Mi bebé tose mucho

Mi bebé tose mucho
comparte

La tos en el bebé es uno de los motivos que lleva a un padre a Urgencias con mayor frecuencia, a pesar de que en la mayoría de los casos no reviste gravedad.

Toser es un mecanismo de defensa del organismo para limpiar las vías respiratorias, que se activa cuando se irritan las mucosas de éstas; pero también es uno de los síntomas respiratorios más habituales y más molestos, razón por la cual puede poner en alerta a los progenitores.

 

En los lactantes la causa generalmente suele ser una infección de las vías respiratorias producida por un virus, que provoca un incómodo aunque inofensivo catarro común. Ahora bien, en determinados casos la tos puede estar relacionada también con otras patologías, algunas de considerable seriedad, como neumonía, bronquitis, bronquiolitis, tos ferina… Por eso es importante percibir si la tos va a acompañada de fiebre, expectoración purulenta, vómitos, sangre (hemóptisis), malestar general, etc. Y su duración en el tiempo.

 

La tos en sí misma no es una enfermedad, pero sí un síntoma, razón por la cual se necesita evaluar al niño y conocer el origen de la irritación que la produce.

¿Qué necesita realmente mi bebé cuando nazca?

¿Qué necesita realmente mi bebé cuando nazca?

A medida que se acerca la fecha del parto, surge una nueva complicación para los futuros papás, sobre todo para los primerizos: hacerse con todos los objetos necesarios para el cuidado del bebé. La gama de artículos de puericultura disponible en el mercado es tan variada y amplia, que lo más normal es que los padres sientan mareos al enfrentarse a las compras. Antes de quemar tu tarjeta de crédito en un centro comercial, valora qué es realmente necesario y qué no.

 

Actualmente la infección más preocupante en los lactantes es la causada por el virus respiratorio sincitial, siendo los prematuros los más vulnerables a ella.

 

Tratamiento y medidas de prevención

 

- El contagio de las infecciones respiratorias se produce por el contacto con las secreciones de la persona infectada, especialmente cuando esta tose, besa, estornuda, etc. Los virus además suelen sobrevivir bastante tiempo en la piel o en las superficies de los objetos. Por eso las guarderías y lugares donde se congregan muchos niños son un foco común de transmisión de estos virus. No siempre es fácil evitarlas, teniendo en cuenta el modo de vida actual en el que ambos padres trabajan, pero si las circunstancias lo permiten es aconsejable hacerlo.

 

- Lavarse bien las manos antes de tocar al bebé es una medida preventiva sencilla y eficaz.

 

- Debe evitarse fumar en los mismos espacios en los que esté presente el bebé.

 

- Procurar ofrecer con mucha frecuencia agua, leche materna o fórmula al lactante, para evitar la deshidratación y mantener el nivel de humedad óptimo de las vías respiratorias.

 

- Los lavados nasales con suero pueden ayudar a mover las flemas y mocos de las vías respiratorias altas.

 

- La administración de medicamentos antitusivos solo debe llevarse a cabo bajo prescripción médica. No obstante no se recomienda porque, como veíamos, la tos tiene una función importante, y al desaparecer se impediría la eliminación de secreciones.


0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×