×
  • Buscar
Publicidad

Parto con cesárea programada

Parto con cesárea programada

Todas las mujeres quieren tener un parto natural que no conlleve complicaciones ni cicatrices, pero esto no siempre es posible. Para evitar sufrir dificultades muchas veces se llevan a cabo cesáreas que “facilitan” el proceso del alumbramiento. En España el 26% de los nacimientos se produce a través de cesáreas.

Publicidad

Índice

 

¿En qué consiste una cesárea?


Una cesárea es una operación quirúrgica que se realiza con el objetivo de extraer al feto y la placenta del útero de la embarazada. Es considerado uno de los procedimientos más seguros para resolver cualquier complicación que surja durante el parto y que pueda afectar al bienestar del bebé. Por ello, existen dos tipos de cesárea: cesáreas de urgencia y cesáreas programadas.

Durante los últimos años la realización de este procedimiento ha aumentado considerablemente debido a las mejoras médicas y a la disminución de los riesgos. Estos mismos avances incluyen que se lleve un mejor control del estado de salud de la madre y del feto, y que se pueda considerar antes del parto la necesidad de llevar a cabo este procedimiento quirúrgico algo complicado.

Las técnicas de reproducción asistida también han ido en aumento durante los últimos años lo que ha ocasionado, a su vez, un incremento de los embarazos múltiples. En los partos de más de un bebé se realizan cesáreas ya que se trata de embarazos bastante más complicados que tienen más riesgos.

Actualmente, existen especialistas que consideran que la cesárea es el mejor método para evitar las futuras molestias y secuelas que deja el parto natural, como los posibles prolapsos vaginales de la nueva madre o las pérdidas de orina. En estos casos son muchas las mujeres que deciden por voluntad propia tener al bebé por esta vía.

No te puedes perder ...

Parto con anemia

Parto con anemia

Durante el embarazo es normal que la mujer desarrolle anemia debido al incremento del volumen de sangre para satisfacer las necesidades del feto. Por eso, no es raro que muchas lleguen al parto con anemia, condición que se puede ver agravada tras este por la pérdida de sangre ocasionada durante el mismo.

Y tambien:

 

¿Qué razones existen para llevar a cabo una cesárea programada?


Según la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO) estas pueden ser derivadas tanto por causas por parte de la madre como por parte del feto. Son las siguientes:

- La posición en la que se encuentra el feto no es la adecuada (cefálica).

- El peso del bebé.

- La salud y el bienestar del bebé.

- Placenta previa.

- Haber sufrido otras cesáreas antes.

- Sufrir algún trastorno en el canal del parto que complique el alumbramiento natural.

- El número de partos anteriores.

- El número de fetos en el útero (embarazo múltiple).

- Para evitar el riesgo de transmisiones de enfermedades.

- La edad gestacional.

- Tener cicatrices en el útero a causa de alguna intervención médica.

- Padecer de diabetes gestacional.

- Sufrir de una infección vaginal.

- Experimentar alguna cardiopatía.
 

¿Cómo sabré si necesito una cesárea?

 

En las diferentes revisiones que se van realizando a lo largo de los 9 meses de gestación se irá analizando el progreso del desarrollo del bebé y se concluirá con la necesidad o no de realizar finalmente una cesárea. En el caso de que sí sea necesaria, se programará una fecha para su realización.

La cesárea programada es una intervención quirúrgica que se realiza bajo anestesia. Esta puede ser general o con epidural. La preparación para este procedimiento es como la de cualquier otra operación, hay que estar en ayunas durante las 12 horas previas y se realizarán pruebas preliminares a la cesárea para preparar a la madre.

En cambio, la cesárea por urgencia, como el propio nombre dice, se elige en el último momento, cuando existe una complicación o la vida de la madre o el niño corre peligro. Confía en tu médico, si considera que es necesaria la cesárea, confía en su criterio, el médico querrá lo mejor para todos.

La intervención consiste en la realización de una incisión en la zona baja del abdomen para llegar al útero, donde se efectuará otro corte para llegar al feto. Antes de proceder a sacar al bebé se retira el líquido amniótico y, posteriormente, se saca la placenta y también las membranas. La recuperación de este tipo de nacimiento es más larga, por lo que la madre estará ingresada algunos días más en el hospital, tendrá que acudir a más revisiones ginecológicas y llevar un cuidado y una limpieza minuciosa de la herida. Por lo general, una vez pasado un mes ya estará recuperada.

Las situaciones que conllevan la realización de una cesárea obligatoriamente son:

La madre ya ha pasado por una o más cesáreas con anterioridad.

- La causa que llevó a realizar una cesárea por primera vez se repite.

- La previsión que hacen los médicos es muy negativa.

- El útero sufrió daños en partos anteriores.

 

¿Cuáles son los riesgos de las cesáreas?

 

Normalmente, las cesáreas son seguras para la madre y para el bebé, pero, como hemos dicho, todas las cirugías conllevan riesgos. Los posibles riesgos de la cesárea incluyen los siguientes:

- Mayor sangrado (en casos raros puede requerirse una transfusión de sangre)

- Infección

- Lesiones en la vejiga o en el intestino

- Reacciones a los medicamentos

- Coágulos de sangre

- Muerte (en casos excepcionales)

- Posibles lesiones para el bebé

 

¿Cuándo debo consultar con mi médico?


Habla con tu médico si tienes alguno de los siguientes síntomas:

Fiebre

- Signos de infección alrededor de la herida

- Dolor alrededor de la incisión o en el abdomen que se presenta de forma repentina y empeora

- Flujo vaginal con mal olor

- Dolor al orinar

- Dificultad para mover el vientre

- Sangrado vaginal excesivo

- Dolor en las piernas o inflamación o enrojecimiento en las piernas

- Problemas para respirar o dolor de pecho

Dolor en uno o ambos pechos

- Sentimientos de depresión

- Pensamientos sobre lastimarte a ti misma o a tu bebé

 

¿Puede tener consecuencias posteriores la cesárea?


Como toda intervención las cesáreas tienen consecuencias posteriores. Más allá de tener que pasar por un postoperatorio más complejo que si se tratase de un parto natural y de la cicatriz que queda como secuela existen otros efectos:

- La realización de cesáreas deriva en una limitación del número de embarazos al aumentar los riesgos en cada nuevo parto.

- En algunas ocasiones, tras la tercera cesárea los médicos, si la mujer lo autoriza, realizan una ligadura de Trompas de Falopio para evitar posibles embarazos que supongan un mayor riesgo para la mujer.

Y serán, por tanto, los especialistas los encargados de decidir si la realización de la intervención quirúrgica es necesaria o no velando siempre por la salud y el bienestar de la madre y del feto.


Fuentes:

Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia y Sanitas.

Kids Health, https://kidshealth.org/es/parents/c-sections-esp.html

Fecha de actualización: 10-06-2020

Redacción: Andrea Rivero

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.