×
  • Buscar
Publicidad

Estreñimiento en bebés lactantes

Estreñimiento en bebés lactantes

El estreñimiento es la deposición infrecuente con heces secas y duras o la incapacidad de defecar. Más que una enfermedad o trastorno el estreñimiento es un síntoma o una consecuencia de algo que no marcha bien. Por ello es importante encontrar la causa.

Publicidad

Es raro que los lactantes, especialmente si son alimentados con lactancia materna exclusiva, sufran estreñimiento. Pero es cierto que a menudo se confunde el hecho de que un niño no haga caca a diario con el estreñimiento. Sin embargo la frecuencia de las evacuaciones de un bebé (también de un adulto) varía enormemente de uno a otro. De modo que es totalmente normal encontrar niños que defecan 10 veces al día y otros una vez cada semana o incluso cada 15 días.


El estreñimiento, por lo tanto, es más bien una apreciación individual del tránsito intestinal de cada uno. Cuando se produce una disminución de las deposiciones y éstas además son duras y secas y provocan dolor, entonces sí podemos hablar de estreñimiento.


Las cacas de un lactante son blandas, pastosas o semilíquidas, grumosas y de un color que va desde el amarillo claro al marrón rojizo, pasando por el verde botella.


La constancia también varía, sobre todo a medida que el pequeño va creciendo: Durante sus primeras semanas de vida, los recién nacidos suelen manchar el pañal muy a menudo, prácticamente cada vez que maman. Con el tiempo los intervalos entre deposiciones se irán espaciando y alrededor de los dos meses, cuando la lactancia se ha establecido y el sistema digestivo va madurando, si toman leche materna, apenas harán caca durante algún tiempo, pudiendo pasar 3 o 4 días entre una y otra. Esto se debe a que la leche materna tiene una composición perfecta para el pequeño, quien aprovecha prácticamente todo y no desecha nada. Así que en principio esto no debería preocuparnos. Ahora bien, la ausencia o la escasez de evacuaciones durante los primeros meses tras el nacimiento podrían hacer sospechar de un trastorno digestivo o que el bebé no está comiendo lo suficiente, es decir, no está mamando correctamente. Si es el caso y durante sus primeros días de vida no hace caca regularmente al menos una vez cada día o dos días, conviene pesarle para comprobar que engorda normalmente y sobre todo que no está perdiendo peso. 

No te puedes perder ...

Y tambien:


Con la introducción de la alimentación complementaria, lógicamente cambiarán las heces, tanto en aspecto como en frecuencia. Los primeros alimentos (cereales, fruta, pollo, etc.), tienen más cantidad de residuos que la leche, por lo que las cacas serán más compactas y duras, y tendrán un olor diferente. Asimismo puede ser que muchos niños que han empezado a comer pequeñas cantidades de comida sólida no hagan caca durante varios días.


Y recuerda que es normal…


Que el bebé se ponga rojo, encoja las piernas o haga esfuerzos al evacuar


Que no haga caca durante varios días


Que las heces cambien de aspecto, consistencia o color, especialmente si se le da el pecho, ya que la leche materna cambia de composición a lo largo de la mamada y a lo largo de los meses, según las necesidades del bebé. En cambio las deposiciones de los niños alimentados con fórmula suelen presentar siempre la misma apariencia porque ésta es siempre igual. Son más oscuras, espesas y duras.


Causas más comunes del estreñimiento en lactantes


Cambios en la dieta o introducción de alimentos sólidos (principalmente los más astringentes como plátano, arroz, zanahoria…).


Ingesta insuficiente de líquidos


Inmadurez del intestino (se desarrolla con la edad)


Enfermedad reciente con fiebre, vómitos, deshidratación…


¿Qué hacer para acabar con el estreñimiento? Remedios


Seguir las indicaciones del médico después de que haya diagnosticado estreñimiento en el bebé.


No medicarle ni administrarle ningún laxante sin autorización médica.


No estimularle el ano con el dedo, aceites, supositorios, ramitas o enemas.


Evitar los zumos de frutas, infusiones o líquidos distintos a la leche materna o adaptada, sobre todo antes de los 6 meses.


Asegurarle la suficiente hidratación. Antes de los 6 meses con la leche materna o fórmula artificial será suficiente. Después se le puede dar agua y sobre todo leche materna.


Darle masajes en el abdomen o en la espalda. Con el bebé tumbado boca arriba, sujetarle las piernecitas y hacer giros con ellas, a modo de pedaleo para favorecer los movimientos intestinales.


Acudir al pediatra si…


Pasados los primeros dos días no ha expulsado el meconio


Hace caca en forma de bolas duras y secas y le duele al hacerla


Se aprecia una disminución repentina y evidente en la frecuencia habitual de las deposiciones


Tiene fiebre


El bebé presenta alguna fisura o herida en el ano o hay sangre en las heces (melena)


Hace grandes esfuerzos por defecar y no lo logra y/o llora al intentarlo.


Tiene distensión abdominal


Pierde peso


Te puede interesar:

La tabla de peso y talla de bebés es elaborada por la OMS para facilitar al máximo el control del desarrollo de un bebé dado en relación a otros bebés de su misma edad.


Fecha de actualización: 07-05-2014

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

Publicidad