¿Cuando estás embarazada es normal que te duela la cabeza?

¿Cuando estás embarazada es normal que te duela la cabeza?
comparte

Aunque en ocasiones las cefaleas disminuyan en las mujeres embarazadas proclives a tenerlas a lo largo de su vida, es frecuente que las padezcas por primera vez cuando estás gestando. Es algo muy común, sobre todo durante los tres primeros meses de embarazo. Pero tranquila, tiene solución.

Aunque los especialistas no conozcan el motivo principal por el que nos duele la cabeza, los cambios hormonales desde el inicio del embarazo podrían ser la gran causa de estas jaquecas. Además, la falta de sueño, el cansancio, el estrés o la deshidratación pueden ser el origen de estas. En general, los dolores de cabeza están relacionados con la tensión física y psicológica.


Durante el período de gestación, como madres protectoras que ya somos, damos más importancia a los dolores que sufrimos y pensamos con frecuencia que la gravedad es mayor. Sin embargo, esto no es del todo cierto. Todo el mundo ha sufrido alguna vez un episodio fuerte de cefaleas y se puede solventar de manera rápida si hacemos caso a algunos consejos para reducirlos o incluso hacerlos desaparecer.


Es aconsejable aplicarte unas compresas o una toalla con agua fría en la zona frontal de la cabeza o en las sienes. Tumbarte de manera relajada con las luces apagadas en una habitación o echarte alguna que otra siesta es muy recomendable ya que, como decíamos anteriormente, una de las causas de estos dolores de cabeza es el cansancio. Por ello, es necesario dormir las horas adecuadas. Además, puedes intentar reducir estos dolores tomando un baño o una ducha relajante.

No te puedes perder ...


Es frecuente pensar que hacer ejercicio puede poner en riesgo a nuestro bebé. Sin embargo, esto no es cierto. De hecho, es fabuloso realizar ejercicios para combatir la tensión o el estrés tras un día largo de trabajo. Y es que el ejercicio físico desprende endorfinas, hormonas cuya liberación hace posible la reducción de una sensación dolorosa.


Desconectar de la semana y conseguir relajarte un poco, pero de una manera distinta, también es necesario. Si eres de las que acumulan mucha tensión, puedes acudir a darte algún que otro masaje relajante.


Y para las más golosas, algo dulce ayuda a reducir también estas cefaleas si van incluso acompañadas de mareos. ¿Por qué? Porque la ingesta de un caramelo o dulce ayuda a aumentar el nivel de azúcar en sangre. Pero recuerda que el consumo excesivo de estos alimentos puede provocar mayor dolor pues están compuestos de azúcares simples que pasan directamente a la sangre. Cuanto más simple sea un carbohidrato, más fácil y rápida será su absorción.


En cuanto a las bebidas, debes tener en cuenta que sí en tu día a día sueles tomar una o varias tazas de café, no debes reducir de manera abrupta su consumo, pues tu cuerpo está acostumbrado a la cafeína, y aunque dejemos de tomar muchos alimentos durante el embarazo, estos no ocasionan tanto problema, pero olvidarse rápidamente del café puede originar dolores de cabeza, ya que la cafeína reduce la inflamación de los nervios que siempre originan el dolor en nuestra cabeza al sufrir migrañas.


No hace falta decir cuál es la bebida más necesaria durante todo el embarazo. Si ya de por sí es completamente indispensable en el día a día de cada uno, imagina cuando estás gestando. El agua es una bebida imprescindible ya que una de las causas que originan las cefaleas es la deshidratación. Debes de asegurarte de tomar un par de vasos de agua cuando empieces a sentir algo de dolor y continuar bebiendo a lo largo del día. Si no suele hacerte mucha gracia el agua, estás de suerte, pues las frutas y verduras frescas son alimentos que contienen grandes cantidades de agua y pueden ser una idea estupenda para ingerir mayor cantidad en tu organismo. Tanto unas como otras contienen nutrientes esenciales y fibra y, por ello, durante el embarazo deben ser indispensables.


Si todos y cada uno de estos consejos no ha hecho que tus dolores de cabeza se reduzcan, puedes optar por tomar algún paracetamol durante las primeras semanas de gestación, ya que no existe ningún riesgo. Pero no te automediques y solamente toma los fármacos necesarios. El uso de antiinflamatorios como el ibuprofeno no es aconsejable durante el embarazo pues puede causar efectos negativos para el desarrollo del feto, y sobre todo durante el primer trimestre si el consumo es excesivo puede aumentar el riesgo de aborto instantáneo.


Sabemos que para cualquiera optar por el ibuprofeno es la solución fácil a reducir estos dolores usuales tras una larga jornada, pero no te preocupes si has ingerido este antiinflamatorio antes de saber que estabas embarazada. Para causar daños tienen que ser dosis muy elevadas. 


Te puede interesar:
Hallar la manera de cómo combinar nombres bonitos y que el resultado sea perfecto para la pareja no siempre resulta sencillo. Por ello, siempre se recomienda que la búsqueda comience desde que se sabe la noticia del embarazo y que se mantenga siempre la mente abierta a nuevas opciones hasta encontrar la satisfactoria para todos.


Fecha de actualización: 02-11-2017

Redacción: Irene García

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×


×
×
×
*/?>