• Buscar
Publicidad

¿Es normal adelgazar en el embarazo?

¿Es normal adelgazar en el embarazo?

Cuando estás embarazada y padeces sobrepeso u obesidad, no es raro que pierdas peso durante el periodo gestacional. Esto quiere decir que la subida de peso que se experimenta en el embarazo va destinada a proporcionar reservas de energía en forma de grasa acumulada necesarias para el parto y la lactancia. En cambio, si tienes suficientes reservas de esta energía, tu cuerpo no necesitará ganar más peso.

Publicidad

Indice

 

El peso a lo largo del embarazo

La báscula comienza a formar parte de tu vida cuando sabes que estás embarazada. Probablemente, tu ginecólogo te pese en consulta y vaya siguiendo tu aumento de peso para que sea correcto y favorable para tu estado. De todas formas, debes saber que el peso varía mucho de una mujer a otra, puesto que depende de cada circunstancia del embarazo, sobre todo del peso anterior a este y de nuestra altura. Hay que tener en cuenta que:

- Las mujeres que sufren obesidad sólo deben aumentar de 5 a 9 kg de peso.

No te puedes perder ...

¿Cómo realizarse automasajes en el embarazo?

¿Cómo realizarse automasajes en el embarazo?

Durante el embarazo las mujeres sufren cambios hormonales, especialmente en el primer trimestre. Por esta razón, la mayoría de las embarazadas necesita un masaje para relajarse e intentar que desaparezcan los dolores que se producen en su estado. ¿Sabías que los automasajes pueden llegar a ser muy beneficiosos si los conviertes en un hábito?

Y tambien:

- Las mujeres con sobrepeso de 7 a 11 kilogramos.

- Las mujeres que tengan un peso normal de 11 a 16 kg aproximadamente.

- Las mujeres que tengan un peso bajo tiene que subir de 13 a 18 kg.

Por otro lado, es muy posible que comiences el embarazo perdiendo peso debido a la aparición de las náuseas y los vómitos durante el primer trimestre. Especialmente perderás más peso si padeces náuseas matutinas. Es muy normal que en esta etapa no te apetezca comer porque la comida no te suele sentar bien. No obstante, hay que evitar que te deshidrates. Para ello, debes elegir líquidos fríos porque son los que mejor le sientan a tu estómago, y tienes que tomartelos poco a poco. Otros alimentos que suelen sentar bien son los yogures, el arroz o la manzana.

Asimismo, seguro que también habrás escuchado a mujeres que tienen obesidad decir que su médico les ha aconsejado adelgazar durante la gestación. Esto es debido a que su pérdida de peso contribuye a tener menos riesgo de sufrir algunas complicaciones como preeclampsia, cesárea de emergencia o que el bebé nazca con un tamaño más grande de lo normal.
 

¿Por qué adelgazo si estoy embarazada?

Durante las primeras semanas de gestación muchas mujeres pierden unos cuantos kilos debido a las náuseas y vómitos que les hacen comer poco e incluso devolver lo ingerido. Mientras te mantengas hidratada y no sufras hiperémesis gravídica (vómitos graves), no debes preocuparte. Aunque adelgaces algunos kilos, en estas semanas las demandas de nutrientes del bebé son menores ya que está desarrollándose, pero no empieza a coger peso hasta la semana 20, por lo que no es perjudicial para el feto que pierdas algunos kilos.

Además, al saber que estás embarazada es normal que tus hábitos alimenticios cambien. Dejarás de beber alcohol, de comer ciertos alimentos que engordan más como embutidos y grasas… lo que puede hacer que pierdas algo de peso.

También es posible que estés adelgazando porque haces demasiado ejercicio o llevas una vida muy estresada. Por eso, no es conveniente que realices mucho ejercicio ni te pases el día corriendo de un lado para otro, ya que tienes que asegurar los nutrientes necesarios para el bebé.

Otra opción es perder algo de peso si pasas alguna enfermedad como gastroenteritis, infecciones de las vías respiratorias altas, infecciones urinarias… En cuanto se cure la enfermedad y te encuentres mejor y con más apetito, podrás volver a ganar peso de manera normal.
 

Riesgos de coger poco peso en el embarazo

Engordar mucho durante la gestación es malo, pero ganar menos kilos de los recomendables para el peso y la altura, también.

Si engordas muy poco, es posible que el feto no reciba el alimento suficiente y puede desarrollar Crecimiento Intrauterino Retardado (CIR) o bajo peso al nacer.

El CIR es la disminución patológica del ritmo de crecimiento fetal, y su resultado es un feto con mayor peligro de parto prematuro, complicaciones perinatales y de muerte.

Por eso, es recomendable revisar tu peso en cada cita médica y, si la matrona o el profesional de medicina consideran que estás cogiendo poco peso, puede que te recomienden aumentar la ingesta calórica (siempre de alimentos sanos) y hacer reposo relativo para que el peso que ganes vaya directo al bebé.


Consejos para llevar un embarazo saludable

- Olvídate de la dieta salvo si el médico te la recomienda

- No es necesario comer por dos, sólo debes conocer tus necesidades calóricas. Por ejemplo, mujeres que empezaron su embarazo con un peso normal, necesitan consumir aproximadamente 300 calorías extra

- Si te surgen dudas sobre si deberías bajar de peso, opta por ir a tu médico o nutriólogo para que te aconseje sobre los alimentos esenciales que contienen los nutrientes necesarios para abastecer al feto

- Intenta evitar las calorías innecesarias puesto que no proveen a tu bebé de los nutrientes necesarios

- Haz cinco comidas pequeñas al día

- Intenta que la mayor parte de tus platos estén formados por alimentos saludables

- Realiza ejercicios físicos aptos para mujeres embarazadas

- Controla el peso que ganas en el embarazo


Te puede interesar:

La subida de peso en el embarazo debe controlarse mensualmente para no adquirir más kilos de los debidos y así evitar la aparición de problemas de salud tanto para la madre como para el bebé.

Fuentes:

West, Zita (2007), El cuidado del bebé antes del nacimiento. Ed. Pearson Alhambra.

Intrauterine growth restriction: long-term consequences https://reader.elsevier.com/reader/sd/pii/S0716864016300608?token=2F5773E51D749732E7E39885C991870AB6F3907D330A240D5F612157880E8E6CBFD02A78575AB6B9263D4F056C7FA893

Fecha de actualización: 22-10-2020

Redacción: Esperanza Pavón

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×