×
  • Buscar
Publicidad

Pies hinchados tras una cesárea

Pies hinchados tras una cesárea

Después de un parto por cesárea es muy habitual que los pies y los tobillos se hinchen considerablemente debido a los fluidos administrados a través de la vía, así como a la retención de líquidos. Pero tranquila, en unos días se pasa.

Publicidad

Indice

 

¿En qué consiste una cesárea?

La cesárea es una intervención quirúrgica mediante la cual se corta el abdomen de la madre hasta llegar al útero para extraer al bebé por esa incisión. Esta operación se lleva a cabo, generalmente, con anestesia epidural y se realiza solo si el parto por vía vaginal es imposible.

Las cesáreas salvan vidas y son necesarias en muchos casos, pero también es cierto que la recuperación suele ser más costosa ya que, al fin y al cabo, es una intervención quirúrgica.

No te puedes perder ...

Y tambien:

 

¿Qué puedo hacer tras una cesárea?

- Pídele a tu médico medicamentos para el dolor, no te automediques, consulta todos los medicamentos que vas a tomar, aunque sean de venta libre.

- Pide ayuda con las tareas de la casa: tras una cesárea es normal que tengas dolor y no puedas hacer sola todas las tareas que tengas pendientes. Es normal y totalmente conveniente pedir ayuda.

Descansa todo lo que puedas, duerme cuando el bebé duerma, incluso con las siestas.

- No levantes objetos desde la posición agachada, se podrían saltar los puntos. Tampoco levantes algo que pese más que tu bebé.

- Apoya el abdomen con almohadas cuando estés dando el pecho. Esto hará que te resulte más cómodo y menos doloroso.

- Toma agua en abundancia para reponer los líquidos del cuerpo, no tengas miedo a beber demasiado, ya no deberías estar reteniéndolos.

Uno de los efectos secundarios más comunes tras una cesárea son los pies hinchados. Siempre que se practica una cesárea se administran una serie de fluidos a través de una vía intravenosa, como suero. Además, a no ser que sea una cesárea programada, es habitual que antes de la operación se haya intentado un parto vaginal en el que se administra oxitocina para favorecer las contracciones uterinas. Estos fluidos, unidos a la anestesia epidural y a la retención de líquidos habitual es estos casos hacen que los pies y los tobillos de la mujer se hinchen mucho, tanto, que puede llegar a preocuparnos.

 

¿Cuáles son las causas de los pies hinchados?

- Cuando el útero se agiganta durante la gestación acaba produciendo presión sobre las venas pélvicas y en la vena cava. Esto produce que la sangre circule lentamente y haga pausas momentáneas en los tejidos tanto de las piernas como de los tobillos. Como resultado se producen los pies hinchados tras el parto.

- Debido a la retención de líquidos que se produce durante el embarazo.

- Después del parto se necesita esperar tiempo para que esta hinchazón vaya cediendo, en especial cuando es un parto con cesárea. Esto proceso de deshinchamiento puede durar incluso varias semanas en pies y piernas.

- Puede que los pies hinchados estén producidos por alguna alteración hormonal.

- Además puede verse acentuado en embarazos múltiples.

- Por otra parte, tener preeclampsia después del embarazo puede hacer que se te hinchen más los pies.

Pero no hay motivo de alarma, es una reacción normal del cuerpo que se pasa sola en unos días. Pero si quieres acelerar el proceso y sentirte menos hinchada, puedes seguir estos consejos:

- Empieza a andar en cuanto el médico te deje. Así favoreces la circulación sanguínea y disminuyes la hinchazón. Empieza por paseos cortitos por el hospital y ve ampliando a medida que tu cuerpo lo permita. En cuanto el efecto de la anestesia se pase y puedas andar, es conveniente que lo hagas, antes de que pasen las 24 horas. 

Y, si no puedes andar, haz ejercicios circulares con los tobillos y con el empeine para favorecer la circulación.

- Eleva las piernas siempre que estés sentada o tumbada. Coloca varios cojines debajo de las piernas o eleva la parte inferior de la cama si sigues en el hospital de manera que tus piernas queden unos centímetros por encima del nivel de tu corazón. Una vez en casa, sigue haciéndolo para que la inflamación vaya bajando.

- Reduce el consumo de sal y bebe mucha agua para eliminar la retención de líquidos.

-Evita estar en una misma posición durante mucho tiempo.

-Haz elevaciones de pies dejándolos en el aire diez minutos cuando tu cicatriz te lo permita.

-Usa ropa holgada y zapatos cómodos.

-Masajea tus pies y tus piernas diariamente para favorecer la circulación.

Como decimos, es algo muy habitual tras una cesárea, pero si la hinchazón no se va reduciendo progresivamente, aumenta o va acompañada de otros síntomas como fiebre, dolor de cabeza, vómitos... debes acudir a Urgencias por si acaso. 

 

¿Cuándo llamar al médico después de una cesárea?

- Cuando presentes un sangrado vaginal que dura más de 4 días o tiene coágulos grandes

- Tienes hinchazón sólo en una de las piernas (y esta está roja y más caliente que la otra)

- Dolor en la pantorrilla

- Enrojecimiento, calor, hinchazón o secreción en el sitio de la incisión o si la incisión se abre

- Si tienes fiebre superior a los 37. 8º que persiste (las mamas inflamadas pueden causar una ligera elevación de la temperatura)

- Aumento del dolor en el abdomen

- Flujo vaginal que se vuelve más abundante o presenta mal olor

- Si te sientes triste, deprimida o tienes sentimientos de hacerte daño tú o al bebé. También si te sientes sobrepasada a la hora de cuidarte a ti o al bebé.

- Si tienes una zona sensible, enrojecida o caliente en alguna de las mamas ya que esto puede ser signo de infección.

- Presentas hinchazón en las manos, cara u ojos.

- Subiste de peso de manera repentina en 1 o 2 días o más de 1 kg en una semana.

- Tienes dolor de cabeza que no desaparece o empeora.

- Tienes problemas visuales (no puedes ver en un corto periodo de tiempo, ves luces o puntos intermitentes, visión borrosa o sensibilidad a la luz).

- Tienes dolor o malestar corporal (similar al dolor de cuerpo cuando se tiene fiebre alta).

 

Foto: freedigitalphotos.net


Fuente:

West, Zita (2007), El cuidado del bebé antes del nacimiento. Ed. Pearson Alhambra.

 

Fecha de actualización: 13-05-2020

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.