• Buscar
Publicidad

Las pruebas del recién nacido

Las pruebas del recién nacido

A los neonatos se les realizan una serie de pruebas para comprobar su estado de salud y detectar precozmente posibles enfermedades de origen genético, endocrino, metabólico o infeccioso

Publicidad

Indice

 

Test de Apgar

El test de Apgar es un examen que mide 5 parámetros que determinan el estado basal al nacimiento y en los minutos posteriores para comprobar cómo se adapta el neonato al nuevo medio. Los parámetros que se miden son los siguientes: el ritmo cardíaco, los reflejos del recién nacido, el color de la piel, el tono muscular y la respiración del bebé.

Estos se puntúan de 0 a 2, en función de que la respuesta del bebé sea perfecta (2), discreta (1) o presente algún problema (0). Para obtener una evaluación más objetiva, se realiza dos veces: la primera, al minuto de nacer; y la segunda, cinco minutos después.

Si la suma de las puntuaciones es de 8 a 10, el niño está en perfectas condiciones. Si la calificación es inferior a 6, el pequeño necesitará reanimación y una vigilancia especial. Los resultados se anotan en la ficha neonatal que, a partir de entonces, formará parte de la historia clínica y de salud del bebé.
 

Identificación y primeras pruebas

Una vez realizado el test de Apgar, se coloca al bebé en el pecho de la madre y, ahí, se le pone una pulsera de identificación con un número que corresponde al número que lleva la madre en su pulsera. De esta forma, se le tiene bien identificado. La pulsera de codificación se coloca en el tobillo o en la muñeca.

Además de esta identificación, por ley se debe tomar la huella dactilar del recién nacido junto con la de la madre.

Después, se mide al bebé, se le pese y se mide el perímetro cefálico, que se irán controlando en los días siguientes para comprobar si crece adecuadamente. Se realiza en las primeras horas, ya que en los primeros días el bebé puede perder peso hasta que se adapte a la lactancia.

También se realiza la profilaxis de infecciones oculares para evitar conjuntivitis e infecciones graves oculares por bacterias que pueden estar en la vagina o intraútero o incluso en el exterior al nacer.

Y se le administra vitamina K para prevenir enfermedades hemorrágicas.  Debe ser administrada antes de las seis primeras horas de vida.

Hasta hace unos años se bañaba al bebé nada más nacer para desprenderle del vérnix, caseoso, una capa de grasa blanquecina que facilita el deslizamiento a través del canal del parto, pero se ha descubierto que es beneficiosa para ayudarle a adaptarse, así que ya no se quita.
 

La prueba del talón

Se realiza en las primeras 48 horas de vida, antes de que el bebé se vaya a casa. Sin embargo, no es conveniente tampoco hacerla durante estas primeras horas, ya que debido al estrés del parto, los resultados pueden verse alterados. Se repite 5-7 días después, en el ambulatorio.

Consiste en efectuar una punción en el talón para obtener una muestra de sangre con la que se impregnan unos círculos impresos en una tarjeta. La muestra se analiza después en un laboratorio en busca de enfermedades metabólicas congénitas (hipotiroidismo congénito, hiperfenilalaninemia, hiperplasia suprarrenal congénita, fibrosis quística y fenilcentinuria), alteraciones cerebrales y neurológicas, trastornos de crecimiento, problemas respiratorios y otras complicaciones severas para el desarrollo.

La prueba de pediatría actualmente se realiza de una manera menos agresiva. En muchas maternidades este examen se lleva a cabo con el bebé en brazos de su madre y en el momento que se considere más oportuno.
 

Cribado auditivo

Esta prueba de medicina se realiza pasadas 24 horas desde el nacimiento y antes de que se le dé el alta al bebé. Consiste en colocar un auricular en cada oreja y tres electrodos en nuca, hombro y frente. Se emiten sonidos a diferentes volúmenes y se estudia la respuesta del pequeño. Sirve para detectar posibles problemas de audición: hipoacusia, sordera, etc. 
 

Exploración

Se lleva a cabo entre 6 y 8 horas desde el nacimiento. Se buscan irregularidades en su desarrollo, ver cómo se adapta al nuevo ambiente y la presencia de malformaciones que no se hayan detectado en las ecografías previas al parto.

Reflejo palmar: aparece al poner un dedo en la palma de la mano abierta del bebé, lo que hace que ésta se cierre alrededor del dedo y, si se intenta retirar, el niño aumenta su agarre. Este reflejo dura hasta los 4-5 meses. Detecta anomalías en el desarrollo motriz.

