¿Cuándo empezar a tomar la píldora tras el parto?

¿Cuándo empezar a tomar la píldora tras el parto?
comparte

Tras dar a luz surgen muchas dudas sobre los medicamentos o tratamientos que se pueden tomar o cuándo se puede volver a la rutina de antes del embarazo. Esto es muy común si se quiere volver a tomar la píldora anticonceptiva. Pero ¿cuándo es recomendable comenzar a tomarse la píldora de nuevo?

Durante los meses de embarazo, como es lógico, se suspenden los tratamientos anticonceptivos ya que no son necesarios. Tras el parto muchas mujeres quieren volver a tomar estas pastillas para evitar otro embarazo tan seguido, pero realmente no saben si es adecuado hacerlo, sobre todo al tratarse de un método hormonal.

Tras haber dado a luz, la ovulación tarda unas semanas en volver a producirse. No se puede saber a ciencia cierta ya que cada mujer es diferente, pero, por lo general, el periodo establecido es de entre 2 a 6 meses. Esto no quiere decir que no se deban tomar precauciones durante ese tiempo. La norma a seguir es comenzar a tomar la píldora después de que hayan pasado 21 días (3 semanas) tras el parto siempre y cuando no existan factores de riesgo como un tromboembolismo venoso (coágulos de sangre).

En el caso de haber mantenido relaciones sexuales antes de comenzar a tomar precauciones nunca está demás realizarse una prueba de embarazo ya que, aunque es poco probable que se haya producido la ovulación, no es imposible y existe una pequeña probabilidad de haberse quedado embarazada. También, hay que tener en cuenta que, si se ha comenzado a tomar la píldora 28 días después del alumbramiento, pero no se ha producido aún la primera regla, es importante realizarse un test de embarazo para descartar dicha posibilidad.

En el caso de estar en periodo de lactancia si has decidido dar el pecho a tu hijo no es recomendable tomar la píldora dado que, al tratarse de tratamientos hormonales, pueden pasar al bebé a través de la leche materna. Aunque este tipo de tratamientos han avanzado mucho y en función del tipo de píldora que estés tomando no afectarían al lactante.

Existen dos grandes grupos en los que se pueden agrupar las píldoras anticonceptivas. Las píldoras combinadas de estrógeno y progestina no están recomendadas en el caso de estar dando el pecho ya que el estrógeno pasa al bebé a través de la leche, si se quieren tomar se debe dejar de amamantar. Por otro lado, las píldoras de progestina o minipíldoras no presentan problemas ni incompatibilidad con seguir dando leche materna ya que su composición centrada en la hormona progestina no afecta a la lactancia. En cualquier caso el médico será quien recomiendo o no el uso de cualquier píldora.

En el caso de estar dando el biberón no existiría ningún problema en utilizar las clásicas píldoras combinadas, aunque tras dar a luz quizás es más recomendable utilizar la “nueva generación” para evitar posibles complicaciones hormonales. Las madres que no dan el pecho suelen volver a tener la menstruación unas 4 o 5 semanas después de alumbrar, por lo que podrían comenzar a tomar la píldora sin mayor complicación.

Cuando se vuelve a tomar la píldora tras estar 9 meses sin esa rutina es importante no olvidarse ningún día ya que, aunque es el método anticonceptivo más eficaz (99%), si no se toma adecuadamente no asegura una buena protección. También es cierto que está desaconsejado para aquellas mujeres que sufren obesidad, diabetes, son fumadoras compulsivas, tienen problemas circulatorios, alguna patología hepática o hipertensión. Por otro lado, no interfiere para nada en las relaciones sexuales haciendo que estas sean más placenteras.

Tras dar a luz hay que pensar muy bien sobre el método anticonceptivo que mejor se adapta a las necesidades de cada mujer. Aunque ya se haya tomado la píldora con anterioridad quizás ahora no es el mejor sistema a seguir ya que hay que tener en cuenta muchos factores.

Existe una falsa creencia de que al estar en periodo de lactancia no hay posibilidades de embarazo. Al estar dando el pecho se genera una hormona llamada prolactina, que es la responsable de la lactancia, que también es capaz de inhibir la ovulación. Pero no se puede considerar la lactancia como un método anticonceptivo natural. Por lo general, el 20% de las mujeres que da el pecho vuelve a tener normalizadas sus funciones ováricas a los 3 meses de haber dado a luz y la ovulación puede comenzar antes de que la regla haga acto de presencia por lo que las posibilidades de embarazo están ahí.

Así que, si no se está preparada para un nuevo embarazo tan seguido del anterior es mejor seguir las recomendaciones del médico y no dar por sentado que tras dar a luz no podrás quedar encinta. Utilizar de manera adecuada los métodos anticonceptivos, ya sean píldoras, preservativos o cualquier otro es indispensable para evitar inconvenientes.


Fuente:

e-lactancia.org

Redacción: Andrea Rivero

0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×