Síntomas en niños con diabetes

Síntomas en niños con diabetes
comparte

La diabetes es una enfermedad en la que los niveles de glucosa de la sangre están muy altos. Hasta hace poco, por ejemplo, la diabetes más común en niños y adolescentes era la diabetes tipo 1 (o diabetes juvenil), un tipo de diabetes en el que el páncreas no produce insulina, la hormona que ayuda a que la glucosa entre en las células para darles energía.

A diferencia de esta, encontramos la diabetes tipo 2, una diabetes cada vez más común en los niños y las personas más jóvenes. Es cierto que a esta diabetes se la conocía como la del adulto, pero ya no, debido principalmente a la obesidad, un estado patológico caracterizado por un exceso o acumulación excesiva y general de grasa en el cuerpo.

 

La obesidad infantil se ha convertido en un grave problema de salud pública en nuestro siglo. Un problema mundial que está afectando progresivamente a muchos países. El 80% de los niños obesos continuarán siéndolo de adultos si no se adoptan las medidas oportunas. En referencia a la diabetes tipo 2 tanto niños como adolescentes corren mayor riesgo de padecerla si estos tienen sobrepeso u obesidad, si tienen antecedentes familiares de diabetes o no hacen nada de ejercicio.

 

Una buena forma de reducir el riesgo de este tipo de diabetes es ayudándoles a mantener un peso saludable, asegurándose de que hacen ejercicio y se mantienen activos, sirviéndoles pequeñas porciones de alimentos saludables y nutritivos y limitándoles el tiempo que pasan con los aparatos electrónicos. La diabetes de tipo 2 puede ser controlada con dieta y ejercicio.

No te puedes perder ...

Dieta para niños con TDAH

Dieta para niños con TDAH

El TDAH (o Trastorno por Deficiencia de Atención e Hiperactividad) es una alteración del sistema nervioso central que provoca que los niños que lo padezcan manifiesten dificultades para mantener la atención y conductas hiperactivas y/o impulsivas, pudiendo ocasionar serios problemas en su desarrollo, así como disminución del rendimiento académico, falta de adaptación social y desajustes emocionales.

 

Por el contrario, lo que sucede con la diabetes tipo 1 es diferente. Los niños y adolescentes que padecen este tipo de diabetes pueden necesitar insulina ya que en esta el cuerpo deja de producir esta hormona tan importante. La insulina es la hormona producida por el páncreas que se encarga de regular la cantidad de glucosa de la sangre, una hormona anabólica que permite ese aporte necesario de glucosa.

 

La insulina controla y regula la glucosa dentro del organismo, pero ¿cómo? Activando los mecanismos que hacen que el azúcar pase de la sangre a las células para utilizarse como fuente de energía propiciando además los diversos procesos de almacenamiento de energía de manera que esta pueda ser utilizada a corto y largo plazo.

 

Síntomas de la diabetes tipo 1

 

En este caso, los signos y síntomas de este tipo de diabetes en niños aparecen rápidamente durante un periodo de semanas. Los más comunes son:

 

-Aumento rápido de los niveles de azúcar en la sangre

 

-Intensa sed

 

-Necesidad frecuente de ir a orinar

 

-Pérdida de peso sin causa aparente

 

-Dolor abdominal

 

-Vómitos

 

-Cansancio y debilidad

 

-Visión borrosa

 

-Irritabilidad

 

Síntomas de la diabetes tipo 2

 

En este caso, es decir, en la diabetes tipo 2, por norma general, no se presentan síntomas. Sin embargo, en algunas ocasiones pueden aparecer algunos como:

 

-Mucha sed

 

-Necesidad frecuente de ir a orinar

 

-Pérdida de peso

 

-Visión borrosa

 

Si el niño presenta alguno de estos síntomas, aunque la sospecha sea mínima, será absolutamente necesario consultarlo con el pediatra. Él será quien valorará los síntomas y si lo considera oportuno, se le realizarán al niño los análisis de glucosa rutinarios para confirmar o descartar la enfermedad.

 

Diagnóstico de la diabetes en niños

 

Una pista que puede ayudar tanto a padres como a profesores suelen ser los primeros síntomas que aparecen, aunque siempre deben confirmarse a través de la determinación de glucosa en la sangre. Por ejemplo, en los centros de salud y en las farmacias esta puede medirse en tan solo unos segundos con la simple punción en el dedo para obtener una gota de sangre. Si el nivel de glucosa es elevado habrá que acudir a urgencias de inmediato.

 

La diabetes se diagnostica mediante un análisis que mide los niveles de glucosa en la sangre. Un análisis que se realiza en ayunas desde la noche anterior. En el caso de la diabetes de tipo 2 se realiza una prueba de tolerancia oral a la glucosa, que consiste en medir el azúcar en sangre y en orina antes y después de beber una solución azucarada o con glucosa. No obstante, hemos de saber que la mayoría de los casos de diabetes tipo 2 se descubren durante la consulta rutinaria de diagnóstico de diabetes infantil.

 

Además, debemos recordar que, cuanto antes se diagnostique la diabetes, mucho más eficaz será el control de la enfermedad. Por este motivo resulta fundamental que si notáis alguna alteración en el comportamiento de vuestro hijo acudáis a su pediatra porque si la diabetes no es detectada ni tratada a tiempo podría causar una variación muy brusca en la tasa de glucosa en la sangre.

 

Tratamiento de la diabetes en niños

 

Dependiendo del tipo de diabetes que tenga vuestro hijo el tratamiento será completamente diferente ya que, en el caso de la diabetes tipo 1, el tratamiento será a base de inyecciones de insulina diarias con unas dosis personales, es decir, diferentes para cada paciente, a la vez que se le hace el control del nivel de glucosa en la sangre.

 

Y, sin embargo, en el caso de la diabetes tipo 2, no resulta necesario administrar medicamentos, ya que se puede controlar la enfermedad vigilando el índice de glucosa en la sangre, llevando una dieta adecuada y practicando, por supuesto, ejercicio físico de manera regular. 

 


Te puede interesar:
La detección de un niño con altas capacidades de manera precoz permite tomar las medidas precisas en el entorno del menor para que éste pueda alcanzar todo su potencial.


Fecha de actualización: 07-08-2018

Redacción: Irene García

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×


×
×
×
*/?>