Precauciones después de un aborto espontáneo

Precauciones después de un aborto espontáneo
comparte

El aborto espontáneo es la pérdida del embrión o feto antes de la semana 20 de gestación por causas naturales, es decir, sin intervención externa, por un problema en el feto o en la madre que hace incompatible el desarrollo del embarazo. Lo normal es que el aborto se produzca en las primeras semanas de embarazo, antes de que comience el periodo fetal. Después de que ocurra, es importante tomar algunas precauciones para evitar una infección que pueda afectar al útero.

Después de un aborto espontáneo es fundamental someterse a una revisión ginecológica con ecografía para poder determinar si se necesita un tratamiento médico en el caso de que no se haya expulsado todo el tejido embrionario.

Si el aborto es completo, es decir, se ha expulsado el contenido entero del útero, no hace falta hacer nada. En este caso, se pueden necesitar un par de días de reposo, hasta que cese el sangrado y los dolores, y la recuperación física es muy rápida.

Los abortos espontáneos pueden ser procesos largos, puede pasar que, después de dos semanas desde el sangrado, la ecografía todavía muestre tejidos embrionarios en la cavidad uterina, a lo cual se le llama aborto espontáneo incompleto. En estos casos, el ginecólogo puede proponer un tratamiento médico o quirúrgico, dependiendo de la situación.

Si se trata de un tratamiento médico, se recetan unos comprimidos de prostaglandinas para provocar contracciones y ayudar a expulsar el resto del tejido. 

Si al cabo de varios días el tejido aún no ha sido eliminado, el médico aconsejará un raspado con anestesia general y, dependiendo del caso, un tratamiento médico. Como norma general, se aconseja la aspiración endouterina en caso de sangrado abundante, problemas de coagulación, rechazo o fallo del tratamiento médico. La aspiración se realiza introduciendo un pequeño tubo en la cavidad uterina, lo que permite aspirar los tejidos embrionarios.

Precauciones especiales después de un aborto espontáneo

- Las mujeres con Rh negativo deben recibir un tratamiento contra la aloinmunización para así prevenir una reacción inmunitaria del feto en futuros embarazos.

- Durante las dos semanas posteriores al aborto espontáneo se aconseja no utilizar tampones y evitar mantener relaciones sexuales para limitar el riesgo de infección.

- Ante la mínima sospecha de infección, acudir a urgencias. En caso de fiebre, escalofríos, sangrado o dolores, se debe ir al médico de inmediato.

- Evitar tomar aspirinas o alcohol para que no se produzcan sangrados abundantes.

- Tomar abundante líquido, así como llevar una dieta equilibrada. Aumentar la ingesta de líquido ayuda a eliminar la hormona del embarazo.

- Se aconseja masajear la parte baja del abdomen para disminuir los calambres.

La recuperación física después de un aborto espontáneo dependerá de cómo de avanzado estaba el embarazo, puede llevar un par de semanas, un mes o más.

Existen una serie de efectos físicos que se pueden experimentar, aunque no todas las mujeres pasan por ellos:

- El sangrado vaginal, similar a un periodo menstrual, puede durar hasta una semana después de un aborto espontáneo.

- Sangrado ligero o manchado.

- Dependiendo de la duración normal del ciclo menstrual de cada mujer, los periodos normales deberían reanudarse de 3 a 6 semanas.

- Dolor abdominal bajo, similar a los cólicos menstruales, que puede durar hasta 2 días después del aborto espontáneo.

- Se puede experimentar malestar de pecho, congestión o goteo de leche. Para aliviar estas molestias se pueden usar bolsas de hielo, aunque generalmente desaparecen en una semana.

Algunas hormonas del embarazo permanecen en la sangre durante uno o dos meses después de que se produzca el aborto, lo que puede hacer que se experimenten cambios de humor y síntomas de embarazo regular como dolor en los pechos.

¿Cómo prevenir una infección?

- Utiliza compresas en lugar de tampones. Espera hasta el próximo periodo antes de volver a utilizarlos.

- No utilices duchas vaginales.

- Toma duchas en lugar de baños.

- No te bañes en piscinas o jacuzzis.

- Evita mantener relaciones sexuales en las semanas posteriores.

- Tómate la temperatura cada día y anótala hasta tu próxima revisión con el ginecólogo, ya que la elevación de la temperatura corporal puede indicar la existencia de alguna infección.

Además, si tu médico te ha recetado antibióticos, es muy importante que los tomes exactamente según lo prescrito, y durante el tiempo indicado. Aunque los síntomas hayan mejorado al cabo de unos días, continúa tomándolos hasta que se acaben.

Puedes reanudar tus actividades habituales cuando te sientas preparada, sin embargo, es conveniente preguntar a tu médico en caso de que te recomiende no realizar algunas actividades más específicas como ejercicios intensos.

Las consecuencias psicológicas del aborto espontáneo varían de unas personas a otras. Hay quien lo afronta desde el principio con normalidad, es decir, sintiendo pena y frustración, pero dentro de una proporción ajustada. Sin embargo, otras mujeres se sientan culpables e incluso experimentan también una fuerte sensación de tristeza o depresión. Es fundamental que, si ocurre esto, se le comunique al equipo médico y también al entorno más cercano. Un factor muy importante del efecto que puede producir el aborto en cada persona tiene que ver con la cantidad de apoyo por parte de amigos y familiares. Pero, sin duda, lo mejor para superar este periodo de depresión es acudir a la ayuda profesional de un psicólogo.

 

No te puedes perder ...

Consecuencias de un legrado

Consecuencias de un legrado

Un legrado es una intervención quirúrgica que se lleva a cabo normalmente tras un aborto espontáneo, aunque se puede realizar en otras ocasiones, para limpiar bien el útero y evitar posibles problemas. Aunque rara vez entraña complicaciones, sí puede suponer diversos riesgos.

 


Puedes estar interesado en:
Algunos padres se preguntan "¿cómo saber el color de ojos que tendrá mi bebe?" y la respuesta no es sencilla ya que el bebé será producto de la combinación al azar de los genes de los progenitores y su resultado no se sabrá hasta el nacimiento. Eso si, si se analizan los rasgos de los padres y más aún aquellos en los que coinciden es probable que el bebé también los herede.


Redacción: Cristina Rodríguez

0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×
*/?>