• Buscar
Publicidad

¿Para qué sirve el ácido fólico?

¿Para qué sirve el ácido fólico?

Prácticamente el 90% de las necesidades maternofetales, durante la gestación, están cubiertas por las reservas de la madre o los nutrientes que obtiene a través de su alimentación. Sin embargo, otros requerimientos, imprescindibles para el correcto desarrollo embrionario, no llegan al feto por la placenta, se pierden en algún momento o simplemente el organismo de la madre no es capaz de fabricarlo o sintetizarlo. Ocurre, entre otros, con los folatos, la vitamina B9. Razón por la que se insta a su consumo en forma de fármaco, antes y durante la gestación.

Publicidad

Índice

 

¿Por qué es tan importante la ingesta de ácido fólico durante el embarazo?

El ácido fólico es una vitamina B, concretamente, la vitamina B9. El cuerpo lo usa para producir células nuevas de todos los tejidos y órganos.

El proceso de formación del sistema neurológico central (la médula espinal y el cerebro) se inicia con la formación y fusión del tubo neural, paso fundamental que sucede durante los primeros días de gestación. Si el tubo neural no llega a cerrarse correctamente, el embrión, y futuro bebé, puede sufrir graves malformaciones en su sistema neurológico tales como anencefalia o espina bífida, con consecuencias fatales como parálisis cerebral, retraso mental o la muerte.

Múltiples estudios científicos y de medicina han demostrado que consumir cantidades suficientes de folatos, o ácido fólico en su versión sintetizada, disminuye hasta en un 70% las posibilidades de que el bebé padezca anomalías en el tubo neural. Este argumento debería ser suficiente para tomar suplementos de ácido fólico en cuanto se tenga consciencia del embarazo.

El ácido fólico previene defectos en el tubo neural, pero también se cree que reduce el riesgo de que el bebé padezca otras malformaciones congénitas como labio leporino, fisura del paladar, acortamiento de extremidades, defectos cardiacos, etc.
 

¿Cuánta cantidad de ácido fólico hay que tomar en el embarazo?

Es necesario asegurar un consumo diario de al menos 400 mcg de ácido fólico. Los estudios confirman que las dietas actuales, incluida la mediterránea, apenas aportan la mitad de la cantidad requerida en estas circunstancias, por ello es esencial tomarlo vía suplemento vitamínico. Las mujeres con embarazos múltiples, o aquellas que sufran ciertas patologías como diabetes, obesidad, epilepsia o antecedentes de malformaciones neurológicas, necesitarán aumentar el aporte diario, según lo establezca el ginecólogo en cada caso.

Se aconseja tomarlo no solo desde que se confirme el embarazo, sino desde los 2 o 3 meses previos a la concepción ya que el cierre del tubo neural se produce en los primeros días del embarazo, incluso antes de enterarse del mismo.

Este suplemento se debe tomar todos los días a primera hora del día para contar con las reservas necesarias hasta al menos la semana 12 de embarazo, aunque se puede seguir tomando toda la gestación.
 

¿Tiene efectos secundarios el ácido fólico?

El ácido fólico puede causar algunos efectos secundarios leves, como mal sabor de boca, náuseas, picores, irritabilidad, falta de apetito… Pero no es lo habitual y, como decíamos, son efectos leves, mucho menos perjudiciales que los defectos que se pueden producir si no se toma esta vitamina, así que asegúrate de tomarla.


Glosario

Labio leporino

Definición:

Hendidura o separación en el labio y/o en el paladar.

Síntomas:

Ninguno.

Tratamiento:

Intervención quirúrgica.

Fuentes:

CDC: https://www.cdc.gov/ncbddd/spanish/folicacid/about.html#:~:text=A%20principios%20del%20desarrollo%2C%20el,(espina%20b%C3%ADfida)%20del%20beb%C3%A9.

Blott, Maggie (2015), Tu embarazo día a día, Barcelona, Ed. Planeta.

Fecha de actualización: 20-01-2021

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×