×
  • Buscar
Publicidad

Parto con sedación

Parto con sedación

A la hora de dar a luz cada mujer decide si prefiere hacerlo de forma natural o por el contrario elige alguna de las técnicas para disminuir el gran dolor que se siente. Aunque la epidural sea la anestesia más aplicada durante el parto, hay formas de sedación que ayudan a que este momento sea un poco más liviano para la futura madre.

Publicidad

Índice

 

Dolor durante el parto

El útero es un órgano muscular que se contrae con fuerza para expulsar al bebé. Estas contracciones son la principal fuente de dolor del parto. El grado de dolor que se siente depende de muchos factores: intensidad de las contracciones, el tamaño y la posición del bebé…

El dolor durante el parto es algo que casi todas las mujeres intentan disminuir de diversas maneras. Ya en las primeras civilizaciones de Egipto y China se utilizaban maniobras de distracción, en la Edad Media se bebían brebajes a base de amapola y cáñamo, todo para que el dolor fuera menor.

No es un dolor solo físico sino también emocional y, en ocasiones, difícil de gestionar.

Durante la primera etapa temprana y la segunda etapa del parto el dolor es visceral (abdominal o torácico), mientras que en la primera etapa tardía y la segunda etapa es dolor somático (continuo y difícil de describir o localizar).

Para disminuir el dolor unas optan por métodos naturales para los que se preparan meses antes del parto: técnicas de respiración y relajación, actitud positiva, hipnosis

Otras eligen fármacos para paliar este dolor. Existen dos tipos de fármacos en este sentido: analgésicos y sedantes. La RAE los define así:

1. Analgesia: falta o disminución de las sensaciones dolorosas, que no afecta a los demás sentidos.

No te puedes perder ...

Parto con bolsa rota

Parto con bolsa rota

Además de las contracciones de parto, otro signo inequívoco de que el parto se producirá en pocas horas es la rotura de la bolsa, también conocida como rotura de aguas o rotura de membranas.

Y tambien:

2. Sedar: apaciguar, sosegar o calmar algo o a alguien.

Por lo que tanto la epidural, como las anestesias localizadas, forman parte del grupo de analgésicos que calman el dolor, pero te dejan perfectamente consciente.

Los sedantes por el contrario afectan al sistema nervioso, te calman, pero no actúan directamente sobre el dolor.
 

Tipos de sedación durante el parto


- Opioides: como la morfina, la petidina o el fentanilo se llevan utilizando mucho tiempo para calmar el dolor intenso durante el parto. Pueden inyectarse en el músculo o administrarse a través de vía intravenosa. Este tipo de sedante promueve el descanso y la mayoría solo necesita unos pocos minutos para hacer efecto.  Además, no es necesario un anestesiólogo para administrar estos medicamentos.

- Óxido nitroso: se proporciona a la paciente por inhalación utilizando una mascarilla de mano. Se trata de un gas sin olor ni gusto. Tan sólo tarda en hacer efecto un minuto. Tiene muchas ventajas, se puede regular la cantidad necesaria según el momento. También puede utilizarse de forma continua o sólo en ciertos momentos, según las necesidades de la madre. Permite estar de pie si la mujer se siente más cómoda así. Además, si esta empieza a encontrarse adormilada, hará caer la mascarilla y dejará de inhalar el gas, dejándole de hacer efecto al momento. Esto constituye un buen mecanismo de seguridad. A muchas mujeres les gusta porque es fácil de usar y tienen control directo sobre la mascarilla.
 

Riesgos de la sedación durante el parto


Al igual que los analgésicos, los sedantes también tienen sus desventajas. Ninguno elimina por completo los dolores del parto, solo calman y relajan.

Hay mujeres que opinan que, al estar afectadas por la sedación, la sensación de no tener el control sobre la situación es mayor. No controlar su propio cuerpo puede llevar a la confusión o a lagunas de memoria en algunos casos.

Por su parte, los opioides pueden provocar vómitos, náuseas, mareos y somnolencia en la madre, y si se dan con poca antelación al momento de dar a luz puede afectar a la respiración y causar somnolencia en el bebé. Si esto sucede, se administrará otro medicamento para revertir el efecto. Estos medicamentos pueden interferir con la primera ingesta del bebé.

El óxido nitroso puede hacer sentir mareos, sueño o dificultad para concentrarse. Si la mujer experimenta alguno de estos síntomas, puede dejar de inhalarlo en cualquier momento. Para que sea eficaz y ayude a aliviar el dolor y la tensión del momento el gas tendría que inhalarse unos 30 segundos antes de cada contracción. Este método no causa daños en el bebé.


Fuente: National Healthcare System UK

The Pain of Labour -Simona Labor and Simon Maguire

EDITORIAL -Analgesia del parto - M. Echevarria Moreno

National Institute for Health and Care Excellence (NICE): “Intrapartum care: care of healthy women and their babies during childbirth” (2014)

Ministerio de Sanidad y Política Social: Guía de práctica clínica sobre la atención al parto normal (2010)

Fecha de actualización: 13-07-2020

Redacción: Laura Abad

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.