Parto con cordón en el cuello

Parto con cordón en el cuello
comparte

La vuelta o circular de cordón es una de las grandes preocupaciones sobre el parto, porque, como es normal, asusta que pueda llegar a ahogar al bebé, pero lo cierto es que es bastante frecuente y suele resolverse sin mayores complicaciones.

 

¿Qué es el cordón umbilical?

 

Es el cordón que une al feto a la placenta y a través de él intercambia sustancias nutritivas así como sangre rica en oxígeno. El cordón umbilical se mantiene durante toda la gestación hasta el momento del nacimiento, en el que se corta y deja una cicatriz permanente, el ombligo.

 

El cordón umbilical es el encargado de la respiración y alimentación del feto hasta el momento en que nace, por lo que cualquier fallo o bloqueo en la circulación del oxígeno y los nutrientes por el cordón puede suponer lesiones o incluso la muerte del embrión. El cordón umbilical también sirve para eliminar los residuos y el gas carbónico (CO2).

 

Enroscamiento del cordón umbilical

 

Hace ya años que la vuelta de cordón umbilical en el cuello del feto, también llamada circular de cordón, está considerada como una seria complicación en el embarazo. Ha sido asociada a menudo con el sufrimiento fetal e incluso ha servido para otorgar causalidad a algunas complicaciones en el parto ("ah, claro, es que tenía vuelta de cordón") que realmente dependen de otros factores.

Irritación uterina en el embarazo

Irritación uterina en el embarazo

El útero irritable es aquel en el que se presentan contracciones antes de tiempo y de manera desorganizada. No son como las contracciones de parto ni como las de Braxton Hicks, pero si se vuelven muy frecuentes pueden modificar el cuello del útero provocando un parto prematuro.


El cordón umbilical tiene una longitud media de unos 55 cm. Esto quiere decir que tiene una largura suficiente como para "liarse" con el feto. Puede enrollarse en cualquier parte del cuerpo, sobre todo en cuello, brazos, piernas o el tronco. En muchas ocasiones, la vuelta permanece hasta el momento del parto, pero en muchas otras, con algún movimiento del bebé, el cordón se desenrolla.

 

Esto pasa ya que el bebé se mueve dentro del vientre de la madre por lo que el cordón se va enrollando y desenrollando alrededor de su cuerpo, de su brazo, de su pierna o de su cuello, pero esto no provoca ninguna molestia en el bebé durante el embarazo. 

 

Complicaciones en el parto

 

Se pueden dar complicaciones en el parto relacionadas con el cordón umbilical que requieren la intervención para evitar daños en el bebé:

 

- Prolapso del cordón: en ocasiones, el cordón umbilical sale del útero antes que el bebé, limitando el oxígeno y nutrientes que está suministrando hasta el momento del nacimiento y el corte. En estos casos, se recomienda llevar a cabo una cesárea.
 

- Enroscamiento del cordón: el cordón puede quedarse enrollando en alguna parte del cuerpo del feto mientras este se gesta en el útero. El método para solucionarlo suele ser la propia intervención manual del médico. Si el enroscamiento se da en el cuello se denomina cordón nucal y precisa de cesárea.


En caso de que el bebé nazca con esa circular en el cuello, el ginecólogo suele solucionarlo con gran pericia introduciendo un dedo entre el cordón y el cuello y soltando esa vuelta. Pero si no es posible, se corta tras la salida de la cabeza del feto.

 

En caso de presentarse alteraciones en el ritmo cardiaco se valorará practicar una cesárea, pero como dijimos antes, en más del 90 por ciento de los casos la circular de cordón en el cuello del bebé se resuelve sin mayores complicaciones.

 

La mayoría de veces la vuelta de cordón umbilical en el cuello del feto no genera ningún problema. El bebé puede nacer vía vaginal y la solución a la vuelta se basa en poner el dedo entre el cuello y el cordón para deshacer la circular mientras el niño sale.


0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×