×
  • Buscar
Publicidad

¿Es normal tener bolitas en el seno?

¿Es normal tener bolitas en el seno?

Es probable que, palpándote los senos, te hayas notado alguna bolita, lo que te ha hecho alarmarte pensando que tienes cáncer de mama. Sin embargo, debes saber que las bolitas en los pechos son normales y no siempre indican algo maligno o problemático.

Publicidad

Indice

 

Las bolitas en los senos son habituales y, la mayoría de las veces, no indican un proceso maligno ni un tumor cancerígeno. Estas son algunas causas de la aparición de bolitas en los pechos.


Mastopatía fibroquística

Es una condición benigna que provoca que el seno se vuelva grumoso debido al crecimiento excesivo del tejido mamario. Es una enfermedad más común en mujeres en edad fértil, aunque también puede aparecer después de la menopausia. Las mamas se vuelven fibroquísticas en el embarazo, la lactancia, la menopausia o con el uso de medicamentos hormonales ya que estos quistes o bolitas van ligados a los cambios hormonales.

No te puedes perder ...

¿Es normal tener agruras en el embarazo?

¿Es normal tener agruras en el embarazo?

En el embarazo tendremos bastantes cambios fisiológicos, por lo que se presentarán distintos síntomas que nos harán sentir disgustadas o dejarán con un mal sabor de boca. Las mujeres suelen presenciar las agruras por primera vez durante la gestación. Es esa sensación de ardor que va desde el pecho, específicamente el esternón, hasta la garganta.

Y tambien:

Además, estas bolitas suelen ser dolorosas y fibrosas. El dolor puede aparecer en una o ambas mamas y en cualquier momento del ciclo menstrual, aunque son más habituales en los días de la menstruación.

También puede causar comezón, dolor en las axilas, incomodidad y descarga del pezón cremosa, blanca o verdosa, pero no sangrienta.

En este caso no hace falta ningún tratamiento ya que estos quistes desaparecen solos con el siguiente cambio hormonal. Se recomienda tomar analgésicos para el dolor e hidratarse mucho para evitar la retención de líquidos.


Quistes

Los quistes son pequeños bultos benignos que son más comunes en las mujeres con mamas fibroquísticas. A diferencia de los tumores, los quistes son lisos, su tamaño puede variar y suelen desplazarse por toda la mama. Algunas veces son muy pequeños y no suelen causar dolor.

Estos quistes no suponen ningún riesgo para la salud, por lo que no suele ser necesario tratamiento. Solo si son muy grandes se recurre a la cirugía.


Fibroadenomas

Son tumores benignos que aparecen en las mamas y que no tienen relación con el cáncer. Aparecen por el crecimiento excesivo, anormal y rápido de las células de los senos. En este caso se forman unas bolitas duras formadas de masa sólida. Al estar formadas de tejido mamario, se mueven fácilmente debajo de la piel, son elásticas y tienen bordes lisos y definidos.

Pueden causar dolor y pueden llegar a ser bastante grandes. Incluso pueden causar secreción del pezón si se hallan cerca de este.

El tratamiento en este caso consiste en extirpar parte del bulto para hacer una biopsia para confirmar el diagnóstico y, si causa dolor o es muy grande, extirparlo mediante cirugía.


Tumores filoides

Estos tumores son poco frecuentes y nunca deja de crecer. En el 95% de los casos son benignos y no provocan metástasis, pero, debido a que no dejan de crecer, deforman la mama, por lo que hay que extirparlos en seguida y, si fuera necesario, reconstruir la mama.


Cáncer de mama

Por último, también es posible que la causa de la aparición de alguna bolita en el seno sea un tumor maligno o cáncer.

En este caso se trataría de una masa de bordes irregulares y muy dura que puede estar acompañada de cambios en el pezón y en la forma de la mama, enrojecimientos y secreción amarillenta o verdosa a través del pezón.

En una primera fase este es el único síntoma del cáncer. Por eso es importante auto explorarse y, si se nota cualquier tipo de bulto, acudir al médico para que lo analice ya que el éxito en la cura del cáncer está en detectarlo muy pronto, antes de que se extienda por el sistema linfático.

El tratamiento del cáncer de mama dependerá del tipo de tumor, el grado de la enfermedad o si el tumor ha producido en el cuerpo el gen HER2/neu. Los tratamientos más habituales son cirugía, quimioterapia y radioterapia.

 

¿Cómo se diagnostican y evalúan los bultos en el pecho?

Aunque la mayoría de los bultos en el pecho no sean malignos (cáncer) la evaluación de los mismos normalmente requiere que se realicen exámenes por imágenes.

- Mamograma: se expone a los senos a una pequeña cantidad de radiación para obtener imágenes del  interior de los senos. Se toman dos imágenes simples o dos imágenes en 3D. Aunque se podrían necesitar imágenes adicionales.

- Ultrasonido de senos: en está utilizarán ondas sonoras para crear fotografías del interior de los senos. Con esta prueba se podrían captar imágenes que son difíciles de ver con un mamograma, también se podrá determinar si el bulto es sólido o líquido.

- RMN del seno: utiliza un poderoso campo magnético y pulsos de radiofrecuencia para producir imágenes muy detalladas del interior de los senos. Esta es la prueba más potente pero no es recomendada para todas las mujeres ya que requiere una inyección de material de contraste.

Si en estos exámenes no se puede determinar con seguridad que el bulto es benigno se llevará a cabo algún tipo de biopsia:

- biopsia guiada por ultrasonido: se encontrará el bulto con ultrasonidos, se aplicará anestesia local y luego se introducirá una aguja fina con la que recoger una muestra para observarla bajo el microscopio. El proceso es rápido pero se necesitarán unos días para obtener los resultados.

- biopsia estereotáctica: en este tipo de autopsia se encontrará el bulto con rayos X para posteriormente introducir la aguja de muestreo con la que recoger fibras para determinar si el bulto es benigno o maligno. El procedimiento sigue siendo rápido pero habrá que esperar a los resultados.

- biopsia guiada por RMN: el bulto se encontrará gracias a una máquina de RMN, el procedimiento será el mismo que en las anteriores y el tiempo también.

Normalmente el radiólogo coloca un marcador metálico imperceptible a simple vista en el área donde se ha obtenido la muestra con el fin de que si se encuentra en un futuro otros bultos residuales tenerlo en cuenta.

Si se comprueba que es cáncer, como norma general se le realizará una cirugía y después de la misma se podrían utilizar distintos tratamientos de radioterapia para eliminar la posibilidad de cualquier cáncer microscópico.


Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.