×
  • Buscar
Publicidad

Estoy amamantando, ¿puedo tomar la pastilla del día después?

Estoy amamantando, ¿puedo tomar la pastilla del día después?

La lactancia materna se define como la ingesta de la leche procedente del seno materno. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) “la lactancia es una forma inigualable de facilitar el alimento ideal para el crecimiento y desarrollo correcto de los niños”. Y, además, según este organismo y también Unicef, esta es imprescindible de manera exclusiva durante los seis primeros meses de vida del recién nacido. Sin embargo, llevar a cabo algunas actividades o ingerir algunos tipos de medicamentos puede acarrear algunos problemas cuando estamos amamantando.

Publicidad

Uno de los casos es, por ejemplo, cuando necesitamos tomar la pastilla del día después pero todavía estamos dando pecho a nuestro bebé. Muchas mujeres se preguntan qué hacer en estos casos ya que la pastilla anticonceptiva de emergencia conlleva algunos efectos secundarios que muchas mujeres desconocen.

 

En primer lugar, hemos de saber que la píldora del día después (o píldora Postday) hace referencia a los anticonceptivos de emergencia femeninos orales que sirven para prevenir los embarazos no deseados desde las primeras horas y hasta incluso los tres días (alrededor de 72 horas tras haber tenido relaciones sexuales sin protección o el fallo del método anticonceptivo, por ejemplo, la rotura del preservativo). No obstante, hemos de saber que cuanto antes se tome, mayor eficacia (aproximadamente la eficacia es de un 94%). Después de las primeras 72 horas tras el coito, este método anticonceptivo ya no tendría ninguna eficacia. 

No te puedes perder ...

Y tambien:

 

Y, en segundo lugar, ser conscientes de que, aunque sí se pueda tomar la píldora del día después mientras estamos amamantando, lo primero que debemos hacer al respecto es informarnos sobre ella de una manera adecuada con el fin de proteger la salud de nuestro pequeño, pero también nuestro bienestar.

La pastilla del día después tiene las siguientes funciones:

- evita la ovulación: este método consigue retrasar este proceso de manera que los espermatozoides no logren fecundar el óvulo.

- obstaculiza que el esperma llegue al óvulo: una vez que el óvulo se ha desprendido de los ovarios, lo que hace la pastilla es espesar el moco cervical para que los espermatozoides no consigan llegar al óvulo.

- expulsa el óvulo ya fecundado: en el caso de que el espermatozoide haya logrado fecundar el óvulo, la pastilla del día después provoca que no se llegue a fijar en las paredes del útero.

Como decíamos anteriormente, es cierto que algunas mujeres se enfrentan al riesgo de quedarse embarazadas de nuevo pero esta vez durante el periodo de la lactancia materna, aunque por supuesto, esto sea más difícil. No obstante, hemos de ser conscientes de que tampoco es imposible ya que las probabilidades de embarazo durante el periodo de lactancia se multiplican a medida que pasa el tiempo.

 

Ante ese riesgo, lo primero que hemos de saber es que dependiendo del tipo de pastilla puede conllevar o no una serie de riesgos. De hecho, las píldoras postcoitales formuladas con levonorgestrel están entre los métodos anticonceptivos de primera elección durante el amamantamiento porque no alteran la cantidad ni tampoco la composición de la leche, no provoca efectos secundarios, no afecta al crecimiento de los lactantes y no altera a la duración de la lactancia. Por tanto, al no tener ninguna repercusión nuestro bebé continuará con su alimentación sin variaciones y no se verá tampoco forzado a tener que tomar un biberón de leche de fórmula que no había probado todavía.

 

Además, hemos de saber que el levonorgestrel se recomienda solamente para evitar el embarazo tras haber tenido una relación sexual sin protección, como decíamos anteriormente, pero no se aconseja el uso de este de manera regular ya que pertenece a una clase de fármacos conocidos con el nombre de progestinas que actúan evitando la liberación del óvulo o impidiendo la fecundación por parte de espermatozoides. Y, por supuesto, lo que sí debemos tener claro es que, estemos lactando o tomando alguna medicación, la píldora del día después siempre va a conllevar algunos efectos secundarios como:

 

Náuseas

 

- Vómito

 

- Diarrea

 

- Cansancio

 

- Dolor de cabeza y mareo

 

- Aumento o disminución del sangrado menstrual normal

 

No obstante, ante cualquier temor o duda lo mejor es acudir al médico para que nos informe adecuadamente y nos oriente sobre métodos anticonceptivos de acuerdo siempre a nuestras necesidades.

¿Cuándo la lactancia materna es un anticonceptivo?

Una mujer durante los 6 primeros meses después de haber tenido un bebé (durante el periodo de lactancia) es muy difícil que libere un óvulo, pero para usar la lactancia como método anticonceptivo, se tienen que cumplir tres condiciones:

- que amamantes exclusivamente o casi exclusivamente (cuando el suplemento no sustituya a ninguna toma)
- estar en amenorrea, que no hayas tenido el primer sangrado posparto (se considera este a cualquier sangrado que tenga la mujer 10 o más días separado del sangrado puerperal y sea al menos un día de sangrado normal o 3 consecutivos de goteo)
- tu bebé no tiene que tener más de 6 meses

Si cumples estas tres condiciones, el índice de fracaso es del 0.5%. Si este es tu caso no tienes de que preocuparte y no necesitarías la pastilla del día después.

Pero si la menstruación vuelve, si el bebé empieza a tomar algún suplemento alimenticio que sustituye alguna de las tomas o cumple 6 meses, es necesario que elijas otro método anticonceptivo para evitar el embarazo ya que el riesgo aumenta.

La lactancia puede hacer que presentes amenorrea e infertilidad que puede durar desde los dos meses a los dos años o más. Las bases fisiológicas de la infertilidad asociadas a la lactancia son:

- Inhibición de la ovulación y amenorrea: que el bebé succione con frecuencia el pezón hace un efecto inhibitorio en la función del hipotálamo y la hipófisis, haciendo que se produzca una alteración de una hormona que es la encargada de desencadenar la ovulación. En esta situación la mujer no tiene la menstruación (amenorrea postparto).

- Alteración de los primeros ciclos menstruación: es muy raro que se produzca un embarazo durante la amenorrea de lactancia en los primeros seis meses de parto, aun cuando la mujer ovula antes de la primera menstruación, esto es porque el ciclo menstrual está alterado.

 

 


Te puede interesar:

La estatura de los hijos depende tanto de la herencia genética de los padres como del entorno en el que se cría. En este sentido, un entorno donde prime una alimentación sana y equilibrada y la práctica de deporte siempre impactará positivamente en el desarrollo del niño.


Fuente:

Guía de lactancia materna, Asociación Española de Pediatría. http://www.aeped.es/sites/default/files/7-guia_baleares_esp.pdf

www.e-lactancia.org

Instituto Chileno de Medicina Reproductiva, http://icmer.org/wp_ae/mela-metodo-de-la-amenorrea-de-la-lactancia/

Fecha de actualización: 25-11-2019

Redacción: Ana Ruiz

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

Publicidad