×
  • Buscar
Publicidad

Cuánto dura y cómo aliviar el dolor de la epidural

Cuánto dura y cómo aliviar el dolor de la epidural

La epidural es el método anestésico más usado en los partos ya que produce un alivio casi inmediato del dolor y se puede usar durante todo el tiempo que haga falta. Sin embargo, uno de sus efectos negativos es que puede causar dolor de espalda en los días siguientes al pinchazo.

Publicidad

Índice

 

¿Cuándo se aplica la anestesia epidural?

La anestesia epidural se aplica en aquellos partos en las que la mujer no quiere notar apenas el dolor de las contracciones y los pujos ya que anestesia totalmente el cuerpo por debajo de la cintura, lo que hace que no se sienta el fuerte dolor.

Si se aplica correctamente, la mujer podrá notar las contracciones musculares y las ganas de empujar, pero sin sentir apenas dolor.
 

¿Cómo se coloca la anestesia epidural?

No te puedes perder ...

Previniendo el dolor de espalda desde la infancia

Previniendo el dolor de espalda desde la infancia

Sencillas medidas como el fomento de la actividad física, la reducción del peso de las mochilas o la instalación del mobiliario adecuado en las aulas, podrían reducir el dolor de espalda; un problema que no es sólo cosa de adultos

Y tambien:


Para poner la epidural, el anestesista coloca una aguja gruesa en el espacio epidural, situado entre la duramadre y la vértebra. Lo normal es colocar un catéter en el área para dejar una perfusión de anestesia durante todo el parto. La matrona fija el catéter mediante un esparadrapo a la piel y se deja ahí hasta que finalice el parto.
 

¿Es dolorosa este tipo de anestesia?


Al colocar el catéter en esa zona, es posible sentir molestias y dolor en la zona baja de la espalda durante las horas o días siguientes al parto, que suelen aparecer en cuanto el efecto de la anestesia se pasa (entre 2 y 6 horas después). Si te están dando analgesia para el dolor en el hospital, puede que no empieces a notar el dolor de espalda hasta uno o dos días después. Más allá de este tiempo el dolor de espalda suele significar una complicación.

El dolor puede irradiarse hacia las piernas y las nalgas. Si te duele la zona superior de la espalda lo normal es que no esté relacionado con la epidural.

Este dolor, generalmente, es temporal y se pasa solo en unos pocos días. En raras ocasiones, el dolor puede persistir durante algunas semanas, según la Sociedad Estadounidense de Anestesia Regional y Medicina contra el Dolor.

Tampoco suele ser muy fuerte (la mayoría lo describen como un dolor leve o alguna molestia), aunque sí es habitual. Según algunos estudios, la lumbalgia relacionada con la anestesia epidural ocurre a entre un 22% a un 45% de pacientes (teniendo en cuenta a todos los pacientes que la usan, no solo parturientas).

También es posible sufrir dolor de espalda en los días posteriores al parto a causa de un expulsivo prolongado, posturas anormales en el paritorio o mujeres con antecedentes de dolores de espalda.


¿Cómo se trata el dolor de la epidural?


Generalmente no hace falta tratamiento ya que suele ser un dolor leve que se pasa solo en unas horas.

Si te molesta, puedes alternar compresas calientes y frías para reducir la inflamación. También se pueden tomar analgésicos o paracetamol. Intenta descansar estos primeros días y estar tranquila hasta que las molestias se pasen. Coge a tu bebé con cuidado para no dañarte más la espalda y no cargues pesos (tampoco es bueno para tu suelo pélvico). 

Si el dolor es muy fuerte y no se pasa, consulta con tu médico ya que puede que la causa sea otra y sea necesario hacerte pruebas extra para averiguar por qué te duele tanto la espalda. 
 

¿Tiene algún riesgo la anestesia epidural?


Las epidurales, a pesar de tener multitud de ventajas, también tienen algunos inconvenientes. Entre estos nos podemos encontrar con:

- Que a la mujer se le haga más difícil pujar. Si esto ocurre el anestesia debe ajustar la dosis del medicamento.

- Provocar que la tensión arterial de la madre caiga.

- En algunos casos puede causar cefalea, picazón náuseas o vómitos.

- Causa dificultades temporales para orinar, lo cual puede requerir un catéter urinario.

Algunos estudios sugieren que la anestesia epidural puede incrementar la probabilidad de una cesárea o de los parto con necesidad de fórceps o extractos por vacío, pero otros estudios no detectan ninguna conexión.

En cuanto al bebé, podemos decir que algunos medicamentos epidurales pueden llegar hasta él. El bebé recibirá menos dosis de medicamentos en comparación con medicamentos intravenosos o anestesia general.

Hay que destacar que los riesgos de las epidurales para los bebés son mínimos, pero incluyen la posibilidad de sufrimiento fetal. Esto significa que la tensión arterial más baja de la madre puede causar una reducción en el ritmo cardíaco del bebé.

 

 


Fuentes:

Ruiz FJ, Lacal JF, De Prado M, Gomáriz MJ, Rodríguez MI, Castellano FD, "Analgesia epidural y parto. Resultados obstétricos y perinatales"

Federación de Matronas, http://www.federacion-matronas.org/matronas-profesion/sumarios/analgesia-epidural-y-parto-resultados-obstetricos-y-perinatales/

Kids Health, https://kidshealth.org/es/parents/epidurals-esp.html

Fecha de actualización: 21-05-2020

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.