¿Cómo ayudar a mi bebé a hacer caca?

¿Cómo ayudar a mi bebé a hacer caca?
comparte

Algunos bebés tienen problemas para expulsar las heces, bien por temas de estreñimiento o bien por disquecia o algún otro problema que hace que no sea capaz de relajar los músculos del esfínter anal para facilitar la salida de las caquitas. Para ayudarle, lo primero es averiguar la causa.

Es importante que los bebés hagan caca con regularidad ya que la acumulación de heces en el intestino puede causar molestias abdominales, dolor, gases, problemas para dormir, falta de apetito, etc. Por eso, si notas que tu bebé tiene problemas para hacer caca, debes averiguar la causa y saber cómo ayudarle.


Lo primero es saber si realmente tiene un problema o no ya que no todos los bebés hacen caca de la misma forma ni las mismas veces al día, por lo que puedes pensar que tu bebé tiene problemas para hacer caca, y no es así. No basta con que haga caca pocas veces al día ya que se considera normal incluso estar varios días sin hacer caca siempre que las heces no sean duras y el niño no tenga problemas al expulsarlas. Así que no te fijes solo en la frecuencia, sino también en la consistencia de las heces y, sobre todo, si el niño llora, se queja, se pone nervioso y cierra el culito en vez de abrirlo cuando quiere hacer caca. Si es así, está claro que tiene un problema, por lo que lo mejor es que acudas al pediatra para que te confirme cuál de estos posibles problemas presenta tu bebé:


1- Disquecia del lactante


Es un problema que aparece en los primeros meses de vida, caracterizado porque el bebé se pone rojo, hace mucha fuerza, se arquea y llora porque quiere hacer caca, pero no lo consigue a pesar de que las heces no son duras, sino blandas o líquidas si hablamos de lactantes.

No te puedes perder ...


Este problema aparece porque el sistema inmaduro del bebé hace que se produzca un asincronismo entre lo que el bebé quiere -hacer caca- y lo que su cuerpo hace- cerrar el esfínter en lugar de abrirlo. Por eso, el bebé pasa un mal rato hasta que es capaz de abrirlo y hacer caca, en cuyo momento se queda a gusto y se le ve calmado y tranquilo.


No hace falta ningún tratamiento ya que es un problema que se resuelve solo con el tiempo, cuando el sistema del bebé madura.


2- Estreñimiento


Aunque es más habitual que el estreñimiento aparezca en bebés de más de 6 meses que comienzan a comer más alimentos aparte de la leche, también puede aparecer en lactantes, especialmente en los alimentados con leche de fórmula. Este problema aparece por una dieta baja en fibra y la ingesta de pocos líquidos, que hace que las heces se vuelvan secas y duras y bajen peor por el intestino grueso, dificultando su expulsión.


Además, en bebés este problema se agrava porque, cuando notan dificultad para hacer caca, aprietan el esfínter en lugar de abrirlo, por lo que se aguantan las ganas y no hacen caca, haciendo que esta cada vez sea más dura y aumentando el problema.


3- Enfermedad de Hirshsprung


Esta enfermedad congénita causa la obstrucción del intestino grueso debido a su movimiento muscular deficiente. Esto produce una serie de síntomas característicos que nos permiten detectar la enfermedad: dificultad para eliminar el meconio al nacer, problemas para hacer caca, alimentación deficiente, heces explosivas e infrecuentes, escaso aumento de peso, vómitos y diarrea acuosa, vientre hinchado.


El tratamiento consiste en un procedimiento llamado irrigación rectal seriada que ayuda a aliviar la presión en el intestino. Mediante cirugía, se extirpa la sección anormal del colon.


4- Miedo a hacer caca


Los problemas psicológicos también pueden estar detrás de los problemas para hacer caca. Estas dificultades pueden aparecer cuando se retira el pañal a los 2 años, porque el niño sienta miedo o vergüenza de hacer caca en el váter.


Este miedo puede hacer que el bebé apriete el culo e intente que se le pasen las ganas de hacer caca, en lugar de ir al baño. Y si se le pregunta si quiere ir al baño se pone nervioso, llora, grita y se enfada.


Este miedo puede aparecer porque el niño sienta dolor al hacer caca, por vergüenza de hacerlo delante de otros, por problemas emocionales, etc.


Y cuanto más se aguanta, más dolor y más problemas para hacer caca. Además, puede acabar causándole fisuras y hemorroides. Por eso, tienes que saber cómo ayudar a tu bebé a hacer caca.


Consejos para ayudar al bebé a hacer caca


- Si el problema es el estreñimiento, debes proporcionarle una dieta rica en fibra y muchos líquidos para que las heces sean más blandas.


- Cuando notes que le cuesta hacer caca o le duele, dale masajes en la tripa haciendo círculos en el sentido de las aguas el reloj o presionando ligeramente unos dos dedos por debajo del ombligo durante unos segundos.


- No le des laxantes ni remedios naturales sin consultar al médico ya que si no tiene estreñimiento y la causa es otra, puede ser peor.


- Flexiona sus piernas sobre su tripita para ayudar a que las heces presionen en el esfínter y salgan. No hagas mucha fuerza.


- Nunca estimules el ano del bebé con la punta de un termómetro o un bastoncillo ya que, aunque funciona a corto plazo, a la larga es peor porque acostumbrará al bebé a recibir estimulación externa para hacer caca y no podrá hacerlo de otra forma.


- Si tu peque tiene miedo a hacer caca o ir al baño, explícale que es algo natural que todos hacemos y que no hay que tener miedo ni vergüenza. Siéntale todos los días en el váter para que cree un hábito y quédate con él distrayéndole para que no piense en el miedo ni el dolor.


0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×
*/?>