Miedos de las madres primerizas

Miedos de las madres primerizas
comparte

Los principales temores de las madres primerizas son la salud del bebé, no ser buena madre y problemas derivados de la lactancia. Para acabar con estos miedos lo mejor es buscar apoyo y consejo en los pediatras y matronas, así como recurrir a fuentes de información fiables.

De acuerdo a un sondeo que ha realizado Suavinex entre su comunidad El Club de las Madres felices el principal miedo de las madres primerizas (83%) es que su bebé sufra algún problema de salud. En segundo lugar se sitúa el miedo a no ser buena madre (39,9%), destacando la inquietud de no saber identificar las necesidades del bebé (dolor, sueño y hambre) cuando éste llora.

La alimentación, en especial el periodo de lactancia, también preocupa a las madres primerizas; el 37,4% de las encuestadas teme el momento del inicio de la lactancia, al 27% le preocupa el peso del bebé y un 25% teme que su bebé sufra cólicos del lactante.

 Otra dificultad para las madres primerizas es el momento del baño (10%): no saber coger al bebé, limpiar adecuadamente el ombligo y posibles descuidos en la bañera.

Consejos para las madres primerizas

Tener dudas y preocupaciones ante la llegada del bebé es normal en los padres primerizos. Es una situación nueva que implica mucha responsabilidad, por lo que es normal sentirse desbordados. Sin embargo, siguiendo estos sencillos consejos se puede afrontar esta nueva etapa con tranquilidad:

1. Acudir a todas las citas con la matrona y el pediatra para controlar que todo está en orden con respecto a la salud del niño y hacer todas las preguntas necesarias, sobre todo en los primeros meses del bebé. Intentar mantener una vía abierta de contacto con estos profesionales de la salud puede ayudar mucho a la seguridad de los padres.

2. Recurrir a fuentes de información fiables es una manera de disipar dudas y poder mantener la calma en todo momento, ya que cuanta más información tengan los padres mejor criterio de decisión tendrán. Libros especializados en crianza y salud del bebé así como webs y foros específicos. Eso sí, ten cuidado de que las fuentes sean fiables.

3. Recurrir a la tribu para solicitar ayuda. Abuelos, tíos, amigos e incluso vecinos conforman la tribu, clave en la crianza de un bebé, y ellos son el soporte en muchos sentidos para las familias con hijos. Pedir ayuda en los primeros meses es importante, no sólo en cuestiones logísticas, como cuidar al bebé durante unas horas para que los padres descansen o hagan cualquier tarea, sino también emocional e informativa, ya que la experiencia en la crianza es muy valiosa.

4. Aplicar el sentido y saber relativizar es importante para unos padres que pueden estar algo desbordados los primeros días de vida del bebé.

5. Recordar que ser madre es una experiencia maravillosa, aunque al principio sea desconcertante e incluso duro. Mantener un pensamiento positivo y una actitud optimista ayuda a saber que los primeros días pasarán y que vivir la maternidad es la mejor experiencia que una persona puede disfrutar.

Fuente: Suavinex.


0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×
Cerrar