• Buscar

¿Un bebé puede estreñirse con la leche materna?

¿Un bebé puede estreñirse con la leche materna?

Aunque es cierto que los bebés alimentados con leche de fórmula suelen estreñirse más a menudo que los que se alimentan exclusivamente de leche materna, estos últimos también pueden sufrir este trastorno digestivo tan común entre los bebés.

Publicidad

Indice

 

El estreñimiento en bebés

El estreñimiento es un trastorno digestivo que causa la deposición infrecuente con heces secas y duras o la incapacidad de defecar. Este problema es habitual en algunos lactantes debido a la inmadurez del sistema digestivo. En los neonatos alimentados exclusivamente con leche materna es un trastorno más raro, ya que la leche materna se adapta a las necesidades del bebé, se digiere mejor y tiene la cantidad adecuada de cada nutriente. Mientras que la leche de fórmula contiene más grasa, lo que puede hacer que las heces sean más espesas y circulen peor.

No obstante, los bebés alimentados con leche materna también pueden sufrir estreñimiento, sobre todo aquellos que sufren algún cambio en la dieta (como empezar con la alimentación mixta o con nuevos alimentos) o que tienen alguna enfermedad que pueda causar falta de apetito, vómitos, deshidratación, etc. Por lo tanto, el estreñimiento es un trastorno que aparece con más frecuencia hacia los 6 meses tras el embarazo y el parto, cuando se inicia la alimentación complementaria y el bebé deja de alimentarse exclusivamente con leche materna y comienza a ingerir otros alimentos, sobre todo si no se le ofrecen alimentos ricos en fibra o el aporte de líquidos disminuye considerablemente.

Existen otras causas de salud que pueden provocar el estreñimiento en bebés alimentados con leche materna, como la enfermedad de Hirschsprung (u obstrucción del intestino grueso), un trastorno congénito que aparece cuando existe un movimiento muscular deficiente en el intestino, lo que causa estreñimiento grave desde que el bebé nace. En estos casos, el bebé suele tener problemas incluso para expulsar el meconio, por lo que se suele diagnosticar muy pronto. La enfermedad de Hirschsprung causa aproximadamente el 25% de todas las obstrucciones intestinales de los recién nacidos y va acompañado de otros síntomas como heces explosivas e infrecuentes, ictericia, alimentación deficiente, escaso aumento de peso, vómitos, diarrea acuosa (en el recién nacido). El tratamiento consiste en la irrigación rectal seriada y la extirpación de la sección anormal del colon mediante cirugía.

Otra enfermedad que también puede causar el estreñimiento en los bebés es la alergia a las proteínas de la leche de vaca, que afecta a un 2,4% de la población. En estos casos, la mamá no deberá tomar leche de vaca mientras dure la lactancia, sino cambiarla por otras como las leches vegetales.

También hay bebés alimentados con pecho que sufren estreñimiento por genética, es decir, en su familia más cercana hay personas con este problema, por lo que es más posible que el niño también lo sufra.


Consejos para combatir el estreñimiento

Si tu bebé está alimentado con leche materna y sufre estreñimiento, lo primero que debes hacer es descubrir la causa, por si sufre alguna enfermedad que deba ser tratada o solo necesita una serie de cambios de hábitos en la alimentación. Consulta al especialista en pediatría y no le des laxantes ni otros medicamentos para ablandar las heces a no ser que lo recomiende tu médico. Tampoco debes introducirle la punta de un termómetro u otros objetos por el ano para ayudar a que las heces salgan ya que, aunque este remedio tradicional suele funcionar, a la larga puede ser muy perjudicial, ya que limitará el reflejo del ano para expulsar solo las heces y necesitará siempre ayuda para hacerlo.

Por el contrario, puedes seguir estos consejos:

1- Si solo toma leche materna, puede que esté comiendo poco y debas aumentar las tomas de lactancia para ayudar a que la leche regule sola el tránsito intestinal. En bebés que comen poco o están deshidratados las heces se vuelven más espesas y bajan peor por el intestino.

2- Si no ha cumplido aún los 6 meses, no le ofrezcas frutas ni otro alimento diferente de la leche a no ser que te lo indique tu pediatra. Si tiene más de esta edad y ya ha comenzado con la alimentación complementaria a la leche, añade a su dieta alimentos con fibra como las frutas, las verduras, los cereales integrales. Algunos alimentos, como las pasas, la pera o la naranja, aportan más fibra a la dieta. Igualmente, debes ofrecerle líquidos a menudo (agua, leche, sopas, cremas…) para que las heces no se vuelvan secas y duras.

3- Si le alimentas también con leche de fórmula, opta por aquellas especiales para combatir el estreñimiento. Estas leches tienen menos grasas y se digieren mejor. Algunas incluso incluyen triglicéridos con palmitato en posición preferente β, que hacen que las heces sean menos duras. También puedes aumentar ligeramente la cantidad de agua por cada cucharada de leche en polvo para que las heces sean más líquidas, pero no mucho más o puedes causarle malnutrición.

4- Dale masajes en la tripa para ayudar al movimiento intestinal. Los más adecuados son los masajes circulares en el sentido de las agujas del reloj o presionar ligeramente con dos dedos por debajo del obligo, donde sientas las heces acumuladas.

5- Hacer caca tumbado puede resultar un poco más complicado que sentado, así que, cuando veas que se pone rojo y hace esfuerzos para expulsar las heces, pero estas no salen, cógelo en brazos para que esté en posición vertical o túmbalo boca arriba y haz una ligera presión sobre el intestino con sus piernas dobladas sobre la tripa para ayudar a que las heces salgan.


Fuentes: AEP EnFamilia “Alergia a proteínas de leche de vaca” https://www.aeped.es/sites/default/files/documentos/5-aplv.pdf

Fecha de actualización: 28-06-2021

Redacción:

Publicidad
Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamentepero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web nosustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a unaconsulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, yen ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×