×
  • Buscar
Publicidad

Cuánto dura un resfriado en bebés

Cuánto dura un resfriado en bebés

Un resfriado es la manifestación de una infección de las vías respiratorias altas, causada por un virus. Existen distintos tipos de virus que provocan los resfriados o las gripes, su versión más grave, pero por el momento no existe ninguna cura con que combatirlos. Por lo general se trata de procesos infecciosos leves cuyos síntomas no duran más de 4 o 5 días. Si bien, la cosa cambia cuando hablamos de bebés o recién nacidos.

Publicidad

Indice

 

El catarro puede durar hasta 9 días

En los lactantes estas infecciones suelen ser más frecuentes y la aparición de síntomas más escandalosa. Su sistema inmunitario es aún inmaduro y por lo tanto son más proclives al contagio. Pero a pesar de ser molesto (tanto para el bebé como para su mamá), raro es el caso que se complica.

Una infección como el catarro suele durar entre 7 y 9 días. Tiene un periodo de incubación de 2 a 4 días, que es el momento en el que los síntomas son menos evidentes, pero el niño es más contagioso. A partir del segundo día empiezan a aparecer síntomas como goteo nasal, tos, estornudos, lagrimeo, etc. y suelen remitir al cabo de 7 o 10 días.

No te puedes perder ...

Y tambien:

Ahora bien, en muchas ocasiones, no pocos padres se alarman ante un resfriado que no termina nunca y parece no curarse.

 

¿Puede un resfriado durar un mes o más?

En realidad, aunque tengamos la sensación de que nuestro bebé ha contraído un catarro eterno, la explicación está en la concatenación de éstos. Lo habitual es que tras un resfriado, quien lo padezca, desarrolle inmunidad al virus concreto que provocó dicha infección, sin embargo, como veíamos, en el origen de los resfriados pueden estar implicados cientos de virus diferentes y cualquier persona, especialmente los bebés que son más sensibles, pueden infectarse nuevamente por otro virus al que no están inmunizados y empezar otro proceso catarral antes de que los síntomas del anterior hayan cesado. Y así parecer que el resfriado de nuestro pequeño no tenga fin.

Tampoco significa que el niño tenga bajas las defensas o que el catarro esté “mal curado”. Como decíamos ningún catarro tiene cura. Simplemente no ha terminado de sanar de uno cuando se contagia y comienza a incubar la enfermedad de nuevo.

Lo más importante para hacer frente a las amenazas es contar con un sistema inmunitario sano, que se consigue con una buena alimentación (la lactancia materna en el caso de los bebés es crucial) y un correcto descanso.

No existen medicamentos para curar los resfriados. Y están especialmente contraindicados los antibióticos. Los fármacos que se administran están destinados a aliviar los síntomas que acompañan a un catarro (moqueo, fiebre, estornudos, catarro, decaimiento, malestar, dolor muscular, cefaleas, etc.) pero nunca acortarán la duración del catarro o eliminarán el virus.

 

Factores que favorecen la repetición de contagios

Los virus que provocan el catarro se propagan por el aire y se transmiten a través de estornudos, toses, inhalación, contacto directo, etc. por las vías respiratorias. Es normal, por lo tanto que los lugares, especialmente los cerrados, donde se concentran muchos niños, se intercambian juguetes, se juntan unos con otros y comparten objetos, como las guarderías, colegios, ludotecas, piscinas, etc. sean grandes focos de infección. Además cuanto menor es el niño y más expuesto esté a otros contagiados más probabilidades tiene de resfriarse.

Sin embargo en contra de lo que se cree, las bajas temperaturas no provocan resfriados. Es cierto que en las estaciones más frías, en invierno y otoño, la incidencia de esta enfermedad es mayor, pero esto se debe a que, especialmente los niños, conviven juntos y en lugares cerrados durante más tiempo que en épocas de calor. Además las vías respiratorias son más susceptibles y propensas al contagio con el frío y los ambientes secos, que las irritan y las vuelven más vulnerables. Pero un catarro puede hacer acto de presencia en cualquier momento del año.

 

Consecuencias de un resfriado en bebés

En ocasiones, un catarro mal curado puede provocar una infección mayor como bronquitis o neumonía.

 

 

También hay veces que se produce una sinovitis transitoria de la cadera, una inflamación en la articulación de la cadera que hace que el niño no pueda andar transitoriamente. Se pasa sola en unos días.

 


Fuentes: Blog EnFamilia de la AEP: "¿Cuál es la duración normal de la tos y los síntomas del resfriado?", https://enfamilia.aeped.es/noticias/cual-es-duracion-normal-tos-sintomas-resfriado

Fecha de actualización: 15-06-2020

Redacción: Lola García-Amado

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.