• Buscar

Meditación para prepararse para el parto

Meditación para prepararse para el parto

La meditación es un conjunto de prácticas que incluyen técnicas diseñadas para promover la relajación y conectar con el momento presente. Son muchos los estudios que muestran los beneficios de esta técnica, incluido prepararnos para el parto y aliviar el dolor de las contracciones.

Publicidad

Índice

 

Beneficios de la meditación

La práctica continuada de la meditación o mindfulness ofrece muchos beneficios a nuestra salud:

- reducir el estrés

- mejorar el sueño

- reducir los síntomas de depresión

- prevenir el Alzheimer

- mejorar la concentración y la atención

- reducir la presión sanguínea

- disminuir la tensión muscular

- retrasar el envejecimiento mental

- mejorar nuestro estado de ánimo y aumentar nuestra felicidad

Existen muchos tipos de meditación (de Sonido Primordial, Vipassana, Zazen, Trascendental, Metta, Kundalini, Chakra, Tonglen, etc.), aunque la más estudiada es la meditación trascendental.
 

¿Cómo puede ayudarnos la meditación de cara al parto?

1. Reducir el miedo y la ansiedad

El parto produce mucho miedo y ansiedad ante lo desconocido, el dolor de las contracciones y las posibles complicaciones que pueden surgir. Ser dueñas de nuestra mente y enfocarnos en el momento presente nos puede ayudar a reducir el miedo al parto.

La atención plena puede también reducir el estrés y el miedo durante el parto, tanto en la fase de dilatación como en el expulsivo.

Esta práctica nos ayuda a no pensar en qué pasará, si todo irá bien, cuánto va a durar, cuándo pasará el dolor… lo que nos puede ayudar a vivir el parto con más tranquilidad y armonía.

2. Disminuir el dolor

El dolor de las contracciones de parto es muy intenso y fuerte, por eso la mayoría de las mujeres recurre a métodos de analgesia como la anestesia epidural. Sin embargo, para aquellas que no quieren usar anestesia, o para cuando aún no se puede aplicar la misma, la meditación puede ayudarnos a conectar con nuestro cuerpo, reduciendo la sensación de dolor.

Además, al reducir la tensión muscular y el miedo, también se atenúa el dolor.

El enfocarnos en el presente, olvidar las preocupaciones y conectar con nuestro cuerpo, aceptando todas las sensaciones que experimentamos, nos ayudará a sentir menos dolor.

La práctica de meditación, por sus efectos a nivel neuroendocrino, se asocia a modificaciones fisiológicas que se traducen en estados de relajación, paz y calma.

3. Acelerar el parto

El miedo y la ansiedad aumentan la adrenalina y la respuesta de huida. Mientras que la respiración y la meditación ayudan a liberar oxitocina, la hormona del parto que ayuda a acelerar el trabajo de parto al aumentar las contracciones uterinas y a su vez la dilatación del cérvix, reduciendo el tiempo de parto.

4. Tener más energía

La meditación ayuda a conservar más energía durante el trabajo de parto, algo fundamental en trabajos de parto largo.

5. Menos posibilidades de cesárea

Un estudio desarrollado por un grupo de investigadores de la Universidad de Ámsterdam comprobó que la meditación durante el embarazo y el parto reduce la posibilidad de cesárea, probablemente al permitir vivir el parto mejor, reducir la tensión y disminuir el tiempo de trabajo de parto. En concreto, la práctica de la meditación de atención plena resultó en una reducción del 50% en la posibilidad de una cesárea médicamente innecesaria y duplicó la posibilidad de un parto natural.

En el análisis, utilizaron la escala W-DEQ para medir el grado de miedo al parto percibido por las embarazadas. La escala mostró que el miedo asociado al parto había disminuido en un 36% en las mujeres que practicaron mindfulness. También ayudó a reducir el dolor relacionado con el trabajo de parto, aumentando la aceptación del mismo.

Además, el 36% de las mujeres que hizo meditación no requirió anestesia epidural a diferencia del grupo de control y el 51% de ellas tuvo menos cesáreas no urgentes por razones médicas.

Esto es posible al enfocarse en el presente y mejorar su estado de autogestión de la conciencia.
 

¿Cómo practicar meditación en el embarazo?

La mejor forma si nunca has practicado meditación es acudir a una o dos clases prácticas con un experto en mindfulness, tanto presenciales como online. Así, te explicarán las bases de la meditación y algunos ejercicios para realizar en tu casa a diario.

Otra opción es leer libros o ver videos sobre meditación para empezar con algunas técnicas simples como escuchar y repetir afirmaciones positivas, practicar respiraciones profundas mientras escuchas música relajante, concentrarte en un objeto y pasar unos minutos simplemente observándolo, sin pensar en nada, enfocarte en la respiración, el yoga.

Durante el parto, es muy útil visualizar a tu bebé abriéndose paso a través de ti hacia su nueva vida, imaginando que tu cuerpo es como una flor que se abre pétalo a pétalo, sin dolor. Lo importante es centrarse en el aquí y ahora, no pensar en el momento siguiente.
 

Meditación también para el padre

La meditación durante el embarazo ayudará al padre a estar más preparado, tener menos miedo y ansiedad y ayudar mejor a la madre al proporcionarle la calma necesaria para apoyarla en todo lo que necesite durante el proceso del parto.


Fuentes:

Rodríguez Fernández, María del Carmen. (2016). Eficacia de la meditación para el control del malestar psicológico en gestantes con riesgo de complicaciones inminentes. MEDISAN, 20(5), 652-657. Recuperado en 05 de julio de 2022, de http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1029-30192016000500009&lng=es&tlng=es.

Hölzel BK, Carmody J, Vangel M, Congleton C, Yerramsetti SM, Gard T, Lazar SW. Mindfulness practice leads to increases in regional brain gray matter density. Psychiatry Res. 2011 Jan 30;191(1):36-43. doi: 10.1016/j.pscychresns.2010.08.006. Epub 2010 Nov 10. 

Fecha de actualización: 29-07-2022

Redacción: Irene García

Publicidad
Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamentepero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web nosustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a unaconsulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, yen ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×