Qué hacer con un niño estreñido

Qué hacer con un niño estreñido
comparte

El estreñimiento es una enfermedad muy habitual en bebés y niños pequeños que, aunque no reviste gravedad, sí es importante tratar cuanto antes ya que el estreñimiento, a la larga, puede acarrear otras consecuencias.

¿Mi hijo está estreñido?


Los lactantes alimentados solo con leche, ya sea materna o de fórmula, tienen un tiempo de tránsito intestinal mucho menor que el de los adultos, de 8 o 9 horas frente a las 30-48 de los adultos. Por eso, lo normal es que hagan unas 4 deposiciones al día hasta los 10 meses de edad.


Una vez empiezan a comer parecido a los adultos, deben hacer una o dos deposiciones al día hasta los 3 años de edad. A partir de esta edad se considera normal evacuar al menso una vez al día o cada dos días.


Pero para considerar que un niño está estreñido hay que tener también en cuenta cómo son las heces. Si son blandas no se considera estreñimiento. Deben ser duras y secas y debe costar que salgan para que se considere que un niño está estreñido.


La causa principal del estreñimiento es una dieta poco adecuada o hábitos incorrectos a la hora de ir al baño. También ciertos medicamentos, los cambios de alimentación, los viajes o el estrés pueden provocar estreñimiento temporal.


¿Cómo tratar el estreñimiento?

No te puedes perder ...


Es importante tratar este problema cuanto antes ya que el estreñimiento constante puede provocar pequeñas y dolorosas fisuras en el ano que acaben provocando hemorroides.


También el estreñimiento crónico aumenta las posibilidades de sufrir cáncer colorrectal en la edad adulta.


 Por eso, si notas que tu hijo está estreñido, debes adoptar cuanto antes estas medidas:


1- Nunca estimules su culito con una rama de perejil u otro objeto porque, de esta manera, el cuerpo se acostumbrará a este estímulo externo y no podrá defecar sin él, aumentando el estreñimiento.


2- El niño debe llevar una dieta equilibrada y rica en líquidos y fibra (cítricos, ciruelas, kiwis, legumbres, cereales integrales, etc.). Cocina con aceite de oliva, incluso añadiendo una cucharada extra.


Evitar exceso de alimentos astringentes: patata, zanahoria, manzana, arroz…


3- Nunca debe aguantarse las ganas de ir al baño. En cuanto tenga ganas de hacer caca, debe acudir.


4- Nunca le administres laxantes o enemas a no ser que te lo recete el pediatra.


5- Algunos remedios naturales son muy eficaces, como el agua de orejones de ciruela o el zumo de pera en ayunas.


6- Si le cuesta ir al baño, crea con él el hábito. Después de comer, que se siente en el baño unos 5 o 10 minutos para hacer ganas y que el organismo se acostumbre.


7- Los masajes abdominales suaves y los baños con agua templada pueden favorecer la evacuación.


8- El ejercicio regular también aumenta el tránsito intestinal.

 

Foto: Creado por V.ivash - Freepik.com


0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×
*/?>