todos los papás primerizos es cuándo podrán volver a dormir toda la noche del tirón. La respuesta a esta duda depende en gran parte de su hijo ya que no todos los bebés tienen las mismas facilidades a la hora de conciliar el sueño o de dormir.

Y tambien:

La succión nutritiva es la que utilizan los bebés para comer, es una succión profunda y rítmica que suele durar unos minutos y que dan paso a la succión no nutritiva. En esta succión el niño tiene las mejillas redondeadas y se ve cómo mueve las mandíbulas y se escucha cómo traga. A medida que madura, sus patrones de succión y deglución lo hacen con él.

La succión no nutritiva, por su parte, es superficial y rápida. No hay que despreciar este tipo de función y evitarla ya que mientras la están realizando están “practicando” para la succión nutritiva y, de paso, van tomando pequeñas cantidades de leche rica en grasa que acumulan en la boca.

Los bebés combinan dos tipos de succión para obtener todo el alimento que les hace falta.

- Madura e inmadura

La succión madura tiene un ciclo de 10 a 30 succiones sin pausas para respirar ya que el niño coordina a la perfección procesos de succión-deglución y respiración.

La succión inmadura se caracteriza por tener un ciclo de 3 a 5 succiones, seguido de una pausa de la misma duración que el bebé usa para respirar ya que no es capaz de respirar y succionar al mismo tiempo.

Si tu bebé presenta un patrón de succión inmaduro se deben descartar las causas patológicas, después de esto habrá que esperar a que evolucione hacia la succión madura. Esto no pasa al mismo tiempo en todos los bebés.

- Correcta o incorrecta

La succión correcta es aquella que permite al bebé alimentarse de forma óptima y eficaz sin dañar el pecho de la madre ni provocar ningún tipo de molestias, la experiencia es agradable y placentera.

La succión incorrecta es aquella que es susceptible de causar problemas a la madre, al bebé o a ambos.


Te puede interesar:

Los percentiles de bebés se calculan con el fin de facilitar al máximo el control del desarrollo de un bebé dado en relación a otros bebés de su misma edad.

Fuente:

Guía de lactancia materna, Asociación Española de Pediatría. http://www.aeped.es/sites/default/files/7-guia_baleares_esp.pdf

Fecha de actualización: 31-01-2020

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

Publicidad