¿Cómo ayudar a mi bebé con el estreñimiento?

¿Cómo ayudar a mi bebé con el estreñimiento?
comparte

El estreñimiento es uno de los trastornos digestivos más habituales en bebés y niños pequeños, tanto durante la lactancia -especialmente si es con leche de fórmula-, como al empezar con la alimentación complementaria. Y, aunque no es un problema grave en principio, puede llegar a serlo si se alarga en el tiempo y no se remedia, causando problemas como fisuras anales, hemorroides o incluso algunos tipos de cáncer.

Todos podemos sufrir algún episodio aislado de estreñimiento, especialmente ante los cambios de rutinas, en épocas de estrés, etc. Sin embargo, en los bebés las causas principales de este trastorno digestivo son:


- Alimentación con leche de fórmula, ya que esta leche contiene más grasa que la leche materna, lo que puede hacer que las heces sean más espesas y circulen peor.


- Cambios de alimentación: cuando se pasa de la leche materna a la leche de fórmula o se introducen los alimentos sólidos, es normal que el bebé tenga estreñimiento durante unas semanas, hasta que su tránsito intestinal se regula con las nuevas condiciones alimenticias.


- Inmadurez del sistema digestivo: los bebés no nacen con el sistema digestivo totalmente desarrollado, por lo que puede llevarles un tiempo aprender a regularse y hacer caca.


- Genética: algunas personas tienen una mayor propensión a sufrir estreñimiento. Si es el caso de tu hijo, deberás tenerlo en cuenta para evitar daños a largo plazo provocados por el estreñimiento crónico, como la aparición de fisuras anales, hemorroides o, en la edad adulta, ciertos tipos de cáncer.

No te puedes perder ...


Consejos para combatir el estreñimiento


Tanto si el estreñimiento de tu hijo es temporal como crónico, debes adoptar cuanto antes estas medidas para ayudarle a superar este trastorno que, además de heces duras, causa dolor estomacal, gases, hinchazón, dolor al defecar, etc.


1- Consultar al pediatra. El médico de tu hijo debe valorar si el trastorno es grave o no y si hace falta administrarle algún laxante o medicamento, aunque normalmente no se recurre a fármacos, sino a cambios en la rutina y la diera.


2- Si todavía toma leche materna, sigue con ella e intenta aumentar las tomas ya que la leche materna ayuda a regular el tránsito intestinal.


3- Si no tiene más de 6 meses, no le des zumos de frutas ni ninguna otra cosa distinta de la leche salvo que lo recomiende el pediatra.


4- Si está alimentado con leche de fórmula, compra aquellas leches especiales para combatir el estreñimiento. Estas leches contienen menos grasas y se digieren mejor. Además, algunas sintetizan triglicéridos con palmitato en posición preferente β, que hacen que las heces sean menos duras.


5- Aumenta ligeramente el aporte de agua por cada cucharada de leche en polvo para que las heces sean más líquidas. Pero no mucho más, o su alimentación será pobre nutricionalmente y podría estar malnutrido.


6- Si ya toma frutas, ofrécele aquellas con más fibra, que ayuda a evitar el estreñimiento, como pera, pasas, naranja, kiwi, aguacate, etc.


7- Aumenta la fibra en general en toda su alimentación con productos como las legumbres, los cereales integrales, la quinoa, las judías verdes, las alcachofas, etc.


8- Ofrécele mucha agua y líquidos para evitar las heces duras.


9- Hacer caca tumbado puede ser más complicado. Si ya se sienta, colócale de cuclillas o en un orinal para que le resulte más sencillo al ejercer presión sobre el ano. Si no, cógelo en brazos para que esté en posición vertical o túmbalo boca arriba y haz una ligera presión sobre el intestino con sus piernas dobladas sobre la tripa.


10- Haz masajes en su tripa con movimientos circulares en el sentido de las agujas del reloj. También funciona presionar ligeramente con dos dedos por debajo del obligo, donde sientas las heces acumuladas.


11- El ejercicio y el movimiento favorecen el tránsito intestinal, intenta que se mueva mucho.


Te puede interesar:
La detección de niños con altas capacidades de manera precoz permite tomar las medidas precisas en el entorno del menor para que éstos puedan alcanzar todo su potencial.


Fecha de actualización: 29-06-2018

Redacción: Irene García

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×


×
×
×
*/?>