• Buscar
Publicidad

Incompatibilidad de Rh

Incompatibilidad de Rh

Entre las múltiples pruebas prenatales a las que serás sometida durante tu embarazo se encuentra la de la incompatibilidad del Rh. Pero ¿sabes qué es exactamente y cuál es la finalidad de su diagnóstico?

Publicidad

Indice

 

¿Qué es el Rh?

El Rh o factor Rhesus diferencia los tipos de sangre según la presencia o ausencia de ciertas proteínas que se encuentran en la superficie de los glóbulos rojos. La mayoría de las personas tienen sangre con factor Rh positivo, es decir producen esta proteína. El resto, un 15% no, y son Rh negativo.

 

¿Qué es la incompatibilidad de Rh y por qué se produce?

La condición negativa del factor Rh en la sangre no es perjudicial para estas personas, sin embargo, las mujeres encintas con Rh negativo tienen probabilidades de desarrollar una incompatibilidad de factor Rh con su bebé. Situación que sí entraña un riesgo.

Esta intolerancia se produce cuando la sangre de la madre es Rh negativa y la de su futuro hijo Rh positiva. En este caso cabe la posibilidad de que la sangre del bebé penetre en el flujo sanguíneo de la madre. Como estos glóbulos rojos con factor Rh son extraños para el organismo materno, su sistema inmunitario tratará de eliminarlos, desarrollando anticuerpos que pueden atravesar la placenta y atacar al feto con Rh +.

La incompatibilidad del factor Rhesus no suele causar problemas en el primer embarazo, porque las sangres de la madre y del bebé no se mezclan o si lo hacen no es de forma significativa. No obstante, durante el alumbramiento, además de en otros casos, parte de la sangre del niño puede pasar a la circulación materna. Momento en el cual se desarrollan los anticuerpos Rh, como respuesta del organismo. La madre ya está sensibilizada.

 

Por qué debo conocer mi factor Rh?

En el caso de que no tengas factor Rh, tendrás que tomar ciertas medidas para garantizar la salud de tu pequeño ya que, si no, puede dar lugar a una fetopatía (desarrollo anormal del feto).

Saber qué tipo de grupo sanguíneo y factor Rh posees es tan sencillo como realizarte un análisis de sangre. Si eres Rh – y el padre también lo es, el bebé será Rh -. En este supuesto no hay peligro de que se desarrolle una intolerancia de Rh y por lo tanto no requerirás tratamiento después de dar a luz.

Si eres Rh negativo y el padre positivo, hay un 70% de posibilidades de que la sangre del bebé sea Rh positiva y por consiguiente incompatible con la tuya. Como no hay forma absoluta de conocer el Rh del feto, siempre que una mujer sea Rh - recibirá inyecciones de inmunoglobulina antiD durante la gestación, y tras el parto si se descubre que el niño es positivo, para destruir cualquier célula Rh+ y evitar el desarrollo de anticuerpos.

Si la mujer se vuelve a quedar embarazada de otro bebé Rh positivo, sus anticuerpos Rh reconocerán las proteínas Rh en la superficie de los glóbulos rojos del bebé como sustancias extrañas y entrarán en el torrente sanguíneo del bebé atacando a las células que contengan proteínas Rh. Esto puede hacer que los glóbulos rojos del bebé se hinchen y exploten. Esto se conoce como enfermedad hemolítica o enfermedad Rh del recién nacido. 

Por lo tanto, si se detectaran anticuerpos durante el embarazo, tanto la madre como el bebé necesitarán cuidados especiales. Se realizarán análisis de sangre y la evolución del feto será vigilada por si presentara algún síntoma.

Si una mujer embarazada tiene la posibilidad de desarrollar una incompatibilidad Rh,se le administrarán dos inyecciones de inmunoglobulina Rh durante el embarazo: la primera inyección alrededor de la semana 28 de embarazo y la segunda inyección 72 horas antes de dar a luz. En casos graves puede ser necesaria una transfusión de sangre. 

Pero a pesar de las altas probabilidades de no desarrollar una incompatibilidad, el médico la considerará para evitar cualquier riesgo, ya que el tratamiento, en caso de no ser necesario, no perjudicará ni a la mujer ni al neonato.
 

Riesgos de no abordar la incompatibilidad

La aparición de anticuerpos es muy poco probable con un buen control prenatal y un tratamiento adecuado. Sin tratamiento existen entre un 15 y un 50% de posibilidades de generar anticuerpos. Con tratamiento el riesgo es prácticamente del 0%. Sin embargo conviene conocer las posibles complicaciones de la incompatibilidad de Rh.

Éstas pueden ser leves o muy graves. El pequeño podrá padecer ictericia (coloración amarilla de la piel del bebé), anemia, insuficiencia cardiaca, daños cerebrales, y en casos extremos producirse abortos espontáneos o el nacimiento del bebé sin vida.
 

Posibles exposiciones a la sangre del bebé

- Parto

- Aborto espontáneo

- Aborto voluntario

- Hemorragia vaginal

- Anmiocentesis

- Análisis de vellosidades coriónicas

- Embarazo ectópico

- Embarazo molar


Fuente:

Blott, Maggie (2015), Tu embarazo día a día, Barcelona, Ed. Planeta.

Fecha de actualización: 09-03-2021

Redacción: Lola García-Amado

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×