×
  • Buscar
Publicidad

Consumir grasas trans durante el embarazo puede afectar al desarrollo cognitivo del niño

Consumir grasas trans durante el embarazo puede afectar al desarrollo cognitivo del niño

Ingerir en exceso alimentos que contengan grasas trans, como la bollería industrial, los helados, la margarina o las patatas fritas durante el embarazo y la lactancia pueden afectar al desarrollo cognitivo de los niños y reducir su peso al nacer, según afirma el responsable de Componentes y Aditivos de la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN), el doctor Pedro Mario Fernández.

Publicidad

No te puedes perder ...

Y tambien:

Índice

 

¿Por qué las grasas trans son malas para el niño?

Este experto explica que los Ácidos Grasos Trans (AGT) "retrasan la fecha de caducidad de los alimentos, reducen su oxidación y mejoran su textura y flexibilidad". Sin embargo, este componente, que se puede transmitir al bebé durante la gestación y a través de la leche materna, "es una estructura artificial derivada de procesos industriales que nuestro cuerpo no reconoce, no puede metabolizar y que se limita a acumularse en el organismo", asegura el doctor Fernández.

Otra de las complicaciones más importantes derivadas del consumo "no controlado" de los AGT son las enfermedades cardiovasculares. En este sentido, los AGT son responsables de la reducción del colesterol HDL ("bueno") y del aumento del LDL ("malo"), lo que a la larga se traduce en "un mayor riesgo de sufrir trastornos cardiovasculares" -como el infarto de miocardio agudo- "e incluso en el desarrollo de una diabetes tipo 2". Estos ácidos grasos son también responsables de anular los "efectos positivos" de otros elementos como las vitaminas liposolubles (A, D, E y K) "imprescindibles para la salud de los niños", apunta el Dr. Fernández.

La cultura del fast-food

La dieta mediterránea, predominante en España, hace que la ingesta media de grasas trans sea más baja que la de otros países como EE.UU. o Canadá. No obstante, "la cultura de la 'fast-food', representada no sólo por las pizzas o las hamburguesas, sino también por los 'snacks' y la bollería industrial, hace que nuestro país no esté exento de los efectos negativos que provocan los AGT", asegura el doctor Pedro Mario Fernández.

¿Qué debo comer en el embarazo?

Como hemos visto, es muy importante que cuides lo que comes durante el embarazo, ya que afecta a la salud del feto no solo durante la gestación, sino también a su desarrollo y crecimiento futuros. Por eso, es importante que sigas estos consejos alimenticios durante todo el embarazo:

1- No hay que comer por dos, pero sí mejor. Olvídate de comer mucho más, especialmente si lo vas a hacer con alimentos nada sanos como bollería. La ingesta de calorías solo debe aumentar ligeramente en el embarazo en unas 300 a partir del segundo trimestre. Por lo tanto, nada de pasarte el día comiendo.

2- La base de tu dieta deben ser las frutas, las verduras, los cereales integrales, las proteínas provenientes de carnes blancas, pescados y huevos y los lácteos. Debes consumir al menos 5 raciones diarias de frutas y verduras, de 2 a 3 porciones de proteínas y de 2 a 3 de lácteos, mejor desnatados. Evita las carnes rojas que pueden ser ricas en grasas saturadas. En resumen, una dieta mediterránea.

3- Elige alimentos ricos en vitaminas y minerales esenciales en estos meses como el ácido fólico, el calcio, el yodo, el hierro, los ácidos grasos esenciales omega 3 , la vitamina E, el zinc, etc. De algunos de ellos, como el ácido fólico o el hierro, la dieta puede no ser suficiente y puede que tengas que tomar suplementos nutricionales.

4- Haz 5 comidas ligeras al día, evita las comidas abundantes y copiosas.

5- Procura incluir alimentos con fibra en tu dieta para evitar el estreñimiento, muy común en estos meses.

6- Como hemos visto, debes evitar los alimentos ultraprocesados, ricos en grasas trans, además de los fritos. En cuanto a la comida rápida, déjala solo para ocasiones especiales, pero que no forme parte de tu dieta habitual.

7- Bebe mucha agua, unos 2,5 litros al día.

8- Recuerda que hay ciertos alimentos prohibidos ya que pueden infectarte de virus o bacterias que pueden ser muy graves en el embarazo, como la toxoplasmosis o la listeriosis. Evita, por tanto, todos aquellos que no estén bien cocinados como el sushi,  los embutidos, los ahumados, los quesos sin pasteurizar, las carnes rojas poco cocinadas, etc.

9- No abuses de la sal y asegúrate de que es yodada. Tampoco de los azúcares y la bollería, especialmente la industrial.

10- El pescado, tanto blanco como azul, es muy beneficioso, pero no debes consumir a menudo los grandes depredadores (pez espada, atún y emperador) ya que contienen mucho metilmercurio, que puede ser perjudicial para el desarrollo cognitivo del feto.


Te puede interesar:

El peso durante el embarazo es una de las variables que controla el obstetra en cada visita ya que adquirir más kilos de los debidos puede poner en peligro la salud tanto de la mamá como la del feto.

Fuente:

Pedro Mario Fernández, responsable de Componentes y Aditivos de la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN)

Fecha de actualización: 03-03-2020

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.