×
  • Buscar
Publicidad

Consecuencias de engordar mucho en el embarazo

Consecuencias de engordar mucho en el embarazo

Durante el embarazo es muy común que en cada visita al ginecólogo tengas que pasar por la báscula para tener un cierto control de tu peso. El aumento de peso ideal se sitúa entre los 9 y 12 kilos, pero hay que tener en cuenta que también  depende de cada constitución.

Publicidad

Indice

 

¿Cuánto se debe engordar en el embarazo?

Habitualmente, todos los médicos aconsejan que en el periodo gestacional:

- Las mujeres que sufren obesidad sólo deben aumentar de 5 a 9 kg de peso.

- Las mujeres con sobrepeso de 7 a 11 kg.

- Las mujeres que tengan un peso normal de 11 a 16 kg aproximadamente.

- Las mujeres que tengan un peso bajo tiene que subir de 13 a 18 kg.

A pesar de estas indicaciones, en términos generales, muchas mujeres tienden a coger más peso del razonable, sobre todo aquellas que padecían previamente sobrepeso u obesidad antes de quedar embarazadas.

No te puedes perder ...

La depresión durante el embarazo puede desarrollar una conducta violenta en los hijos adolescentes

La depresión durante el embarazo puede desarrollar una conducta violenta en los hijos adolescentes

La depresión en el embarazo se asocia con conductas violentas en los hijos adolescentes, según un estudio de las Universidades de Cardiff y Bristol y el 'King's College' de Londres en Reino Unido. El trabajo ha descubierto que los niños de áreas urbanas cuyas madres sufrían de depresión durante el embarazo eran más propensos que otros a mostrar conductas antisociales, incluyendo el comportamiento violento, en años posteriores de la vida.

Y tambien:

Según una encuesta de la Universidad de Yale en Conneticut (Estados Unidos), casi dos tercios de las mujeres embarazadas engordaron más de lo recomendado durante los nueve meses. Estos datos son alarmantes, puesto que un aumento de peso excesivo puede tener graves consecuencias tanto para la madre como para el bebé.


Consecuencias de la obesidad de la madre en el bebé

- El más grave es la muerte fetal. En un estudio de la Universidad de Newcastle (Reino Unido) se afirmó que el riesgo de muerte fetal aumenta cuando el IMC de la madre en el inicio de la gestación es superior a los 23.

- Retardo de crecimiento. Normalmente, los bebés de madres con sobrepeso u obesidad crecen de una forma más lenta que los de una madre dentro de los límites recomendados, según los resultados de un estudio de la Universidad de Iowa (Estados Unidos). Igualmente, también influye en el desarrollo posterior de los bebés.

- El aumento de peso excesivo también está relacionado con un mayor riesgo de malformaciones y anomalías del tubo neural del feto.

- Mayor probabilidad de padecer autismo. Las mujeres con obesidad tienen un 67% de probabilidad de tener a un hijo con autismo.

- Si la madre gana mucho peso, también se duplicaría la posibilidad de que el bebé naciera con espina bífida.

- Macrosomía o peso por encima de lo normal para la edad gestacional.

 

Consecuencias para la madre

- Retención de peso en el posparto y riesgo de obesidad posterior.

- Riesgo de diabetes gestacional. Las mujeres que la sufren, tienden a tener bebés muy grandes al nacer. Esto conlleva a tener problemas en el parto y a desarrollar diabetes tipo dos tras haber dado a luz.

- Complicaciones en el parto y alto riesgo de cesárea. El parto se podría alargar y como consecuencia, habría sufrimiento fetal y el proceso podría culminar en cesárea.

- Peligro de padecer preeclampsia. Por regla general, las mujeres con sobrepeso u obesidad tienden a tener la tensión arterial más alta y preeclampsia. Las consecuencias podrían ser muy graves, como el fallecimiento de la madre o el feto. 

- Dolores de espalda y en las piernas al tener que soportar demasiado peso.

- Aumenta la aparición de venas varicosas.
 

¿Cómo evitar engordar en el embarazo?

Estos consejos te ayudarán a no gana más peso del recomendado en estos meses de gestación, lo que te ayudará a mantener tu salud y la del feto:

- Haz 5 o 6 comidas al día menos copiosas, pero más frecuentes. No es conveniente que pases más de 3 horas con el estómago vacío. Entre comidas, se aconseja que piques comida sana como fruta, cereales integrales, lácteos desnatados, frutos secos…

- Las bases de tu dieta deben ser las frutas y las verduras que aportan gran cantidad de vitaminas, minerales y fibra, aportando los nutrientes que necesitas y favoreciendo el tránsito intestinal.

- Los lácteos también son muy importantes para proporcionar el calcio necesario para el desarrollo del bebé. Toma 3 o 4 raciones al día de lácteos desnatados o semidesnatados.

- Evita los alimentos poco sanos como bollería, refrescos con gas, chucherías, patatas fritas de bolsa…

- Las proteínas también son necesarias ya que necesitas energía. Las mejores proteínas provienen de las carnes blancas y el pescado.

- Limita el consumo de carne roja, tiene más grasa.

- Cocina todo con el mínimo de grasas: nada de frituras, todo al horno, al vapor o a la plancha.

- Los cereales son necesarios, pero elige los integrales ya que aportan los mismos beneficios, pero con menos calorías.

- No todas las grasas son malas, algunas son saludables y deben consumirse, como las grasas poliinsaturadas que aporta el aceite de oliva, los frutos secos, el aguacate… y evita las grasas saturadas presentes en las mantequillas, la leche entera, los alimentos procesados, etc.

- Bebe mucho líquido, en especial agua (unos 2 litros diarios), leche y zumos naturales.

- Realiza ejercicio físico de manera habitual. Nadar, andar, pilates, yoga… al menos 30 minutos al día.

- Recuerda que no debes hacer una dieta estricta durante la gestación, ya que podrías privar al feto de nutrientes necesarios. Si tienes dudas, pregunta a tu profesional de la medicina o endocrino.


Te puede interesar:

El aumento de peso en el embarazo suele preocupar a las madres gestantes. La mejor fórmula para evitar engordar más de lo debido es seguir las orientaciones del obstetra, mantener una alimentación saludable y equilibrada y realizar algún tipo de ejercicio compatible con el desarrollo del embarazo.

Fuentes:

[i] “Kominiarek MA, VanVeldhuisen P, Hibbard J, et al. The maternal body mass index: a strong association with delivery route” publicado en American Journal of Obstetrics & Gynecology 2010; 203:264.e1-7.

[ii] Institute of Medicine IOM: “Weight Gain During Pregnancy: Reexamining de Guidelines”. Washington, National Academy Press, 2009.

[iii] “Maternal Overweight and Obesity and the Risk of Congenital Anomalies A Systematic Review and Meta-analysis” del Institute of Health and Society, Faculty of Medical Sciences, Newcastle University, Newcastle upon Tyne, United Kingdom publicado en el Journal of the American Medicine Association JAMA.2009; 301(6):636-650.

[iv] "Maternal metabolic conditions and risk for autism and other neurodevelopmental disorders," publicado en la revista Pediatrics, Journal of the American Academy of Pediatrics.

Fecha de actualización: 22-10-2020

Redacción: Esperanza Pavón

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.