Reflejo de Moro: acostado el niño sobre su espalda, se sostiene la parte superior del cuerpo por los brazos (sin separarle de la superficie), luego se le sueltan los brazos repentinamente, sin permitir que la cabeza llegue a tocar la superficie. En ese momento, el niño, sobresaltado, lleva los brazos hacia fuera, cerrando los puños, para luego relajarse de nuevo y volver a la posición de descanso. Dura hasta los 3 meses. La ausencia del reflejo de Moro en ambos lados sugiere daño en el cerebro, en la médula espinal, clavículas o nervios que recorren cuello y hombros.

Reflejo plantar: si le tocas la planta, intenta cerrarla, como un reflejo de agarre parecido al de la mano. Se mantiene hasta los 9-12 meses. Detecta también anomalías en el desarrollo motriz.

Reflejo de Galant: con el niño bocabajo, se presionan puntos paralelos a la columna vertebral. El bebé en ese momento curva ligeramente la espalda y la gira en la dirección hacia la que proviene el estímulo. Presente los primeros 4 meses. Detecta daños neurológicos.

Reflejo de la marcha: el niño hace movimientos de marcha cuando las plantas de los pies tocan una superficie dura. Aparece en torno al cuarto día de vida y dura hasta los 2 meses aproximadamente. Alerta de anomalías en el desarrollo motriz.

Reflejo de succión: si se acaricia la mejilla del bebé, gira su cabeza buscando comida y comienza a succionar. Dura hasta los 2 meses y detecta problemas en el desarrollo psicomotriz.

Auscultación: nada más nacer, se le auscultan los pulmones y el corazón para controlar su ritmo respiratorio y cardiaco en busca de anomalías respiratorias o cardiacas (los primeros días pueden aparecer soplos que si no desaparecen solos deben ser investigados).

Cráneo y cuello: se exploran los huesos para ver si tiene alguna malformación en las fontanelas, fracturas en las clavículas (muy comunes al salir por el canal del parto), tortícolis…

Cadera: se separan y aproximan las piernas para ver si el niño padece displasia de cadera.

Abdomen: se palpa el abdomen ya que durante los primeros días el bazo y los riñones solo se notan si presentan anomalías (si son más grandes de lo habitual, por ejemplo).

Ingles: se palpa en busca de defectos en el conducto inguinal (como hernias, muy comunes en los recién nacidos) y para detectar si el pulso femoral es fuerte.
 

Diferencias entre comunidades autónomas

En lo que respecta a la prueba del talón, existendos tipos de cribado neonatal: el clásico y el ampliado. El primero detecta cinco enfermedades: hipotiroidismo congénito, hiperfenilalaninemia, hiperplasia suprarrenal congénita, fibrosis quística y fenilcentinuria. Y el ampliado, muchas más. Hay 20 centros de cribado que dan cobertura a las 17 comunidades autónomas, pero sólo dos patologías (el hipotiroidismo congénito y la hiperfenilalaninemia) se detectan en todas las comunidades autónomas de forma común. Galicia fue pionera en este campo al ampliar su programa de cribado en el 2000, iniciativa a la que se han otrs comunidades, aunque todavía quedan diferencias. 


Glosario

Fibrosis quística

Definición:

Enfermedad que afecta a varios órganos del cuerpo, sobre todo a las vías aéreas y al aparato digestivo. Es una enfermedad genética.

Síntomas:

Tos seca y áspera que puede causar infección pulmonar; íleo meconial (retraso en el aparato digestivo produciéndose un tapón de meconio que obstruye el intestino) provocando vómitos y distensión abdominal. Además, la enfermedad provoca complicaciones en el hígado, el páncreas, el aparato genitourinario y las glándulas sudoríparas.

Tratamiento:

Por el momento no hay cura para esta enfermedad. Lo único que se puede hacer es controlar sus síntomas, en lo que se ha avanzado mucho en los últimos años para alargar la vida de quienes la padecen y proporcionarles una mayor calidad de vida.

Fuentes:

Ajram, Dr. Jamil, Tarés, Dra. Rosa María (2005), El primer año de tu hijo, Barcelona, Ed. Planeta.

Blog EnFamilia de la AEP: "¿Qué es el cribado neonatal o prueba del talón?", https://enfamilia.aeped.es/edades-etapas/que-es-cribado-neonatal-prueba-talon

Fecha de actualización: 06-05-2021

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×