• Buscar
Publicidad

Parto natural, ¿con epidural?

Parto natural, ¿con epidural?

El embarazo va llegando a su fin y el momento del parto está cada vez más cerca. Es un momento en el que hay que tomar decisiones importantes: ¿Quién va a acompañarte el día del parto? ¿Es importante el piel con piel para ti? Otra de las cosas que se piensan es si vas a querer que te administren la epidural, si vas a optar por un parto natural… ¿O son posibles ambas opciones al mismo tiempo?

Publicidad

Índice

 

¿Qué se conoce como parto natural?

El parto natural está ganando muchas adeptas en los últimos años. En un momento en el que las infecciones y problemas durante el parto están mucho más controladas y estudiadas, y en el que el riesgo es considerablemente menor a hace años, cada vez son más las mujeres que prefieren este tipo de parto por considerarlo menos intrusivo.

Articulo relacionado: ¿Qué es el parto respetado?

El parto natural se define como parto vaginal sin fármacos (oxitocina, anestesia...). Aunque hay personas que lo hacen más extremo y deciden que la forma más natural es dar a luz en su propia casa acompañada de una matrona.

Algunas de las mujeres que optan por el parto natural lo hacen por miedo a que los efectos de los medicamentos provoquen que tenga que realizarse una cesárea de emergencia o una episiotomía. Otras temen que los fármacos puedan llegar hasta el bebé y afectarle de alguna manera.

Aunque estas dos opiniones estén muy extendidas, ya han sido desmentidas en múltiples ocasiones. El Colegio Estadounidense de Ginecólogos y Obstetras reafirmó en 2013 que aplicar la epidural no aumenta la posibilidad de cesárea. Además, un estudio realizado en Inglaterra en 2011 concluyó que no se encontraban diferencias en los test de Apgar entre los recién nacidos por parto natural y por parto vaginal medicado.

Algunas ventajas del parto natural son que al no administrarse medicamentos, es imposible que se sufra algún tipo de efecto secundario por ello, algunas madres se sienten empoderadas al dar a luz de esta manera y creen que el lazo con el bebé es más estrecho.

Pero existen desventajas ya que inevitablemente el dolor que se siente es muy fuerte, y que si el embarazo se alarga más de lo esperado, el dolor y el cansancio pueden dificultar el dar a luz.

Al extenderse este tipo de parto, se han ido creando maneras de disminuir el dolor al dar a luz sin la ayuda de fármacos: ejercicios de relajación muscular y mental, buscar posturas distintas, partos acuáticos…

 

¿Qué se conoce como parto con epidural?

La anestesia epidural es sin duda la anestesia más popular durante el parto. Más del 61% de las mujeres la utiliza durante los partos vaginales de bajo riesgo.

Articulo relacionado: Parto natural, ¿con epidural?

Las ventajas de elegir este analgésico por vía son que sentirás nada o muy poco dolor, por lo que estarás más descansada durante todo el parto. Algunas madres opinan que la ausencia de dolor les ayuda a mantener una actitud más positiva mientras dan a luz.

En cuanto a las desventajas, no siempre puede practicarse la epidural por lo que si ibas con esa idea y luego no es posible, el parto puede resultarte aun más doloroso. Una vez la epidural hace efecto no puedes levantarte de la cama, puede que las contracciones bajen el ritmo o que esta no llegue a hacer el efecto deseado.

 

¿Es posible tener un parto natural con epidural?

Actualmente, por lo que han cambiado los tiempos, hay muchos defensores de que un parto con epidural sigue siendo natural ya que el bebé es expulsado por la vagina en condiciones normales. Los defensores de esta posición alegan que, pudiendo evitar el gran dolor del parto, no debería tratarse como anti natural hacerlo.

Es por eso que dicen que la definición de "natural" debe ampliarse para que las mujeres que opten por la epidural no se sientan infravaloradas. De una manera u otra, durante un parto con epidural, sigue siendo la mujer la que da a luz, asumiendo todos los riesgos.

Si te encuentras en este momento de indecisión un buen consejo es que no intentes decidir demasiado pronto ni te fijes a un plan en concreto que luego pueda cambiar bruscamente, deja que transcurra un poco tu embarazo, habla con otras mujeres que hayan dado a luz de distintas maneras y consulta tus riesgos con un profesional. Y, siempre, ten tu mente abierta para poder cambiar de decisión en el parto según este transcurra y según lo que vayas experimentando.

Después de hablar con tu médico y matrona sobre qué es lo mejor para ti y tu bebé, y elijas la opción que elijas, recuerda que es tu decisión y que no vas a ser mejor o peor madre por soportar más o menos dolor en el momento del parto.


Fuentes:

Kids Health: https://kidshealth.org/es/parents/natural-childbirth-esp.html

Dexeus Mujer: https://www.dexeus.com/embarazo/parto-natural

Fecha de actualización: 04-06-2021

Redacción: Laura Abad

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×