Dieta para embarazadas con sobrepeso

Dieta para embarazadas con sobrepeso
comparte

La obesidad aumenta el riesgo de padecer algunas enfermedades como preeclampsia, diabetes gestacional, infecciones posparto, etc. así como de mayores complicaciones para la salud del bebé.

El embarazo no es el mejor momento para comenzar un régimen de adelgazamiento. La madre necesita los nutrientes adecuados para asegurar el desarrollo del bebé. Por lo tanto, a una gestante no hay que someterla a una restricción de calorías, puesto que un déficit de nutrientes tiene como consecuencia, entre otras, la alteración del desarrollo neurológico fetal.

Lo mejor sería que la futura mamá adelgazara antes de quedarse embarazada, eso sí, siempre siguiendo un estricto control médico y los consejos de un nutricionista. No se debe seguir ninguna “dieta mágica”, ya que muchos de estos regímenes contribuyen a la pérdida en el organismo de nutrientes esenciales.

Además, es recomendable practicar algún tipo de ejercicio, tanto antes del embarazo como durante los 9 meses. Incluso el hecho de perder sólo unos pocos kilos podría contribuir a reducir los riesgos de padecer complicaciones durante el embarazo.

Una vez embarazada, hay que controlar al máximo el aumento de peso y la dieta, para lograr que no se engorde más de 8 kilos y que la mayor parte de estos, se cojan en el último trimestre, para que vayan destinados al crecimiento del bebé.

Los alimentos básicos en este caso son:

- Frutas, frescas y de temporada, muy bien lavadas y con piel.
- Verduras y hortalizas. Al menos una ración diaria (las ensaladas son una gran opción).
- Lácteos, preferentemente desnatados aunque ricos en calcio.
- Cereales y derivados con moderación, mejor si son integrales.
- Legumbres, combinadas sólo con ingredientes vegetales, en la cantidad y frecuencia establecida en la pauta dietética. Olvídate del chorizo y la morcilla.
- Carnes blancas y a la plancha, al horno, a la parrilla… Elimina aquellas que tengan mucha grasa y evita los aceites.

 

 


Te puede interesar:
No tener síntomas del embarazo no significa que no se esté embarazada. Cada mujer es distinta y algunas notan muy pronto su estado y otras no. Por ello, si existen sospechas de embarazo siempre es recomendable realizar un test.


Fuente:

Huggins-Cooper, Lynn (2005), Maravillosamente embarazada, Madrid, Ed, Nowtilus.

Fecha de actualización: 09-12-2010

Redacción: Irene García

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×


×
×
×
*/?>