Parto con desprendimiento de placenta


Parto con desprendimiento de placenta

comparte

La placenta es un órgano que se forma en el útero durante el embarazo. Una estructura que se adhiere a la pared del útero (matriz), suministra alimentos y oxígeno al bebé a través del cordón umbilical y elimina los desechos de su sangre.  La abrupción o desprendimiento de la placenta también conocido por su nombre en latín abruptio placentae es una condición grave que consiste en la separación de la placenta de la pared uterina antes o durante el parto. Esta provoca una hemorragia debido a la rotura de los vasos sanguíneos que unen placenta y útero, y puede separarse parcial o completamente.

Cuando eso sucede, es posible que su bebé no reciba suficiente oxígeno y nutrientes en la matriz y tenga un sangrado grave. Alrededor de 1 de cada 100 embarazadas sufren el desprendimiento de la placenta. Por lo general, esto suele suceder en el tercer trimestre, pero también puede darse después de las 20 semanas de embarazo en cualquier momento. Los casos más leves ocasionan pocos problemas.


Cuando se trata de un desprendimiento es leve es porque solamente una pequeña parte de la placenta se ha separado de la pared del útero. El desprendimiento leve suele no ser peligroso, es decir, cuando el desprendimiento es leve no resulta de gravedad y suele recomendarse reposo. Pero, si, por el contrario, el desprendimiento de la placenta es grave (mayor separación entre la placenta y el útero), su bebé correrá mayor riesgo.


El desprendimiento de placenta aumenta el riesgo de parto prematuro por lo que, cuando se diagnostica, se puede administrar a la madre una serie de fármacos destinados a acelerar la maduración de los pulmones del feto, para minimizar los problemas derivados de un nacimiento pretérmino.

No te puedes perder ...

¿Cómo prevenir varices en el embarazo?

¿Cómo prevenir varices en el embarazo?

Definitivamente toda mujer es bella y en el embarazo se vive una belleza única, pero a veces hay cosas como las varices que nos hacen sentir incómodas con tanto cambio en nuestro cuerpo, por ello hay que saber cómo prevenirlas


Si el desprendimiento continúa y la mujer tiene hemorragias importantes o el feto presenta algunas dificultades, normalmente se practica una cesárea. Además, si el profesional considera que hay desprendimiento, es posible que haya que examinar a la mujer en el hospital. El desprendimiento podrá detectarse haciendo un examen físico y un ultrasonido, y aunque este último puede encontrar muchos desprendimientos, no lo conseguirá siempre.


Algunos síntomas pueden indicarnos muchas veces si la probabilidad de sufrir un desprendimiento de placenta es elevada o no: sangrado vaginal, dolor abdominal, contracciones uterinas, malestar general, náuseas, movimientos menores del feto, sangre en el líquido amniótico o hemorragias en el posparto.


Sin embargo, lo que no sabemos realmente es lo que causa el desprendimiento de la placenta, pero probablemente se corra un riesgo más alto de desprendimiento placentario si la madre consume cocaína, tiene más de 35 años, tiene hipertensión arterial, tiene alguna infección en el útero, se le rompe la fuente (o bolsa de agua) antes de que comience el parto, ha tenido desprendimiento en el anterior embarazo, tiene problemas con el útero o cordón umbilical, tiene más líquido amniótico de lo normal alrededor del bebé, está embarazada de mellizos, trillizos o más, se lesionó el abdomen en un accidente de auto o ha sido maltratada físicamente.


Lo más recomendable sería llamar al médico de inmediato si la mamá experimenta sangrado en el tercer trimestre. Solamente su médico puede hacer un diagnóstico adecuado de la causa del sangrado en el último trimestre. El resultado de un diagnóstico de un desprendimiento de la placenta se mejora con un tratamiento rápido y preciso. En la mayoría de los casos no se puede prevenir el desprendimiento, pero quizás sí se pueda reducir su riesgo si tratamos la alta presión arterial, si deja de fumar o tomar sustancias ilegales y utiliza siempre el cinturón de seguridad cuando viaja en algún vehículo.


Te puede interesar:
TodoPapás ha desarrollado una herramienta para calcular el color de ojos del bebé que arroja como resultado la probabilidad de tener uno u otro color en función del color de ojos de los padres.


Fecha de actualización: 24-08-2018

Redacción: Irene García

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×
*/?>