• Login
  • Registrarme
×


×
×

Tiene miedo a dormir

Tiene miedo a dormir
comparte

Muchos niños se resisten a irse a la cama porque padecen somnifobia, o lo que es lo mismo, miedo a dormir. Este temor, que puede ser normal a ciertas edades, puede llegar a convertirse en una fobia si no se trata a tiempo.

Casi todos los niños atraviesan por una serie de etapas en las que sienten miedo ante determinadas situaciones. Estos miedos, normales a lo largo de su evolución psicológica, al igual que vienen se van.

 

Hacia los 4 años es normal sentir miedo a la oscuridad, a la muerte, a no despertarse nunca más… Lo que se traduce en miedo a dormir o somnifobia.

 

Este miedo es habitual en muchos niños, sobre todo si han sufrido la pérdida de un ser cercano, ya que aún no comprenden bien el significado de la muerte y les asusta dormirse y “morirse”.

 

También es frecuente que la causa de estos miedos se halle en las pesadillas recurrentes que pueden haber tenido en las noches anteriores. Estas imágenes que le atormentan por la noche se mantienen como experiencias muy reales, lo que le hace tener temor a acostarse y volver a tenerlas.

 

Lo normal es que este miedo se pase solo con el tiempo, a medida que el niño crece y evoluciona. Pero en ocasiones, se convierte en una fobia constante que causa tanto temor al niño que es incapaz de irse a la cama y dormirse. Se niega a acostarse, llora, patalea… y cuando logras meterlo en la cama, no puede dormirse, da vueltas, está asustado, os llama y llora.

 

Este tipo de fobia genera mucho estrés y un importante deterioro tanto físico como mental, ya que ni su cuerpo ni su mente descansan.

 

Todas estas manifestaciones muestran que el niño está pasándolo realmente mal y necesita ayuda.

 

¿Cómo puedo ayudarle?


 

- Habla con él para averiguar qué es lo que le da miedo exactamente de irse a la cama (las pesadillas, no volver a despertar, no poder respirar por la noche…) e intenta hacerle ver que no tiene que tener miedo, que dormir es bueno para la salud y que durmiendo también puede tener sueños bonitos y vivir aventuras.
 

- Antes de irse a la cama, léele un cuento con un buen final o haced algo agradable y tranquilo, que le ayude a estar relajado y feliz.
 

- Dale siempre un beso antes de acostarse y las buenas noches. Haz que ese momento sea acogedor y especial para todos.
 

- Quédate con él a su lado mientras concilia el sueño, al menos los primeros días hasta que lo vaya superando. Tu presencia a su lado le calmará y se sentirá seguro.
 

- Si la presencia de un muñeco o peluche en la cama le ayuda a tener menos miedo, permíteselo. Aún es pequeño, ya tendrá tiempo de dejar de dormir con juguetes.
 

- Cuando se muera algún familiar o conocido, no le digas frases como “Está durmiendo en el cielo” o “Ya no volverá a despertarse”. No le confundas ni le hagas pensar que la muerte es igual que dormirse.
 

- Si ves que pasan las semanas y no mejora, buscad ayuda de un profesional.

 

Redacción: Irene García

0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
Volver

Utilizamos cookies para mejorar la calidad del servicio, medir la audiencia y ofrecerle publicidad que pueda ser de su interés. Si continua navegando entendemos que acepta nuestra Política de Cookies.