×
  • Buscar
Publicidad

Mi bebé tiene miedo a dormir solo

Mi bebé tiene miedo a dormir solo

Algunos niños experimentan miedo al tener que dormir solos en su habitación. Es algo normal y pasajero, pero deberás tener mucha paciencia y acompañarle en su miedo para conseguir que lo supere cuando esté preparado.

Publicidad

¿Por qué tiene miedo?


Algunos bebés, cuando pasan de la habitación de sus padres a la suya, lo hacen sin ningún tipo de problema, casi como si no se dieran ni cuenta de que ya no duermen en la misma habitación que sus papás.


Sin embargo, otros experimentan miedo al estar solos por la noche ya que piensan que sus papás les han abandonado o que no van a acudir a su llamada. Este miedo es normal en algunos bebés y no debes preocuparte ya que refleja su adaptación a una nueva situación a la que no estaba acostumbrado, lo que le provoca inseguridad.


Si es el caso de tu bebé, no te angusties y sigue estos consejos.


¿Cómo ayudarle a superar su miedo a dormir solo?


- Nunca le obligues a hacer algo que no quiere, si tiene miedo de quedarse solo, deberás estar con él hasta que se duerma o, si es muy pequeño, puedes plantearte volver a llevar la cuna a su habitación y esperar unos meses a que esté más preparado.


- Establece una rutina fija para la hora de irse a la cama. Las rutinas les dan seguridad y hacen que no sientan medio al saber lo que viene después. La rutina más habitual es baño-cena-cuento-cama, pero podéis crear vuestra propia rutina.

No te puedes perder ...

Y tambien:


- Si el niño aprende a dormirse solo en su cama, no tendrá miedo si, de repente, se despierta en medio de la noche y ve que no hay nadie con él. Por eso, debes acostarlo en su cuna o cama para dormir, nunca dormirle en tus brazos o en el sofá. Tiene que acostumbrar a dormirse en su lugar de descanso.


- En cuanto se despierte por la noche y te llame o llore, debes acudir a su llamada al momento para que sienta que estáis pendientes de él y que siempre iréis a su habitación si necesita algo. Así, en seguida dejará de tener miedo ya que comprenderá que, aunque no estéis presentes, no está solo.


- No le saques de la cuna o la cama cuando llore a no ser que sea necesario. Dale la mano, cántale una canción, háblale… hasta que se calme y se duerma de nuevo solo. Y si hace falta, quédate un poco más hasta que compruebes que realmente se ha dormido.


- Nunca te enfades ni te burles de sus miedos. Es normal sentir inseguridad y miedo ante situaciones nuevas, debes respetarlo y entenderlo.


- Si ya es un poco mayor, explícale que dormir solo en su habitación tiene muchas ventajas y podrá tener más espacio, acostarse con sus peluches, etc. Incluso jugar un ratito o leer un cuento en la cama antes de dormirse.


- Prueba a dejarle un peluche o su juguete favorito en la cama y dile que le protegerá y vigilará por la noche para que no le pase nada. Así no se sentirá solo.


- Si lo que le pasa es que le da miedo la oscuridad, prueba a dejar una luz indirecta (una luz de compañía, la luz del pasillo…) para que no esté todo tan oscuro.


- Es muy importante que siempre le escuches y le preguntes por qué tiene miedo o qué le pasa. Quizá crea que hay monstruos en su cama o que no vais a estar cerca si algo le ocurre. Intenta aclarar el origen de su miedo para darle una mejor respuesta.


- Transmítele siempre afecto, amor, comprensión y cariño, es la mejor manera de que supere sus miedos y sea una persona segura de sí misma.


- No le obligues a enfrentarse solo a sus miedos, hazlo siempre con él o deja que pase un tiempo para que madure y comprenda que no pasa nada malo por dormir solo.


- Alaba sus avances y prémiale cuando se vaya a la cama solo sin llorar y no manifieste miedo.


- Cuando se ponga nervioso o experimente miedo, trata de distraerle con juegos, canciones, cuentos… 


Foto: Creado por Yanalya - Freepik.com


Fecha de actualización: 15-11-2017

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.