×
  • Buscar
Publicidad

Estoy amamantando y me salió una bolita en la axila

Estoy amamantando y me salió una bolita en la axila

Si notas que te ha salido un bulto o bolita en la axila es normal que te preocupes y empieces a pensar en cáncer, pero debes saber que lo normal es que estos bultos sean inofensivos y desaparezcan solos. No obstante, debes consultar a tu médico para salir de dudas.

Publicidad

Índice

La axila tiene un papel importante en la exploración que se recomienda hacer de forma rutinaria a las mujeres. Esta palpación debe hacerse levantando el brazo y realizando con la punta de los dedos y la palma de la mano contraria, tanto en la parte central de la axila como en la parte de la pared torácica y el borde del músculo dorsal ancho. Un bulto o bolita en la axila puede formarse por muchos motivos, la mayoría de ellos leves y algunos relacionados con la lactancia, por lo que es normal que te salgan mientras estás dando el pecho, aunque los bultos en esta zona siempre nos hacen pensar en cáncer de mama, hay muchas otras razones:

Forunculosis

Es la infección e inflamación de una glándula de sudor causada por el crecimiento de un vello de la axila que se enquista, lo que se conoce comúnmente como “golondrino”. Cuando esta glándula se infecta, obstruye la salida del sudor, lo que provoca el crecimiento de bacterias. Al acumularse las bacterias y causar una infección, se forma un bulto en la axila o quiste que puede ser doloroso al tacto. El bulto puede ser más o menos grande y, aunque puede ser muy molesto, es totalmente inocuo.

Este tipo de infecciones son más habituales en mujeres y en personas obesas, con diabetes o con enfermedades inmunitarias.

Para tratar este tipo de bultos hay que aplicar calor seco y pomadas desinfectantes. En algunos casos puede ser necesario antibióticos o incluso una pequeña intervención quirúrgica con bisturí para drenar el bulto y permitir la salida del pus acumulado dentro.

Y para prevenirlos debes tener cuidado cuando te depiles las axilas para evitar que los vellos se enquisten. Lávate las axilas haciendo una pequeña exfoliación para que los poros se abran y el vello crezca sin problemas. Intenta también usar desodorantes que no tengan muchos químicos ni sean muy agresivos.

Inflamación de los ganglios

No te puedes perder ...

¿Por qué mi hijo no crece?

¿Por qué mi hijo no crece?

A veces nos damos una idea de que tan altos van a ser nuestros hijos con sólo ver nuestra estatura y la de nuestra pareja. Sin embargo, hay casos en los que los hijos suelen ser mucho más altos que ambos padres o a veces mucho más chiquitos. Cuando este es el caso nos causa curiosidad si todo marcha bien con nuestro hijo y queremos saber por que´parece que se ha estancado en una altura.

Y tambien:

Una linfadenitis o inflamación de los ganglios se produce cuando nuestro cuerpo lucha contra algún virus. En ese momento, los ganglios pueden inflamarse y aparecer un bulto o más en las axilas u otras zonas en las que hay gran cantidad de vasos linfáticos, como las ingles. La linfadenitis puede ocurre sobre todo después de infecciones cutáneas u otras infecciones causadas por bacterias.

Si esto ocurre, el médico hará un análisis de este líquido para establecer la causa de la inflamación y saber qué tipo de bacteria o virus la ha causado. De esta forma, se podrá mandar el tratamiento adecuado.

Linfoma

Aunque es una pequeña posibilidad, también es posible que la aparición de un bulto o bolita en la axila se deba a un linfoma que puede ser un “linfoma no Hodking” o un “linfoma tipo Hodking”. Pero tranquila, aunque sí es un tipo de cáncer, el tratamiento es muy efectivo  y la supervivencia del linfoma no Hodking es del 90% y del linfoma Hodking del 70%. En este caso, el bulto suele ir acompañado de otros síntomas como unas décimas de fiebre, problemas de sueño y mucha sudoración durante las noches, además de pérdida de peso. Además, los ganglios problemáticos de las axilas suelen medir más de 1 cm, si es más pequeño no suele implicar nada grave (lo que tampoco significa que por ser más grande sea necesariamente maligno). El tratamiento suele ser quimioterapia.

Obstrucción conducto leche

Cuando la leche queda retenida en los conductos mamarios, estos se taponan y se inflaman. En este caso, la inflamación está más localizada en una zona pequeña del pecho. Comúnmente aparece en la parte cercana a la axila. Se trata de un bulto, enrojecido, caliente y doloroso al tacto.

Para solucionar la obstrucción se debe masajear la zona para ayudar a que la leche fluya. También puedes extraerte la leche para evitar que se acumule más leche y dar de mamar con mucha frecuencia. No debes dejar la lactancia, al contrario, seguir dando el pecho y hacerlo con más frecuencia puede ayudarte. El masaje inconsciente que realiza el bebé con la barbilla al mamar ayuda al drenaje de la leche, por lo que conviene que su barbilla coincida con la parte afectada.  Si el bulto está en la parte superior la postura ideal para dar el pecho es la de la loba (la madre a cuatro patas y el bebé tumbado en sentido contrario para que la barbilla toque la parte superior del pecho).

También es conveniente aplicar calor antes de las tomas para que a leche fluya y frío entre tomas para evitar la inflamación. La obstrucción de conducto suele remitir al cabo de unos días y el bulto desaparecerá en ese momento.

Cáncer

Un bulto en la axila también puede ser un signo de cáncer de mama, aunque es más raro, por eso en las revisiones se palpan los senos y las axilas. En este caso el ganglio es duro y fijo, no se mueve al tocarlo. El médico deberá hacer una biopsia del mismo para saber su origen así como una ecografía o resonancia magnética de la mama para averiguar si el bulto está causado por un cáncer de mama o no. La buena noticia si así fuera es que el cáncer de mama actualmente tiene en la mayoría de los casos muy buen pronóstico. Se trata con cirugía, radioterapia y quimioterapia y la tasa de supervivencia es muy alta.

Aún se desconocen las causas del cáncer de seno, pero existen algunos factores de riesgo, entre ellos se incluyen:

- edad

- género

- raza

- historial familiar y factores genéticos

- historial de cáncer previo (como cáncer de colon o cáncer de ovario)

- senos densos (con una gran cantidad de glándulas, conductos, etc.)

- índice de masa corporal

- uso de terapias de reemplazo hormonales

- consumo de alcohol

edad de la primera menstruación, número de embarazos viables y la edad de primer parto


Te puede interesar:

El percentil de peso del bebé suministra una información útil al pediatra para determinar si un bebé está creciendo adecuadamente en relación a otros de su misma edad.

Fuente:

La guía de las futuras mamás, Ed. Pearson Alhambra.

RadiologyInfo, https://www.radiologyinfo.org/sp/info.cfm?pg=breast-cancer

 

Fecha de actualización: 12-02-2020

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

Publicidad