×
  • Buscar
Publicidad

Ir a la playa embarazada

Ir a la playa embarazada

Con la llegada del verano, lo que más apetece es aprovechar nuestras vacaciones en la playa con nuestra familia. Sin embargo, no debes olvidar que si estás embarazada debes de tener en cuenta una serie de precauciones antes de pisar la playa o la piscina. 

Publicidad

Es muy normal que, cuando estés en el periodo gestacional, te surjan dudas sobre lo que se puede o no hacer, sobre todo en los meses de verano. Lo cierto es que la visita a la piscina o a la playa no es un inconveniente si tu embarazo lleva un trascurso normal, sin peligro de aborto espontáneo o parto prematuro. No obstante, debes seguir una serie de pautas para no exponer ante peligros innecesarios a tu bebé:


- Intenta ir a la playa a primera hora de la mañana o al atardecer para evitar las horas de más calor en las que el sol pega con más intensidad.


- Si decides ir a medio día, es mejor que te resguardes a menudo bajo la sombra de la sombrilla.


- Ir a la playa a últimas horas de la tarde ayuda a evitar las famosas bajadas de tensión que sufren las embarazadas.


- Aunque se puedan usar bikinis si te aplicas protección solar, la mejor opción es siempre el bañador premamá. Esto se debe a que si la luz del sol es muy fuerte, puede alterar el ritmo de sueño del feto. Igualmente, la piel de la tripa al estar muy tirante favorece la aparición de quemaduras solares en esta zona.

No te puedes perder ...

Cuándo puede ir un bebé a la playa

Cuándo puede ir un bebé a la playa

El principal peligro de la playa es la exposición al sol. Las jornadas playeras suelen alargarse y la radiación que recibe nuestra piel, con frecuencia, supera los límites de lo saludable. Para un bebé, incapaz de autoprotegerse de los rayos ultravioletas (UV), el riesgo es muchísimo mayor.

 

Y tambien:


- Lleva siempre encima la botella de agua fresca para evitar la deshidratación. No te olvides de que tienes que beber con frecuencia.


- Utiliza crema de protección solar superior a 30.


- En los momentos de descanso, el mejor asiento es la silla plegable para evitar agacharnos mucho al sentarnos en las toallas.


- Cuando decidas darte un baño, ten cuidado con las olas fuertes para que no te golpeen en la tripa o espalda.


- No te bañes si hay peligro de medusas o si hay bandera roja a causa del gran oleaje.


- No bucees a mucha profundidad porque los cambios de presión pueden dañar a los órganos del feto que todavía son inmaduros.


- Tampoco te conviene alejarte de la orilla puesto que en el embarazo son muy comunes los calambres en las piernas y podría suponer un impedimento a la hora de salir.


- Si tienes más hijos y son pequeños, intenta pedir ayuda a tu pareja a la hora del baño porque es muy dañino para la espalda coger a más niños cargando ya de por sí al bebé que viene en camino.


- Por último, intenta cambiar asiduamente el bañador o bikini para evitar la humedad permanente en la zona genital porque puede provocar la aparición de hongos.


Fecha de actualización: 26-06-2017

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.