×
  • Buscar
Publicidad

¿Se puede poner la vacuna contra la gripe a recién nacidos?

¿Se puede poner la vacuna contra la gripe a recién nacidos?

La vacuna de la gripe no se debe administrar antes de los 6 meses, por lo que no puede ponerse a recién nacidos. Para proteger a los recién nacidos en pleno invierno de este virus, lo mejor es vacunar a la familia más cercana y seguir una serie de consejos de prevención.

Publicidad

La gripe es una enfermedad vírica producida por los virus Influenza A, B y C pertenecientes al grupo myxovirus de fácil contagio que puede afectar a personas de cualquier edad y que es más frecuente en los meses de invierno, de enero a marzo. Aunque generalmente no es una enfermedad grave, en personas con problemas respiratorios o cardiacos puede llegar a causar la muerte, por eso se recomienda vacunar a la población de riesgo en los meses previos al comienzo del virus, de octubre a diciembre.


Como los virus gripales varían muy frecuentemente, tener la gripe un año no nos protege contra la gripe del año siguiente, ni siquiera vacunarnos, por eso cada año las vacunas antigripales son modificadas y hay que vacunarse de nuevo para adecuarlas a las cepas de virus circulantes.


La gripe es una enfermedad que a menudo se confunde con el resfriado, pero no está causado por el mismo virus ni provoca los mismos síntomas. En el caso de la gripe estos son fiebre alta, dolor muscular, cansancio y malestar general.

No te puedes perder ...

Meningitis en niños

Meningitis en niños

Poco frecuente pero quizá la enfermedad infantil más temida por padres y pediatras, la meningitis hace saltar la voz de alarma ante la mínima sospecha del comienzo de un brote epidémico. Pero antes de convertirnos en presas del pánico, conviene conocer la enfermedad, sus causas y cómo prevenirla.

Y tambien:


Las complicaciones de la gripe vienen de sobre infecciones bacterianas (como otitis media o neumonías), que requieren antibióticos y, en algunos casos, hospitalización.


Gracias a la campaña de vacunación, se pueden llegar a reducir los ingresos en Pediatría por esta enfermedad hasta un 70%, por eso los pediatras recomiendan vacunar a los bebés y niños en riesgo para evitar que esta enfermedad se convierta en algo grave.


La vacuna más común usada en bebés y niños es la trivalente de dosis estándar, dirigida a pacientes de entre seis meses y 64 años. También existe la vacuna cuatrivalente mediante spray nasal, para personas entre 2 y 49 años. La eficacia de la vacuna está relacionada con su capacidad para desarrollar anticuerpos frente a dos proteínas presentes en la membrana de los virus de la gripe: los anticuerpos contra la proteína H (hemaglutinina), contagiarse, y los anticuerpos contra la proteína N (neuraminidasa), que disminuyen la gravedad de la enfermedad si se contrae.


La pauta general es de una sola dosis anual inyectada por vía intramuscular, aunque en el caso de los niños menores de 9 años que se vacunen por primera vez se recomiendan dos dosis separadas por un mes.


Pero no se debe vacunar a todos los bebés y niños pequeños, solo a aquellos que tengan alguna enfermedad crónica o viven con pacientes de riesgo para evitar contagiar a estos. Algunos de los supuestos en los que se recomienda vacunar son:


1- Enfermedades respiratorias como asma, fibrosis quística, displasia broncopulmonar, bronquiectasias, o bronquiolitis de repetición


3- Diabetes mellitus y otras enfermedades metabólicas


4- Enfermedades cardiacas


5- Aquellos que viven con personas que padezcan algunas de estas enfermedades (es lo que se conoce como estrategia nido: vacunar a todos los miembros de una familia con un paciente de riesgo)


6- Haber estado hospitalizado el año anterior a causa de enfermedades crónicas metabólicas (incluida la diabetes mellitus), disfunciones renales, hemoglobinopatías o inmunosupresión (incluidas las causadas por medicación o HIV)


7- Niños y adolescentes (de 6 meses a 18 años) tratados durante un largo tiempo con ácido-acetil-salicílico susceptibles de complicaciones metabólicas a causa de la gripe (Síndrome de Reye)


8- Enfermedades crónicas del riñón, como insuficiencia renal o síndrome nefrótico


9- Enfermedades crónicas del hígado


10- Enfermedad inflamatoria intestinal


11- Enfermedades reumáticas


12- Inmunodeficiencias desde el nacimiento (excepto el déficit de IgA aislado) o inmunodeficiencias por determinados medicamentos


13- Ausencia de bazo o mal funcionamiento del mismo


14- Cáncer o enfermedades de la sangre


15- Enfermedades neuromusculares crónicas


16- Encefalopatía


17- Implante coclear


18- Enfermedad celiaca


19- Fístula de líquido cefalorraquídeo


20- Tratamiento con eculizumab


21- Malnutrición moderada o grave


22- Obesidad mórbida


23- Prematuridad (especialmente nacidos con menos de 35 semanas de edad gestacional o con enfermedades asociadas)


24- Síndrome de Down y otros trastornos genéticos


25- Niños de 6 meses a 5 años tutelados por la administración


¿Puede causar efectos adversos?


La vacuna de la gripe es muy segura, pero, como todas las vacunas, puede causar algunos efectos leves al poner la inyección como dolor y enrojecimiento en el área, fiebre, malestar, etc.


Contraindicaciones de la vacuna


No deben vacunarse nunca los menores de 6 meses (por lo tanto, no se debe vacunar a los recién nacidos), las personas con alergias graves a alguno de los ingredientes de la vacuna, especialmente el huevo, pacientes enfermos o convalecientes, pacientes con enfermedades autoinmunes que no están controladas (la vacuna podría “despertar” estas enfermedades), personas que hayan tenido púrpura trombopénica inmune en los 7 días siguientes a una dosis previa de vacuna antigripal o personas con síndrome de Guillain-Barré.


¿Cómo prevenir la gripe en recién nacidos?


Para evitar que los recién nacidos en invierno contraigan la gripe, ya que no se les puede vacunar, se recomiendan seguir los siguientes consejos:


1- Vacunar a la madre durante el embarazo, ya que le pasa anticuerpos a través de la placenta.


2- Vacunar al entorno más cercano del bebé, es decir, sus padres y hermanos para evitar que estos puedan contagiarle.


3- Lavarse bien las manos y con mucha frecuencia para evitar el traspaso de virus, sobre todo al venir de la calle o cuando vamos a coger o tocar al recién nacido.


4- Evitar el contacto con personas que estén enfermas.


5- Evitar las aglomeraciones en estos meses, puesto que, cuanta más gente, más virus circulando.


6- Alimentar al recién nacido con leche materna, el mejor alimento para el bebé ya que refuerza su sistema inmunitario y le protege contra infecciones.


7- Cubrirse la nariz y la boca con un pañuelo desechable al toser o estornudar y tirarlo a la papelera al momento.


8- Limpiar y desinfectar a menudo los juguetes y superficies de espacios comunes, especialmente si ha habido alguien enfermo en casa. 


Fuentes:

Dr. Javier Macías Pardal, especialista de Doctoralia.es.

Dr. Javier Sarmiento Martínez, especialista de TopDoctors.es

EnFamilia: “Vacuna de la gripe”, https://enfamilia.aeped.es/prevencion/vacuna-gripe; “Gripe. Recomendaciones de vacunación 2018-2019”, https://enfamilia.aeped.es/prevencion/gripe-recomendaciones-vacunacion-2018-2019

Fecha de actualización: 07-12-2018

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.